Vivir

El acuerdo para repatriar a los menores entró ayer en vigor

El Cabildo de Fuerteventura ya ha comunicado que saldrán hacia Marruecos 43 menores inmigrantes de esta nacionalidad, en virtud del Memorando de Entendimiento firmado entre España y el reino alauí el pasado día 23.
30/dic/03 0:50 AM
Edición impresa

El acuerdo para repatriar a Marruecos los menores inmigrantes no acompañados que han entrado en España por una vía irregular entró ayer en vigor, tal y como confirmaron ayer a EL DÍA distintas fuentes gubernamentales.

El pasado día 23 se firmó un Memorando de Entendimiento entre España y Marruecos sobre repatriación de menores marroquíes no acompañados, en virtud del acuerdo alcanzado en la última cumbre bilateral de Marraquech, durante el 8 y 9 de diciembre.

El Cabildo de Fuerteventura ya ha comunicado que saldrán de la isla majorera 43 menores inmigrantes, que permanecen en el centro de acogida.

En el único centro de acogida de menores que existe en la Isla, situado a unos ocho kilómetros de su capital, conviven, a día de hoy, 43 niños, todos varones y la mayoría de procedencia marroquí, y con edades comprendidas entre los 8 y los 17 años.

Estos niños alcanzaron las costas de Fuerteventura a bordo de pateras y, según algunos de sus testimonios, fueron enviados por sus familiares con el objetivo de alcanzar, tras su mayoría de edad, la regularización y un posible trabajo en España.

El acuerdo firmado entre España y Marruecos señala que los niños marroquíes que lleguen sin familia serán entregados de forma inmediata a las autoridades fronterizas de Marruecos, y en el caso de llevar ya tiempo en el país serán identificados y se les expedirá la documentación que acredite su nacionalidad para su repatriación.

Por un lado, si el menor se encuentra en el país hace tiempo y es localizado, las autoridades adoptarán en primer lugar todas las medidas para identificarlo y, después, se procederá a la expedición inmediata de la documentación que acredite su nacionalidad y se facilitará el retorno a su país de origen para su entrega a las autoridades fronterizas.

El segundo supuesto regula que si la localización del menor no acompañado se produce en el mismo momento de la entrada en el otro país a través de un puesto fronterizo, las autoridades del país de acogida lo entregarán de modo inmediato a las autoridades fronterizas del lugar de origen.

Además se creó un comité para establecer y evaluar las condiciones de acogida y reinserción de los menores.