La Laguna
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP no negociará el cambio político en Andalucía con Vox leer

La Laguna se pronuncia en contra de la reforma laboral y las prospecciones

El pleno del ayuntamiento pareció ayer por momentos el del Parlamento. El debate giró en torno a varias mociones formuladas para evidenciar la visión ideológica del consistorio frente a las políticas nacionales del PP. De política local, poco. Solo las usuales quejas de la oposición por el importe de algunos expedientes.
N. VIZOSO, La Laguna
9/mar/12 1:38 AM
Edición impresa

Los concejales del Ayuntamiento de La Laguna se disfrazaron ayer de sus señorías parlamentarias y se dedicaron a debatir, durante la mayor parte de la sesión, varias mociones propuestas por el alcalde que tenían que ver con la política realizada por el PP a nivel nacional. Ello hizo que la tarde noche transcurriera entre discusiones ideológicas de nula relevancia práctica y con el PP más solo que la una.

La ocasión era propicia. Ya durante la mañana, Mariano Rajoy había logrado en el Congreso de los Diputados que su reforma laboral fuera respaldada por CiU, UPN y Foro Asturias. Sin embargo, durante la tarde, en la Casa de los Capitanes se decidió, nada menos, que instar al Gobierno de España a presentar un proyecto de ley alternativo y negociado con los agentes sociales. Los postulados de unos (CC, PSC, Por Tenerife y Sí se Puede) y del otro (PP) fueron una calcomanía de los escuchados en el Parlamento regional: menoscabo del derecho de los trabajadores frente a reforma necesaria y creadora de empleo. Poco más.

El nuevo idilio entre nacionalistas y socialistas (secundado por progresistas y ecosocialistas) se alargó con otras dos mociones mediante las que el consistorio se pronunció en contra de las prospecciones petrolíferas y a favor del mantenimiento de los incentivos a las energías renovables. Pedro Suárez y Guillermo Díaz Guerra parecieron María Australia Navarro (portavoz del grupo parlamentario popular) hasta que se dieron por vencidos. La desventaja era clara.

Solo dos mociones concitaron el apoyo unánime. Una referida a la necesidad de promover la integración de la mujer con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer y otra en apoyo a la custodia compartida como modelo preferente en los procesos de divorcio, esta última promovida por Por Tenerife en consonancia con una PNL presentada en el Parlamento por el PP.

18.819 euros en caramelos.- Visto lo visto, la política local se convirtió en algo residual y casi anecdótico. Aunque para anecdóticos los gastos que sacó a relucir el portavoz del PP, Pedro Suárez, en el habitual prólogo sobre decretos que se llevan a pleno para su dación de cuenta y, que en esta ocasión, estuvieron asociados a la Cabalgata de Reyes y al auto de Tejina. Del gasto total de 131.659 euros de la celebración, Suárez destacó 15.120 euros por la utilización de los camellos y los 18.819 euros gastados en caramelos ("de goma y sin gluten", recordó el concejal de Fiestas, Domingo Galván). Sin embargo, Suárez no se arrogó en exclusiva la denuncia de este tipo de gastos: Santiago Pérez (Por Tenerife) alertó del pago de 69.703 euros por flores de temporada y Juan Miguel Mena (Sí se Puede) creyó excesivos los 15.370 euros gastados en la campaña publicitaria por la apertura de la casa de Ossuna.

Negociación con la ULL .- El alcalde, Fernando Clavijo, pidió a Por Tenerife que dejara sobre la mesa la moción en la que solicitaba que se le subvencionase el IBI a la Universidad de La Laguna (ULL) en un 95%. El primer edil expuso que vienen celebrándose reuniones con el rector, con el Gobierno de Canarias y con expertos en derecho financiero y que no quería que la aprobación de la moción "condicionara ninguna posición".

¿Deuda?, ¿qué deuda?

El concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, José Alberto Díaz, negó ayer al portavoz del PP, Pedro Suárez, que el Ayuntamiento de La Laguna mantenga alguna deuda con la compañía Transportes Interurbanos de Tenerife SA (Titsa) y especificó que la factura por los nuevos servicios que se instauraron con la apertura del nuevo intercambiador, y que Suárez cifró en 660.000 euros, fue entregada ayer mismo, por lo que aún no sabía su importe. Díaz acusó al portavoz popular de querer confundir, aprovechándose de su cargo como consejero insular en el Cabildo de Tenerife. Sin embargo, Suárez aseguró, a la salida del pleno, que la deuda existe y que fue tratada en un reciente consejo de administración de la compañía.

Por otro lado, el concejal de Servicios Municipales, Javier Abreu (PSC), anunció la próxima firma de un convenio con el Servicio Canario de Empleo (SCE) para realizar una escuela-taller cuyas clases prácticas se ejecutarán en el entorno del parque de la Mesa Mota. La escuela-taller dará formación relativa a jardinería y mantenimiento vegetal.