Criterios
LO ÚLTIMO:

El verdadero problema

JUEVES, 10 DE MAYO DE 2012 01:18
Edición impresa .
Paulino Rivero Mariano Rajoy

DICE Paulino Rivero, con la cara dura y el cinismo que le caracterizan, que "Canarias no puede esperar" y que es posible que el Archipiélago se convierta en "un problema de Estado". Por lo visto, este iletrado demagogo, el peor y más nefasto político que por desgracia estamos padeciendo, piensa seguir amagando e intentando meterle miedo a Madrid, cuando el gran y verdadero problema de Canarias, del que emanan todos los demás, es él mismo.

El Paulino Rivero este, que sigue usurpando el auténtico nacionalismo canario cuando, como godo consorte, ha demostrado ser nacionalista español, no tiene perdón de Dios; ¿qué pretende? Aparte de aferrarse al poder como una lapa, si está ahí es precisamente merced a un pacto de perdedores entre CC y la franquicia del PSOE. Este individuo absolutamente nefasto para los sagrados intereses de Canarias es un manipulador nato y un mentiroso compulsivo de mucho cuidado. A través de su "blog", siguiendo la moda, cuelga en la red una serie de textos demagógicos y manipuladores que ahora ilustra con su foto de la última sumisión al rey de España, dando la apariencia de un "hombre de Estado", cuando en realidad es un vulgar politicucho, un atrevido ignorante sin personalidad alguna, al que habría que investigar de oficio por sus continuos chanchullos.

¿Qué se puede esperar de un personaje de esta calaña, que solo se ha dedicado a medrar desde que llegó a la política en las listas de ATI como alcalde de El Sauzal? Además, es público y notorio que este sátrapa actúa como si Canarias fuera de su propiedad, con la anuencia de España, de la que es cómplice y colaborador necesario para que la metrópoli siga perpetuándose en esta colonia. ¿Cómo es posible que este indocumentado presidiera la comisión del 11M? ¿Quién lo nombró y para qué? ¿Acaso por los servicios prestados al colonialismo español o por los que iba a prestar?

Como gomero autóctono, de pura cepa, e incuestionable patriota canario, siento vergüenza ajena cada vez que este individuo aparece en los medios de comunicación que le hacen la corte, como la televisión y la radio autonómicas, que antes eran "La Nuestra" y ahora, que ya se está acercando el congreso de Coalición Canaria, son "la RTV nacional canaria". ¡¡Menuda jeta; qué desfachatez!!

Porque la cuestión de fondo que subyace en el denigrante comportamiento del Paulino este es el abyecto colaboracionismo que siempre ha existido y que se puso de manifiesto: primero, con las FRAIC; luego, con las AIC, y después, con CC, que han estado prostituyendo el verdadero y auténtico nacionalismo canario, del que son ilegales "okupas", pactando indistintamente por la supuesta "gobernabilidad" de Canarias, con PP y PSOE según quién estuviera en la Moncloa.

Esgrime como falaz argumento ese traidor al pueblo canario la caótica situación de Canarias, ¡¡que él mismo ha creado!!, y dice que Madrid debe reconsiderar algunas decisiones tomadas en los últimos meses, en clara y demagógica alusión a los recortes del Gobierno español de Mariano Rajoy, al que, en última instancia y siguiendo con sus componendas, tiende la mano. ¿En qué quedamos? ¿Confrontación o sumisión? Porque a eso fue Paulino Rivero a la Zarzuela: a rendir sumisión y pleitesía al rey borbónico, un monarca no plebiscitado que ejerce como jefe de Estado de la nación que nos coloniza desde hace casi seis siglos. ¿Tuvo ese traidor al pueblo canario, repito, la gallardía y la decencia política, como corresponde a un verdadero y auténtico nacionalista canario, de exigirle al rey de España que descolonice cuanto antes Canarias? ¡¡Por supuesto que no!! Según dice, "informó al rey español de la situación extremadamente delicada que afrontan nuestras Islas". ¡¡Qué tremendo cinismo el de este elemento!! ¿Habrá mayor situación delicada para el pueblo canario que soportar a este inútil, y encima seguir siendo colonizado por un país de la periferia europea situado a 2.000 km, en otro continente?

Como muy bien reiteraba este periódico en su editorial del pasado martes, nada cabe esperar de este inepto político que ya es cuestionado incluso por la patronal tinerfeña, que conoce perfectamente la realidad de Canarias y quién es el verdadero y único culpable de esta catástrofe económica y social. O sea, las patronales del Archipiélago -hace unos días lo hacía también la Confederación de Empresarios de Las Palmas-, que siempre han sido proclives a estar próximas al Gobierno y en los aledaños del poder, ahora le han retirado la confianza a Paulino Rivero, dada su incapacidad manifiesta para regir los destinos de nuestra tierra.

Y tiene mucha razón el editorialista de EL DÍA cuando afirma acertadamente que "en manos de los empresarios canarios esta la salvación de las Islas". Afirmación que suscribo absolutamente. No en vano, como ya he escrito en varias ocasiones, la burguesía canaria, a la que pertenecen los empresarios isleños (¡qué lastima que sea tan sumisa y dependiente!), posee en realidad los medios económicos y los cuadros dirigentes para liderar el proceso emancipador del pueblo canario, como ha ocurrido sistemáticamente en la historia colonial de todos los pueblos del mundo. ¡¡Y ahí estaré yo a muerte!! Es el tejido empresarial, precisamente, quien crea empleo y riqueza.

En definitiva, ¡¡quien tiene los medios para actuar tiene la ineludible obligación y el deber moral de actuar!! Retrasar "sine die" ese proceso, irreversible por otra parte, es seguir contribuyendo a la colonización de Canarias y a que este pueblo nuestro desaparezca del mapa.

rmorenocastilla@hotmail.com

 Última hora:

 Últimas galerías:

Comparte este artículo

Cargando...

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

© Editorial Leoncio Rodríguez, S.A. |Aviso legal | Mapa del sitio | Publicación digital controlada por OJD

eldia.es Dirección web de la noticia: