Santa Cruz de Tenerife
INVESTIGACIÓN TUBERCULOSIS

Científicos de Zaragoza dan un paso más en el estudio de la tuberculosis

Zaragoza, EFE
22/jul/11 17:37 PM
eldia.es

Un equipo de científicos de la Universidad de Zaragoza ha logrado integrar toda la información existente sobre la regulación genética de la tuberculosis, lo que permitirá el desarrollo de nuevos fármacos para luchar contra una de las enfermedades más mortíferas del planeta.

La investigación, titulada "The Transcriptional Regulatory Network of Mycobacterium tuberculosis" y coordinada por Yamir Moreno, del Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos (BIFI), ha sido publicada por la revista científica internacional "Plos One" y permitirá descifrar los procesos implicados en el ciclo vital del patógeno.

La importancia del trabajo radica en que se ha integrado toda la información existente sobre regulación genética de la tuberculosis, con lo que se ha dado el primer paso para entender el funcionamiento del bacilo a nivel celular, ha señalado a EFE su coordinador.

El estudio no supone el descubrimiento de nuevos genes, ya que todos los de la tuberculosis están secuenciados desde hace unos años, ha agregado.

Sin embargo, según Moreno, eso no significa que se tenga un conocimiento biológico real sobre dichos genes, ya que la mayoría de ellos no se conoce ni su función, ni las condiciones bajo las cuales se expresan ni tampoco las relaciones de regulación entre ellos.

En su investigación, el equipo de científicos zaragozanos ha logrado "ampliar y hasta triplicar el mapa de regulaciones y funcionamiento" entre los genes de las tuberculosis, ha informado la Universidad de Zaragoza.

Es decir, ha permitido obtener la red de transcripción del bacilo de la tuberculosis más completa descrita hasta la actualidad, al estar formada por aproximadamente 1.600 genes y 3.200 conexiones, una cantidad que triplica al de la última recopilación registrada hace tres años.

Dicha red puede ayudar a descifrar los procesos de regulación implicados en el ciclo vital del patógeno y a identificar moléculas que puedan ser objetivo para nuevos fármacos contra la enfermedad, han agregado las mismas fuentes.

Además en este nuevo mapa-red se ha incorporado un nuevo gen (phoP), con información útil para diseñar nuevos experimentos y comprender mejor dicha molécula, tanto su función bioquímica como los estímulos ante los que responde.

El trabajo se ha desarrollado dentro de un proyecto de investigación multidisciplinar del Gobierno de Aragón, en el que han participado investigadores de la Universidad de Zaragoza (del Grupo de Redes Complejas del BIFI y del Grupo de Genética de Micobacterias de la Facultad de Medicina) y del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud.