Santa Cruz de Tenerife

Llano Alegre pide un nuevo puente

Los vecinos de este barrio, que ha crecido en los últimos años por las promociones de VPO, solicitan el arreglo de la vía que los une con Las Cabritas, por encima de la autopista del Norte, y la mejora de un paseo peatonal anexo.
J. D. MÉNDEZ, S/C de Tfe.
19/mar/06 20:45 PM
Edición impresa

Llano Alegre es un barrio muy poco conocido en la geografía de Santa Cruz. Ubicado en el distrito Ofra-Costa Sur, una buena parte de su entorno corresponde al polígono Industrial de El Mayorazgo, aunque en esa mezcolanza de casas terreras y bloques de nuevas viviendas de protección oficial residen unas 2.000 personas. El colectivo vecinal que las aglutina, la AAVV Juan Pablo I, pide que se arreglen las múltiples deficiencias en el puente que les permite, superando la TF-5, la autopista del Norte, llegar hasta la zona opuesta de Las Cabritas, cerca del Hospital Universitario de La Candelaria. La agrupación vecinal solicita asimismo el arreglo del paseo anexo al puente, ya la otra orilla que corre peligro de derrumbarse, pues su zona inferior está horadada y se encuentra llena de cuevas.

Aquilino Pineda preside desde hace tres años la asociación Juan Pablo I. Con él recorrió EL DÍA un barrio pequeño, pero que ha crecido muchísimo en los últimos tiempos, tal y como relata: "Las casas terreras datan de hace unos treinta años, cuando este barrio se separó administrativamente de Las Cabritas, pero las 57 viviendas se ocuparon hace unos ocho años, las 48 hace cuatro, aproximadamente, y hace un par de meses se dieron las llaves de otras 61 VPO, que no están aún habitadas por completo".

Aquilino Pineda explica que "aunque desde Obras Públicas nos han dicho que van a levantar dos nuevos puentes en la zona, pedimos y exigimos que se arregle el que existe, el de toda la vida, porque lo cierto es que está partido por todos lados, con zonas que están cogidas con vergas y agujeros de grandes dimensiones. Además, por allí pasan constantemente las motos, no de gente del barrio, en su mayor parte, sino, sobre todo, mensajeros o repartidores de las empresas de los alrededores de Llano Alegre".

Pineda explica que "este barrio se conocía con el nombre de Los Escoberos, porque había artesanos que se dedicaban a hacer escobas. El último, don Cayetano, murió hace poco, y el arte se ha perdido".

Pineda denuncia que "el paso que lleva desde el final del puente a la entrada de Las Cabritas se encuentra en muy mal estado. Hay peligro de que se caiga porque está horadado y debajo hay cuevas. Son muchas las personas, sobre todo niños, que pasan por aquí y el peligro resulta evidente. Esta semana han empezado a colocar vallas y han puesto un muro de piedra, que esperamos que sea el principio de la solución a este problema. Pero, repito, aunque hagan dos nuevos puentes, lo primero es arreglar este con urgencia".

El deterioro de la superficie del puente resulta evidente. Por debajo, en la parte que no se ve, es fácil apreciar la herrumbre a consecuencia del paso del tiempo. Ya sobre el propio puente, hay hasta agujeros en el hormigón, que pide a gritos un arreglo.

En otro orden se cosas, Juan Pablo I tiene un pequeño local, "aunque pedimos uno mayor", señala Pineda, propiedad de Viviendas Municipales, donde se realizan múltiples actividades, entre ellas las clases de apoyo a más de cincuenta niños que cuentan con una humilde biblioteca. En la sede social se celebra la misa cada sábado por la tarde, una ceremonia que imparte el padre Javier, cuya parroquia abarca el cercano barrio de Las Moraditas y San Luis Gonzaga de Taco.

Línea de guaguas.- Aquilino Pineda señala que "otra de nuestras peticiones es que la línea 903 de Titsa tenga paradas en esta zona porque entre las personas que han llegado a las 61 viviendas hay minusválidos que precisan transporte púbico. Una parada, la de sentido de bajada, estaría delante del local de Hospiten donde se realizan resonancias y la de subida se ubicaría junto a la empresa Hierros Corona".

Garajes.- Otra carencia que hay que intentar solucionar es "el problema de los garajes de algunas viviendas, ya que en determinados casos se han utilizado para construir nuevas viviendas, aunque en el plano figuraban como plazas de aparcamiento, y en otros están absolutamente inutilizados, ya que se ha convertido en vertederos donde se almacenan escombros, cables y materiales diversos. Allí se dan situaciones que son el caldo de cultivo para que aparezcan ratas, cucarachas, y otro tipo de animales relacionados con la acumulación de suciedad".

Algunas madres han solicitado un micro para trasladar a los niños a los colegios. Los más pequeños del barrio acuden a tres centros educativos: al CP Tagoror, de Chamberí, al de Las Delicias, para el que solicitan un transporte que niega la Consejería de Educación por razones de ratio de alumnos y distancia al colegio, y al de Taco.

Una última reivindicación de Llano Alegre es el arreglo del polideportivo, aunque este tema se va a llevar próximamente a una reunión de la FAIT, en la que se va a tratar de manera colectiva el estado de las canchas para hacer deporte en toda la zona de Ofra.