Dinero y Trabajo
LO ÚLTIMO:
Dimite la ministra de Trabajo británica leer

El euro vive un día histórico entre voces que hablan de una nueva bajada de tipos

La moneda única superó ayer el cambio de 1,2511 dólares, el mejor registro desde su puesta en circulación. Tanto la divisa como las bolsas europeas encaran la recta final del ejercicio en tono positivo. Entre tanto, la prensa alemana asegura que el BCE actuará en breve para acabar con la tendencia alcista.
EL DÍA/EFE, Tenerife/Fráncfort
30/dic/03 0:48 AM
Edición impresa

El Banco Central Europeo (BCE) estudia un recorte de los tipos de interés de la eurozona con el fin de frenar la tendencia alcista de la divisa europea frente al dólar, según distintas informaciones que publicaron ayer periódicos alemanes, precisamente el día en que el euro marcó un nuevo récord histórico, al situarse por encima de los 1,25 dólares.

Así, el "Financial Times Deutschland", que se remite a una "alta personalidad" dentro del BCE, la entidad europea está sopesando reaccionar ante la escalada del euro y tomará una decisión en las próximas cuatro u ocho semanas.

"La rápida subida del euro introduce un elemento de inseguridad en nuestros pronósticos", cita el periódico. Según las últimas estimaciones del banco europeo, la economía del área crecerá un 1,6% en 2004, mientras que la inflación se situará en el 1,9%. Estos pronósticos fueron realizados con un euro en torno a los 1,17 dólares.

Un portavoz del banco europeo consultado por "Efe" declinó hacer comentarios al respecto.

El banquero citado por "Financial Times Deutschland" señala que el BCE "no está sorprendido por la rápida bajada del dólar", pues ya había advertido de los desequilibrios de la economía estadounidense. Además, califica las últimas declaraciones de los gobernadores de los bancos centrales de Holanda y Bélgica, Nout Wellink y Guy Quaden, que recientemente manifestaron su preocupación por la escalada del euro, de "intervenciones verbales" del BCE para frenar el ascenso de la divisa.

Añade que, junto a la apreciación del euro, hay otros factores que son importantes para el banco europeo y que deben ser evaluados. Así, si la economía mundial intensifica su crecimiento, se contrarrestarán los efectos negativos del avance de la moneda única. Además, un euro fuerte permite mantener controlada la inflación, porque reduce los precios de las importaciones. Hasta este otoño, el banco europeo había insistido en que no existen motivos para seguir bajando los tipos de interés del área, en el 2% desde el pasado junio. Sin embargo, la moneda única se ha apreciado un 13% desde mediados de septiembre y un 15% en lo que va de año, recuerda el diario germano.

Por su parte, el director del servicio de estudios de las Cámaras de Comercio, Juan José de Lucio, señaló ayer que la tendencia de apreciación del euro seguirá en los próximos meses. De Lucio apuntó, entre los factores que pueden contribuir a que continúe la "sobrevaloración" de la divisa europea, la celebración de elecciones presidenciales en Estados Unidos y la persistencia de desequilibrios estructurales en la economía de dicho país. Este analista consideró "elevada" una cotización del euro por encima de 1,20 dólares, ya que supera en más del 10% el nivel "de equilibrio" (entre la paridad y 1,10 dólares por unidad).

En cuanto al impacto de esta situación sobre la economía española, De Lucio admitió que la fortaleza del euro afecta negativamente a las ventas al exterior, pero reseñó que el efecto es limitado, debido a la alta concentración de nuestras exportaciones en países con los que comparte moneda.

A falta de una sesión para acabar el año, la Bolsa española logró ayer el décimo máximo anual consecutivo en 7.760,40 puntos después de subir un 0,83%, animada por el alza de los mercados internacionales. Así, el principal indicador del mercado español, el Ibex-35 acumula en el año una ganancia del 28,55%.

Por su parte, el índice general de la Bolsa de Madrid subió un 0,68% y también consiguió un nuevo máximo anual en 809,89 puntos, mientras que el tecnológico Ibex Nuevo Mercado avanzó un total del 0,11%.

Los índices más relevantes de los mercados europeos también se encontraban en máximos anuales. El Dax Xetra de Fráncfort avanzó un 1,27% hasta 3.952,72 puntos; el Cac-40 de París ganó un 0,3% y quedó en 3.520,79 puntos y el Ftse-100 de Londres, un 0,29%, hasta 4.457,50 puntos. Milán subió un 0,58%.

Los grandes valores, especialmente los bancos, se beneficiaron de las prometedoras expectativas económicas para Brasil en 2004, anunciadas ayer por su presidente, Lula da Silva. Así, BBVA avanzó un 1,39% y acabó en el máximo del ejercicio, 10,91 euros, al igual que SCH, que concluyó en 9,31 euros tras ganar un 1,2%. Todos los sectores del mercado madrileño acabaron con ganancias, que comandó bienes de consumo con un alza del 1,22%; energía avanzó un 0,86%; servicios financieros, un 0,84% y construcción, un 0,63%.