Tenerife Norte
NICOLÁS GONZÁLEZ DEL CARMEN

Un anacrónico 50 aniversario de la Villa de Los Realejos


25/feb/05 19:16 PM
Edición impresa

ESTE PERIÓDICO me publicó un artículo con fecha 7 de diciembre del año 2002 titulado "Por qué y cómo se unificaron Los Realejos", con el siguiente preludio:

"Justificar el porqué es muy fácil: se intenta terminar con el caciquismo que durante unos tres siglos ha mantenido a los dos Realejos separados, utilizando este arma política en beneficio de partidos o particulares, con el consiguiente desprecio de los respetables intereses de ambos pueblos".

Ahora, tres años más tarde, en la creencia de ser el único superviviente de los que luchamos en primera fila por el logro de la unificación de Los Realejos, nacidos del mismo parto y con la única diferencia de ser uno de Arriba y el otro de Abajo, me creo obligado a defender la memoria de los compañeros ausentes, del desprecio que la actual corporación municipal ha tenido para ellos, condenándolos al olvido, sin tener en cuenta que fueron los regidores de los dos municipios los que no dudaron en poner en marcha la creación de la actual Villa de Los Realejos, con un mayor futuro, y que el tiempo ha demostrado su acierto.

Esto ha sido confirmado por la celebración de un anacrónico 50 aniversario, a pesar de ser conocedores del acuerdo tomado por el Gobierno del Estado, aprobando la fusión de los Realejos Alto y Bajo y la creación del nuevo municipio, con fecha 23 de diciembre de 1954, cuyo Decreto fue publicado el día 6 de enero de 1955, día de los Reyes Magos, en el Boletín Oficial del Estado, confirmando así que la vida oficial del nuevo municipio sería, para todos los efectos, el 6 de enero de 1955. A pesar de que todos los hijos de Los Realejos comprendidos entre los 5 años y los 93 (que tengo) somos conocedores de estas fechas, la actual corporación municipal, con total desprecio a la democracia que disfruta hoy el pueblo español, con una actitud dictatorial y caciquil, suspende todos los actos programados y anunciados en todos los medios de publicidad disponibles y silencia las razones que le obligaron a tomar una medida que ha sorprendido a todo el pueblo, lo que cree subsanar haciendo comulgar a los realejeros con piedras de molino del tamaño de un anacrónico acto que fue celebrado el 18 de febrero último, día de san Secundino, que no tiene relación alguna con ningún destacado acontecimiento ocurrido la historia de los 500 años de existencia de los Realejos, y menos con el 6 de enero, día del nacimiento de la Villa de Los Realejos.

Para esta celebración, el alcalde-presidente del Excmo. Ayuntamiento de la Villa de Los Realejos invita a los caballeros que dispongan de un traje oscuro o uniforme de gala a la Sesión Solemne del Pleno de la Excma. Corporación Municipal, con motivo de la celebración del "Cincuentenario de la Fusión de Los Realejos", que tendrá lugar en el Salón de Plenos de las Casas Consistoriales, el viernes 18 de febrero a las 20 horas, rogando a los invitados que estén en el Salón de Plenos antes de las 19:45 horas.

Si algún realejero censura este acto, por estimarlo antidemocrático y caciquil, es por falta de afecto a su pueblo y, además, achacan a las primeras autoridades provinciales de un Estado democrático la asistencia a un acto genuinamente caciquil, dictatorial y antidemocrático, dándole con su presencia una falsa confirmación de legal y democrático, es que es hijo no grato, al no acatar la desinteresada y efectiva administración de la democrática corporación municipal.

Este artículo, que ha sido empezado recordando frases del artículo publicado en este periódico en el año 2002, puede tener el mismo final que aquél, que fue como sigue:

"Lo que se ha dicho o diga que no tenga parecido con lo aquí narrado es contrario a la verdad, asumiendo toda responsabilidad sobre la veracidad de la historia relatada".

NICOLÁS GONZÁLEZ DEL CARMEN