Economía

El Gobierno exige a los bancos 30.000 millones más de provisión inmobiliaria

La nueva reforma financiera exige fuertes provisiones, de hasta el 52%, por el crédito teóricamente sano al sector promotor. Aquellas entidades que no puedan afrontar el saneamiento serán apoyadas con dinero público. El Ministerio de Economía estima que se necesitará un máximo de 15.000 millones de ayudas públicas.
12/may/12 01:35
Edición impresa Sin comentarios

EL DÍA/AGS., Tenerife/Madrid

La banca tendrá que sanear ahora 30.000 millones más por su exposición inmobiliaria teóricamente "sana" que, junto a los 54.000 millones exigidos a principios de febrero, permitirán que quede cubierta casi la mitad del riesgo ligado a los activos inmobiliarios, de acuerdo con lo dispuesto en la segunda reforma financiera del Ejecutivo de Mariano Rajoy en apenas tres meses, que aprobó ayer el Consejo de Ministros. Las nuevas medida, que persiguen recuperar la confianza de los inversores, ahondan en la limpieza del balance de los bancos, con 307.000 millones de riesgo promotor.

A principios de febrero, el Gobierno obligó a las entidades a sanear cuanto antes sus activos problemáticos, una cartera de unos 184.000 millones, pero Economía decidió ahora ir más allá. De entrada, encargará a dos entidades independientes una valoración de los activos inmobiliarios que están en el balance de los bancos. Una iniciativa que para el líder de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran, es una "desautorización" al Banco de España.

La nueva reforma pone el foco en los activos inmobiliarios teóricamente sanos, casi 123.000 millones. Esto se traduce en una limpieza adicional, de forma preventiva, de unos 30.000 millones.

Plazos rígidos

Ahora los bancos tendrán que presentar ante el Banco de España sus planes para cumplir con las nuevas exigencias antes del 11 de junio y el supervisor se tomará 15 días hábiles para estudiarlos. Las nuevas exigencias tendrán un importante impacto en los resultados de la banca española y buena parte del sector entrará en pérdidas si no obtiene ingresos extraordinarios.

El Gobierno recordó ayer que hay prórroga de un año si se acometen fusiones y también la posibilidad de recibir apoyo público, a cambio de pagar anualmente unos intereses al Estado cercanos al 10% y con el compromiso de reestructuración.

Entre las entidades que sopesan protagonizar una operación corporativa se encuentran Unicaja, Ibercaja, el grupo BMN y Liberbank, que han convocado una reunión la próxima semana para evaluar el impacto de las medidas.

El titular de Economía, Luis de Guindos, calculó que bastará con inyectar unos 15.000 millones, contando la toma de control de Bankia, las subastas de Banco de Valencia, CatalunyaCaixa y posiblemente la de NovaGalicia.

La idea que defendió el ministro es que sin una absoluta certidumbre sobre la solvencia del sector bancario, la recuperación económica se haría más difícil.

Además, De Guindos volvió a augurar que sus medidas ayudarán a devolver la confianza de los mercados y puso como ejemplo que en las hipótesis más estresadas, si el 75% del ladrillo teóricamente sano dejara de serlo, la mitad del riesgo total estaría cubierta.

Por eso se mostró convencido de que con los nuevos cambios fluirá el crédito y saldrán a la venta viviendas a precios más razonables, a lo que también podría ayudar la obligación de que todos los bancos trasladen a sociedades especializadas sus inmuebles adjudicados.

Vender viviendas

Este traspaso deberá ser efectivo a cierre de 2012, salvo en el caso de fusiones que se dará un año más, y hará más fácil que en el futuro, si el banco encuentra un socio que controle la inmobiliaria puede desprenderse de ese riesgo.

Las entidades que reciban ayudas, además de pasar los adjudicados a estas inmobiliarias, tendrán que perder el control de las sociedades antes de 3 años y tendrán que ir vendiendo anualmente al menos un 5% de los activos.

Los bancos, con la norma aprobada ayer, elevan de media las cobertura de los créditos sanos del 7 al 30%, aunque se distingue entre tipo de activos. En los suelos al corriente de pago, unos 25.000 millones, la cobertura con provisiones pasará del 7 al 52% y la de las promociones en curso, unos 16.000 millones, del 7 al 29%. En el caso de las viviendas terminadas, unos 61.000 millones, pasa a estar cubierta del 7 al 14 % y los créditos sin garantía real, unos 18.000 millones, del 7 al 52%.

Para hacer el traspaso de los inmuebles adjudicados, según precisaron fuentes del Ministerio de Economía, se tendrá en cuenta el valor razonable de cada uno de ellos, y si no estuviera disponible, se recurrirá al valor contable una vez deducidas las provisiones hechas por el banco.

INFORMACIÓN EN PÁG. 31

valoraciones

Respuesta eficaz para el FMI

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, señaló que la reforma financiera aprobada es "una respuesta eficaz a las vulnerabilidades del sistema bancario" de España.

"La aplicación integral de estas medidas ayudará a reforzar la confianza y respaldará la reactivación del crecimiento de la economía", dio por hecho en un comunicado, en el que expresó su "profunda satisfacción por el amplio conjunto de medidas anunciadas ayer por las autoridades españolas".

CEOE exige que el crédito fluya

La CEOE reclamó al Gobierno que las medidas de la nueva reforma "no impacten sobre el acceso al crédito a las pymes", que atraviesan una mala situación. En un comunicado, la patronal se mostró a favor de la nueva reestructuración, porque "actualiza" la reforma aprobada en febrero.

La banca saca pecho

La Asociación Española de Banca (AEB), señaló que los bancos "se proponen una vez mas cumplir con la nueva reforma financiera sin solicitar ayudas públicas, de forma que no se perjudique al contribuyente".

Las cajas, seguras de su solidez

La Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) dijo que comparte el objetivo del Gobierno de despejar las dudas sobre la fortaleza de los balances de las entidades, y confió en que la evaluación de los activos del sector confirme su solidez patrimonial.

Los autónomos piden apoyo activo

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, confió en que la reorganización del sector ayude a reactivar la economía. Por su parte, el secretario general de UPTA, Sebastián Reyna, consideró que el esfuerzo público por apoyar a bancos y cajas puede "condenar para años la financiación de empresas y familias". Pidió que el sector público asuma un papel activo en la concesión directa de créditos y avales

Archivado en: Luis de Guindos Mariano Rajoy Christine Lagarde Josep Antoni Duran Lorenzo Amor
Comparte este artículo
PUBLICIDAD

Cargando...

...

© Editorial Leoncio Rodríguez, S.A. |Aviso legal | Mapa del sitio | Publicación digital controlada por OJD

eldia.es Dirección web de la noticia: