Sociedad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Sánchez insiste en reunirse con Torra el día 21 para retomar el diálogo leer

Dejarse el grifo abierto, el accidente más común en los hogares canarios

El 14,7% de las viviendas canarias sufre algún problema doméstico a largo del año
Santa Cruz de Tenerife, Europa Press
27/dic/11 16:28 PM
eldia.es

Olvidarse de cerrar el grifo o que éste tenga fugas y se rompa es el accidente doméstico más común en Canarias, pues supone el 27 por ciento de los casos estudiados, según el informe 'El seguro de hogar en España: accidentalidad y no aseguramiento' de Línea Directa.

De acuerdo con este informe, para el que se han analizado más de 70.000 siniestros registrados por la compañía en los últimos tres años, diciembre es el mes donde se producen más daños en el hogar (en un 10,5% de los casos), seguido de noviembre (9,7%) y enero (9,6%). Por el contrario, abril y mayo son los meses con menos accidentes domésticos, con un 6,3 y 6,9 por ciento, respectivamente.

Por detrás de olvidarse de cerrar el grifo, los accidentes domésticos más comunes en España son daños por rayos, viento y pedrisco (17%) y la rotura de puertas, ventanas y espejos (14%). Los robos e incendios son siniestros menos frecuentes, con un 5,4 y un 1,8 por ciento, respectivamente.

En los hogares canarios, los daños producidos por rayos, viento o pedrisco tienen lugar en un 18 por ciento de los sucesos. Por provincias, mientras que en Las Palmas dejarse el grifo abierto también es el accidente doméstico más común, con un 32 por ciento, Santa Cruz de Tenerife tiene a las lluvias e inundaciones como el daño en el hogar más habitual.

De acuerdo con este informe, el 14,7 por ciento de las viviendas canarias sufre algún problema doméstico a largo del año, una cifra ligeramente inferior al promedio nacional, situado en el 15 por ciento. Con un 14,2 por ciento, Santa Cruz de Tenerife se encuentra por debajo de la media nacional, aunque dobla los porcentajes de Lérida (7,1%), Soria (7,3%) y Huesca (7,7%), las provincias que registran menos siniestros en el hogar. Las Palmas, por el contrario, se sitúa por encima del promedio, con 15,2 por ciento, pero está muy alejada de Cáceres (20,5%), Sevilla (20%) y Cádiz (19,9%), las regiones más accidentadas de España.

La indemnización media de los siniestros en Canarias es de 362 euros, ligeramente por debajo de la media nacional (384 euros). A nivel provincial, en Santa Cruz de Tenerife el coste medio por siniestro es de 411 euros, casi 100 euros más que la indemnización que se paga de promedio en Canarias, situada en 313 euros.

En 28 de las 50 provincias españolas, el coste está por debajo de la media nacional, siendo Badajoz (224 euros) y Ávila (259 euros) las más baratas. En el otro lado de la tabla se encuentran Castellón y Navarra que duplican y hasta triplican esta cifra, con 921 y 1.263 euros respectivamente.

UN SEGURO NECESARIO, PERO NO OBLIGATORIO

Según Francisco Valencia, director de Gobierno Corporativo de Línea Directa, "a diferencia de lo que ocurre en Francia o Suiza, donde el seguro del hogar es obligatorio, en España no lo es. De ahí que un 43 por ciento de los hogares españoles todavía se resista a asegurar el que probablemente sea el bien más valioso que poseen. Y eso que en nuestro país, el coste medio de un seguro del hogar cuesta menos de la mitad que el de autos (214 euros frente a 434), pese a que el bien asegurado es 10 veces más caro".

Línea Directa ha querido analizar la dimensión real del no aseguramiento del hogar en España, para lo que ha cruzado los datos de las pólizas de todo el sector (casi 14,8 millones) con el parque oficial de viviendas (25,8 millones en toda España) por regiones.

Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas se encuentran entre las diez provincias españolas con menos viviendas aseguradas, con un 61 y un 67 por ciento, respectivamente. En el índice más bajo de aseguramiento se hallan Ávila y Teruel, donde siete de cada diez hogares no cuentan con ningún tipo de seguro.

A nivel nacional, sólo 12 provincias superan la media nacional de aseguramiento y, de ellas, sólo cuatro (Vizcaya, Guipúzcoa, Madrid y Álava) están por encima del nivel que los expertos consideran aceptable, que gira en torno al 85 por ciento de casas aseguradas. Vizcaya es, asimismo, la única provincia española donde no sólo están aseguradas todas las viviendas, sino que 8 de cada cien tienen más de un seguro. En el índice más bajo de aseguramiento se hallan Ávila y Teruel, donde siete de cada diez viviendas no cuentan con ningún tipo de seguro.

Según el estudio elaborado por la compañía, cuatro de las diez provincias donde hay menos casas aseguradas (Cáceres, Guadalajara, Toledo y Málaga) están también entre las diez que más accidentes sufren.

La alta cifra de viviendas sin asegurar en España, cuyo número supera los 11 millones, está muy alejada de los porcentajes de países donde el seguro del hogar tampoco es obligatorio, como Estados Unidos, donde sólo el 6 por ciento de las casas no cuentan con un seguro, Australia (15%) o el Reino Unido (26%).