Tenerife

El Cabildo adelantará la construcción de los intercambiadores del tren del Sur

El objetivo de esta medida sería ponerlos al servicio del sistema de guaguas y de taxis antes de la puesta en funcionamiento del ferrocarril. Se licitarían durante el primer semestre del próximo año para empezarlos a construir en el segundo, con lo que las paradas estarían construidas antes que la plataforma del tren.
EL DÍA, S/C de Tenerife
9/may/11 1:08 AM
Edición impresa

El Cabildo de Tenerife, a través de Metropolitano de Tenerife SA (MTSA), adelantará la construcción de los intercambiadores de la plataforma del tren del Sur con el objetivo de operar con ellos a corto plazo las guaguas y taxis, pivotando el transporte público en estas infraestructuras incluidas en los proyectos constructivos del ferrocarril. Los intercambiadores que se empezarían a construir serían los de Santa Cruz-Cabo Llanos, Santa María del Mar, Candelaria, San Isidro, Los Cristianos y Costa Adeje.

De esta forma, y según las estimaciones del propio operador tinerfeño de transporte, el encargado de la implantación de los sistemas guiados, la licitación de las obras de las paradas se establecería en el primer semestre del próximo año para que en el segundo semestre del ejercicio se empiecen a construir al menos seis de los siete intercambiadores previstos, teniendo en cuenta que todavía el intercambiador previsto en la terminal de salidas del aeropuerto del Sur está en estudio por parte de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

Este objetivo de empezar la construcción de las paradas es completamente compatible con el proyecto constructivo de la plataforma del tren en todo su recorrido. Una vez terminados, y a la espera de la construcción de todo el recorrido del tren del Sur, la guagua y el taxis serían los mayores beneficiados.

La guagua funcionaría como una red capilar de unión entre las zonas baja de los municipios y sus medianías. Con ello, en un ámbito comarcal se generará un incremento del uso del servicio público de transporte. A esto se le uniría como servicios más importantes la creación de, al menos, 5.700 aparcamientos.

Apoyo al transporte.- El presidente del Cabildo insular, Ricardo Melchior, explicó que "la filosofía que tenemos con el tren también se implantaría con la guagua a través del desarrollo de las infraestructuras de los intercambiadores. Hacer todo lo posible para mejorar el transporte público sin esperar al tren. Hay estudios avanzados para definir qué capacidad tienen que tener los intercambiadores para las guaguas, etc...".

¿Si es posible adelantar las paradas? "Pues sí, porque nosotros lo que queremos es que cuando empecemos a licitar, en vez de dejar los intercambiadores para la II Fase de las obras del tren tras la construcción de la plataforma, se adelante la creación de las paradas. Normalmente se inicia la plataforma y luego los intercambiadores, pues se trata de hacerlos antes para ponerlos en servicio antes", señaló.

En cuanto a los intercambiadores se refiere, están presupuestados en 167,6 millones de euros en total. Todas estas instalaciones cuentan con elementos comunes como son las distintas estancias de ventas de Metropolitano, de la compañía Titsa y de atención de taxis, al margen de locales comerciales, oficinas de MTSA y el operador del intercambiador y almacenes y cuartos de instalaciones. Por otra parte, todas las infraestructuras serán compatibles con la red viaria actual. De este modo, las especificidades de cada una de ellas son:

Parada Santa Cruz-Cabo Llanos.- La parada se ubicará en el frente del actual Intercambiador de Santa Cruz y la parada del tranvía. El proyecto, que necesitó de dos concursos de ideas debido a que las soluciones a su integración no estaban saldadas, contempla que la parada sea subterránea. La actual infraestructura gestionada por la compañía de transportes Titsa le dará la cobertura necesaria en cuanto a las necesidades complementarias, como son los 1.416 aparcamientos con los que cuenta y las múltiples zonas de servicios.

Parada Santa María del Mar.- Se sitúa en el lado tierra de la TF-1, en el ámbito de la actual gasolinera. El número de viajeros previstos al día, cuya parada será soterrada a 25 metros bajo rasante, será de 18.200 personas al día. Tendrá 27.500 metros cuadrados para un total de 1.100 aparcamientos, así como 10 dársenas para guaguas. Por otra parte, habrá un espacio restringido con 20 plazas para taxis, al margen de un área de 5 metros para carga y descarga y emergencias, 10 plazas para paradas momentáneas y otro ámbito para coches de alquiler.

Parada Candelaria.- Se construirá en el lado mar de la autopista TF-1, al lado del enlace de Punta Larga. La previsión de máximo tránsito de personas (en 2023) para el intercambiador de Candelaria (que estará soterrado a 7 metros bajo rasante), es de 13.600 viajeros al día. Contará con 20.000 metros cuadrados de aparcamientos para 800 vehículos, 6 dársenas para guaguas, 16 plazas para taxi y 10 plazas de parada momentánea.

Parada San Isidro.- Se sitúa en el lado mar de la TF-1, frente al mercadillo del agricultor. Según las previsiones se espera que pasen por la parada, que estará en superficie, 11.700 pasajeros por día (en 2023) y contará con un aparcamiento de 18.000 metros cuadrados para 720 vehículos. Contará con 4 dársenas de guaguas, 14 plazas para taxis, 10 de parada momentánea.

Parada Los Cristianos.- Se construirá en la avenida la Chayofita. Estará soterrada a entre 16 y 17 metros de profundidad y se espera que en el año 2023 pasen por ella16.800 viajeros al día. Tiene 25.000 metros cuadrados para 1.000 vehículos, 16 dársenas para guaguas, veinte plazas de taxi, carga y descarga y emergencias.

Parada Costa-Adeje.- El intercambiador de Adeje, que estará soterrado entre 17 y 24 metros bajo rasante al lado del kárting, será utilizado por unos 8.800 viajeros al día (previsiones para 2023) y tendrá 510 plazas de aparcamiento para vehículos sobre una superficie de 12.750 metros cuadrados. Se construirán dieciséis dársenas de guaguas, once plazas para taxis, un área para coches de alquiler y 10 plazas para paradas momentáneas.