Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La borrasca deja en Canarias más de 40 litros por metro cuadrado y vientos de 100 km/h leer
MELECIO HERNÁNDEZ PÉREZ

50 años del título de ciudad para el Puerto de la Cruz

17/may/06 18:02 PM
Edición impresa

"Puede decirse que ninguna población canaria ofrece tantos atractivos para el turismo como el Puerto de la Cruz".

(Leoncio Rodríguez)

EL próximo mes de julio se cumplen cincuenta años desde que el Puerto de la Cruz fue declarada oficialmente ciudad con tratamiento de excelentísimo para su ayuntamiento. El municipio no sólo desde la década de los ochenta del siglo XIX había sido considerado de interés turístico, sino desde siempre. Isidoro Luz Carpenter, en su tercera y última etapa como alcalde (1944 a 1963), queriendo fomentar la promoción turística del Puerto, realiza una efectiva gestión en este sentido en Madrid ante su amigo Manuel B. Cerviá Cabrera, a la sazón subsecretario del Ministerio de Información y Turismo, y consigue que dicho Ministerio, del que era titular Gabriel Arias-Salgado y Cubas, que ocupó esta cartera entre 1951 y 1962, acceda a la petición del primer mandatario de declarar a la localidad portuense Lugar de Interés Turístico. La entusiasta exposición verbal del alcalde y el conocimiento de la realidad turística del Puerto de la Cruz por parte del subsecretario hicieron que la solicitud fuera tramitada a la mayor celeridad con una favorable promulgación de la Orden Ministerial. Esta Orden Ministerial, que no Decreto, la firma por delegación del ministro, Manuel B. Cerviá Cabrera, el 13 de octubre de 1955 (B.O.E. nº 299 del 26-10-1955), entre otros argumentos, por "su situación geográfica, clima, belleza de emplazamiento, jardines y vías de comunicación".

A este privilegiado título, al que no debe obviarse -aunque hoy se haya quedado en una anécdota del antiguo poderío- el nombramiento de "Llave de la Isla", conferido por Felipe IV en R.C. del 14 de noviembre de 1648, y que, como símbolo, aparece en el escudo de la ciudad, se añaden otros numerosos premios y distinciones oficiales que la consolidan como centro turístico de primera categoría y, por derecho propio, primera ciudad turística de Canarias y del Estado español, de ámbito europeo. Entre los más destacados, cabe señalar los siguientes: Premio "Populares" (1983) del diario "Pueblo", premio "Turismo" (1984) del Cabildo Insular de Tenerife; el "Sol de España" (1985), de la Unipyme; Medalla de Oro de los premios "Importantes del Turismo" (1985) del Gobierno de Canarias; "Placa de Plata al Mérito Turístico" (1986), concedida por el Ministerio de Transportes, Turismo y Comunicaciones del Gobierno de España; "Medalla de Plata del Consejo de Europa" (1993); y un largo etcétera a buen recaudo en las vitrinas del consistorio.

Pero el título a que me refiero hoy, como he dicho al inicio, es el de ciudad. Aquí también se debe fundamentalmente a Isidoro Luz Carpenter y al entonces ministro de la Gobernación Blas Pérez González. Mejor transcribir el contenido del Decreto que cuelga de una de las paredes del ayuntamiento:

"Ministerio de la Gobernación-Decreto de 26 de julio de 1956 por el que se otorga al Municipio del Puerto de la Cruz, en la Provincia de Santa Cruz de Tenerife, el Título de Ciudad y el de Excelentísimo para su Ayuntamiento. El Ayuntamiento del Puerto de la Cruz, de la Provincia de Santa Cruz de Tenerife, en uso de las atribuciones que le están conferidas y en cumplimiento de acuerdo tomado por el Pleno de la Corporación municipal, ha solicitado se le conceda el título de Ciudad al municipio, y de Excelentísimo para el referido Ayuntamiento, basando su petición en el prestigio alcanzado desde el punto de vista cultural, urbanístico, económico, demográfico, social y turístico, que le han convertido en uno de los más importantes pueblos del archipiélago canario. Tramitado el expediente en forma reglamentaria y emitido por la Real Academia de la Historia el preceptivo dictamen, favorable a que se conceda la petición solicitada: a propuesta del Ministerio de la Gobernación y previa deliberación del Consejo de Ministros. Dispongo. ARTÍCULO ÚNICO.- Se otorga al Municipio del Puerto de la Cruz de la Provincia de Santa Cruz de Tenerife, el título de Ciudad y el de Excelentísimo para su Ayuntamiento.- El Ministro de la Gobernación, Blas Pérez González.- Francisco Franco. Publicado en el Boletín Oficial del Estado del 21 de septiembre de 1956".

Si el Puerto de la Cruz ha conmemorado el 50º aniversario como "municipio de interés turístico", con igual derecho no debe pasar desapercibida esta fecha histórica, digna de un acto institucional por el acontecimiento en sí y para emular la intención de aquel alcalde llamado Isidoro Luz, que luchó en los despachos ministeriales de Madrid para proyectar el nombre de la ciudad y la industria del turismo que, hoy como ayer, necesitan estar en el candelero promocional.

Si todavía queda margen protocolario, el pretendido acto podría enmarcarse dentro de las Fiestas Mayores en honor del Gran Poder de Dios, la Virgen del Carmen y San Telmo.

MELECIO HERNÁNDEZ PÉREZ