Sucesos

Una niña de cuatro años pierde la vida arrollada en una vía aronera

La pequeña, de origen magrebí, fue embestida por un camión en un tramo de la carretera general de Valle de San Lorenzo. Personal del Servicio de Urgencias Canario (SUC) trasladó a la accidentada a un centro de salud en estado crítico.
P.F./J.D., S/C de Tenerife
7/feb/06 12:37 PM
Edición impresa

Una niña de cuatro años de origen magrebí perdió la vida ayer en un accidente de circulación ocurrido en el término municipal de Arona. Fuentes policiales confirmaron a esta redacción que el percance se produjo alrededor de la una menos cuarto de la tarde en un tramo de la carretera general de Valle de San Lorenzo.

La menor fue atropellada por un camión que circulaba por una vía de Arona que soporta una alta densidad de tráfico. Segundos antes de que se produjera este percance, la pequeña se encontraba en el exterior de una zona comercial. Luego, por causas que están siendo investigadas por un equipo de atestados de la Policía Local de Arona, ésta abandonó la acera y se metió entre unos coches que estaban aparcados en batería. El siguiente movimiento fue trágico, puesto que el conductor del vehículo pesado no pudo percatarse del momento en el que la niña invadía la vía.

Testigos de la tragedia se pusieron rápidamente en contacto con la sala operativa del 112 y fueron movilizados el Servicio de Urgencias Canario, un médico del ambulatorio del Valle de San Lorenzo y policías locales de Arona.

Perímetro de seguridad

Las unidades policiales que atendieron esta emergencia crearon un perímetro de seguridad para que el personal sanitario atendiera a la peatón atropellada.

Ya en el primer reconocimiento médico al que fue sometido la niña, en el mismo punto en el que tuvo lugar el accidente, se valoraron las heridas como muy graves y, como medida de urgencia, se optó por un traslado hasta el centro de salud de Valle de San Lorenzo. Los sanitarios trataron de salvar la vida de la menor, pero la gravedad de las lesiones no le dejaron margen para la esperanza.

Una hora después del golpe, más o menos, los familiares directos de la niña se encontraban en el exterior del centro hospitalario lamentando esta grave pérdida. Funcionarios de la Policía Local aronera pertenecientes al grupo de atestado y unidades de la policía de barrio se encargaron de la gestión del tráfico en la zona y desviaron toda la circulación por otras calles paralelas al punto donde actuaron los medios activados del 112. El objetivo era descongestionar esta vía, ya que era una hora punta. Un juzgado de instrucción aronero investiga las causas del accidente.