Hora última
LO ÚLTIMO:
Denuncian a una empresa de buceo por múltiples infracciones de seguridad leer

Fallece por cáncer el delincuente Ángel Cabrera, "El Rubio"

Cabrera Batista se hizo famoso por ser el autor de la muerte y desaparición del empresario Eufemiano Fuentes en 1976 y protagonizar una fuga que se prolongó durante años. El pasado 3 febrero fue excarcelado ante su deteriorado estado de salud.
EFE, Las Palmas
25/feb/05 2:40 AM
Edición impresa

El delincuente Ángel Cabrera Batista "El Rubio", conocido como autor de la desaparición y muerte en Gran Canaria del empresario Eufemiano Fuentes en 1976, falleció ayer a causa un cáncer en su casa del municipio isleño de Arucas, confirmaron fuentes del ayuntamiento.

Cabrera Batista, famoso dentro y fuera de la isla por su crimen y por protagonizar entonces una sonada fuga que se prolongó durante años, había acabado finalmente en la Prisión Provincial del Salto del Negro años atrás, aunque el 3 de febrero pasado fue excarcelado antes de cumplir totalmente su condena en atención a su deteriorado estado de salud.

Ese hecho le permitió pasar sus últimas semanas instalado en su domicilio familiar, ubicado en su municipio de origen, Arucas.

Casi una leyenda

"El Rubio" es, sin duda, uno de los delincuentes que mayor fama y trascendencia han tenido en la historia negra de Canarias.

El caso de Eufemiano Fuestes saltó en su momento a la actualidad y fue tema de conversación de todo el país, ya que la policía no terminaba de esclarecer el caso ni daban con Cabrera Batista.

En octubre del 1976 fueron encontrados los restos del empresario Eufemiano Fuentes en el Pozo de la Dehesa, en el municipio grancanario de Arucas, mientras que el inspector jefe Rey Mariño falleció a manos de Cabrera en un tiroteo mantenido ese mismo mes con la policía.

"El Rubio", que se convirtió en casi leyenda al estar durante trece años huido de la Justicia española, residiendo en varios países europeos, africanos y americanos, volvió a la actualidad informativa cuando, en agosto de 1989, se presentó voluntariamente en el Juzgado de Guardia de Las Palmas de Gran Canaria para entregarse.

Al año siguiente fue condenado por la Audiencia Provincial a decenas de años de reclusión y fue internado en la prisión de El Salto del Negro, en la isla de Gran Canaria, donde permaneció recluido, salvo por un período en el que fue trasladado a la Prisión del Puerto de Santa María, para salir tan sólo cuando las autoridades temieron su próximo fin a consecuencia de la grave enfermedad que arrastraba.

La muerte de Ángel Cabrera Batista, que se produjo en la mañana de ayer según detallaron las fuentes, tiene lugar tras reducirse en diez años su condena inicial, cuando aún la restaban casi cuatro años de encarcelamiento.