Venezuela
LO ÚLTIMO:

Desde ayer el "bolívar fuerte" está en el bolsillo de los venezolanos

MIÉRCOLES, 2 DE ENERO DE 2008 14:02
Edición impresa .

S. ESPECIAL/EFE, Caracas

Venezuela activó ayer la reconversión monetaria y comenzó a circular la nueva moneda, llamada "bolívar fuerte", que surge de dividir las monedas y billetes actuales entre mil. Por ejemplo, el billete de 50.000 bolívares pasa a ser de 50 bolívares fuertes y el de 20.000 de 20 bolívares fuertes.

Es una medida que, de acuerdo con el Banco Central de Venezuela (BCV), organismo que la instrumenta, busca "fortalecer la moneda y reafirmar el objetivo de estabilidad de la economía".

Tanto los precios como los salarios se ajustarán en la misma medida, por lo que no habrá ningún efecto en el poder de compra del dinero. Además, se prevé que el tipo de cambio oficial, que actualmente es de 2.150 bolívares por dólar, se ajuste a 2,15 bolívares fuertes, con lo que tampoco habrá efecto alguno sobre el precio de la divisa.

La nueva moneda, que durante al menos seis meses convivirá con el bolívar actual, nace precedida de una intensa campaña del BCV, y en medio de una polémica sobre su efectividad para controlar la voraz inflación, que este año acumuló un 18,6 por ciento entre enero y noviembre pasados.

La banca venezolana había llevado anteriormente a cabo la suspensión "breve" de sus servicios electrónicos con el fin de "adecuar" sus "sistemas al proceso de reconversión monetaria", que se cumplió "de manera automática y confiable", según un comunicado de la Superintendencia Bancaria del país.

"Decisión histórica"

Las entidades bancarias no abrieron ayer sus oficinas por festivo nacional, y la anunciada interrupción operativa afectó a los cajeros automáticos, puntos de venta comerciales e internet. Los servicios eléctricos y de telefonía también anunciaron la suspensión de las operaciones administrativas hasta hoy para adecuarse a la reconversión monetaria.

El ministro de Finanzas, Rodrigo Cabezas, reiteró el pasado domingo que la reconversión monetaria es una "decisión histórica que cierra un ciclo de inestabilidad de precios" en el país y "acorta un cono monetario con la más alta denominación en el continente".

Al anunciar la reforma monetaria, el pasado 15 de febrero, Chávez dijo que la medida buscaba abatir la inflación, que fue del 17 por ciento en 2006, cinco puntos por encima de la previsión oficial, y que este año finalizará por encima del 20 por ciento según cálculos privados.

La reconversión permitirá a la moneda local "recuperar todo el terreno perdido ante el dólar, el euro y todas las monedas del mundo", agregó entonces el mandatario socialista.

El ministro Rodrigo Cabezas llamó "a todos los sectores del país" a que se "sustraiga al bolívar fuerte del debate político", ámbito al que ha supeditado los negros augurios sobre una supuesta desbandada de la inflación con la nueva moneda.

Economistas locales han alertado de que el bolívar fuerte corre el riesgo de diluirse rápidamente en medio de la irrefrenable subida de los precios, que según esos expertos, es alentada por políticas como el elevado gasto público y los controles cambiario y de precios vigentes desde febrero de 2003.

 Última hora:

 Últimas galerías:

Comparte este artículo

Cargando...

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

© Editorial Leoncio Rodríguez, S.A. |Aviso legal | Mapa del sitio | Publicación digital controlada por OJD

eldia.es Dirección web de la noticia: