Actualidad
LAS TV PÚBLICAS ¿CUMPLEN CON TENERIFE Y SU PROVINCIA?

Cámaras, información y falta de equilibrio

Representantes de las cinco principales formaciones políticas coinciden en señalar en el debate que Tenerife y su provincia disponen de un escaso eco en las dos cadenas públicas de televisión, si bien algunos matizan que existen diferencias a favor de Televisión Canaria.
25/ene/04 2:21 AM
Edición impresa

Las televisiones públicas que cohabitan en el Archipiélago, Televisión Española en Canarias (TVE-Ca-narias) y Televisión Canaria (TvC), siguen estando salpicadas por la polémica. Salvando a los profesionales que realizan su tarea diaria para llevar la información que se genera en las Islas, lo cierto es que todos los representantes políticos que acudieron al debate organizado por EL DÍA coincidieron en que tanto Tenerife como su provincia no tienen el eco deseado en las mismas y, lo que es peor, ad-vierten una evidente falta de equilibrio en favor de algunos políticos y grupos de intereses de Gran Canaria.

Hace tan sólo unos días, la visita a las dos capitales del Archipiélago del trasatlántico "Queen Mary 2" volvió a marcar un nuevo episodio de controversia en el modo en que fue abordada la noticia por los dos entes públicos, con un desplie- gue de medios y unas referencias en los informativos tan distintos que generaron protestas de los ciudadanos tinerfeños, que vuelven a echar de menos el tan ansiado y re-clamado equilibrio.

En la primera parte del debate, Flora Marrero, diputada de Coalición Canaria en el Parlamento au-tonómico, consideró que "Televisión Canaria sí cumple con la función que tiene como servicio públi-co de hacer llegar la información de las siete islas desde las siete is-las, pero no así Televisión Española, ya que da una información que beneficia más a las islas orientales, sobre todo en el aspecto de los informativos".

Ramón Trujillo, representante de Izquierda Unida Canaria (IUC), se quejó de que ante la proximidad de las elecciones "las televisiones pú-blicas, tanto una como la otra, no permitan acceder en igualdad de condiciones a todas las fuerzas po-líticas y, por lo tanto, seguirán sien-do los partidos políticos con un im-portante respaldo económico quienes acaparen el mayor tiempo, por lo que se produce un veto de facto del poder del dinero. Una de las funciones que deberían cumplir las televisiones públicas sería precisamente romper ese veto y que la ciudadanía pudiera conocer a esas otras. La realidad es que se apuesta por un modelo desarrollista de la sociedad y las voces discrepantes no tienen el necesario y democrático derecho a expresar esa otra visión, por lo que se niega también a la ciudadanía el derecho de conocerlas y, en su caso, una vez informada, elegir cómo quiere que sea la sociedad", argumento. Y añadió que, "en este sentido, cumplen de-ficientemente con Tenerife y con Canarias. Pero es que también a ni-vel estatal, ya que, por ejemplo, en la pasada huelga general, hubo una manipulación informativa que afectó a todo el estado, y también a Tenerife. Cualquier televisión pública que se reclame ese calificativo debería cesar fulminantemente a un responsable de informativos como Urdaci".

"Son gubernamentales"

El presidente insular del Partido Nacionalista Canario (PNC), Juan Jesús Ayala, empezó su intervención anunciando que "en realidad, más que televisiones públicas yo diría televisiones gubernamentales, y tanto la gubernamental española como la gubernamental canaria están cumpliendo con su verdadero cometido que al parecer no es otro que diseñar perspectivas y paneles que se ajusten a los proyectos que tiene el Gobierno y a todo aquello que vaya en defensa y enaltecimiento de ese Gobierno. En concreto, si uno analiza la programación de Televisión Canaria, se encuentran contenidos canarios, pero con poco espacio de tiempo. Es una pena que se gasten tantos millones y se diga que se está haciendo una televisión de cohesión social, una televisión de formación, cuando en realidad se está aprovechando ese dinero público para desestructurar la sociedad y compartimentarla en todos aquellos dirigismos que reproducen los intereses del Gobierno. Los debates interesantes que están en el día a día en la sociedad no aparecen en la televisión, ni intelectuales, artistas, historiadores, deportes... Sólo está presente el fútbol. Ahora vienen unas elecciones en las que los partidos pequeños no van a tener presencia. Una televisión pública, pagada con el dinero de todos, no puede ser solamente la correa de transmisión del poder. Por ejemplo, en Televisión Canaria se ve cuando interviene CC, pero no cuando lo hace, por ejemplo José Segura. Parece que a Paulino Rivero, vaya donde vaya, le sigue una cámara de TvC. Debe ser una televisión neutral, enriquecedora y que no uniformice a la gente", arguyó.

Por su parte, Manuel Armas, se-cretario regional de Acción Electo-ral del Partido Socialista Canario (PSC-PSOE), se mostró de acuer-do con la intervención del anterior contertulio y, sobre todo, con la calificación de gubernamentales de ambos entes públicos de televisión. "Cuando había un gobierno socialista en el Estado, es cierto que se veían sesgos, ahora claramente hay una manipulación, y tampoco hay que ahondar mucho en el argumento, porque la realidad es que en los últimos años esa manipulación es incontestable, marcada incluso por los tribunales, que han desacreditado la posición de quienes dirigen la información que se da y que han obligado a rectificarla. Otra cosa es que en Canarias, donde conozco a los profesionales de un medio y de otro, y que quede claro que la inmensa mayoría de lo que allí trabajan son excelentes profesionales, que cumplen con su labor a la perfección, pero hay directivos, en concreto en Televisión Española en Canarias, que padecen cierta soriasis, aunque no está tan inducido por el hecho de que sea Gran Canaria, sino por quien quiere que las cosas en un medio de comunicación pú-blico vaya por determinados derroteros, en línea y en concordancia con el partido del Gobierno nacional. Dicho esto, también me preocupa que Televisión Canaria base su audiencia fundamentalmente en retransmisiones deportivas. La di-fusión de nuestra cultura y nuestras particularidades no ocupan la parcela que debieran. Y se ven sesgos de quien preside el Gobierno de Canarias. No hay más que re-cordar el resumen que hizo del año pasado a finales del pasado mes, que yo lo definí como auténtico aparato apologístico del Ejecutivo autonómico. Pero sí se nota que el hecho de que los principales centros desde los que se irradia el trabajo de producción e información están en Las Palmas y se nota una especial predilección por la noticia generada en la isla de Gran Ca-naria".

Eva Navarro, concejal del PP en el Puerto de la Cruz, entiende "que Tenerife y la provincia no tiene la presencia que debe tanto a nivel nacional como internacional; además, considero que no debe circunscribirse sólo en el ámbito de las televisiones públicas, sino en todos los medios de comunicación. Nos gastamos muchísimo dinero en promoción. Y la provincia de Santa Cruz de Tenerife requiere muchísima mayor presencia que la que tiene en la actualidad. La realidad es que los medios de comunicación se hacen eco de aquellas notas informativas para cubrir de-terminados eventos cuando se les insiste de su importancia y se ha generado la inquietud informativa. ¿Están nuestros responsables pú-blicos generando y empleando ese dinero de promoción para que se produzca esa actuación informativa sobre la provincia? Será a partir de ahí cuando se pueda establecer el debate y cuando haya que reclamar que se emplee bien. Por lo tanto, Tenerife y su provincia no tienen la difusión que se merecen.

LAS TV PÚBLICAS ¿CUMPLEN CON TENERIFE Y SU PROVINCIA?