Cultura y Espectáculos

Un historiador afirma que raíces de nacionalismos están en Constitución de 1812

A Coruña, EFE El profesor de la Universidad de Santiago Justo Beramendi ha afirmado hoy que los actuales nacionalismos vasco, catalán y, en cierta medida, el gallego tienen sus raíces en la época de la Constitución de 1812".

"Las tensiones están muy presentes desde la formación de las juntas regionales y locales, estructuradas de abajo a arriba", ha precisado.

Beramendi es el coordinador del congreso inaugurado hoy en A Coruña para analizar el origen de las tensiones territoriales en torno a la Constitución de 1812 en la conmemoración del bicentenario de "La Pepa".

"Poder y territorio en la España del siglo XIX. De las Cortes de Cádiz a la Restauración" es el título del Congreso que se celebrará hasta el próximo viernes con la participación de destacados politólogos e historiadores de diversas universidades europeas.

Durante la apertura del Congreso, el presidente de la Fundación Juana de Vega, Enrique Sáez, se ha mostrado convencido de que España "sigue sin solucionar su organización territorial" porque la Constitución de 1978 "consagra modelos antagónicos, el provincial y el autonómico".

"La coexistencia de diputaciones y autonomías no es compatible con la racionalidad del gasto público", ha insistido el presidente de la Fundación, partidario de un modelo federal "similar al alemán", en lugar del francés basado en las provincias, que, además, "no tiene antecedentes ni es posible en España, dentro de un marco democrático".

En el congreso tendrá especial protagonismo el caso del Reino de Galicia y se tratará de analizar los orígenes de las administraciones públicas y los desencadenantes de la situación actual en relación con las tensiones regionales y nacionales.

En el encuentro participarán algunos de los más destacados especialistas de diversas universidades europeas, y se centrará en la cuestión territorial en torno a la revolución liberal española.

Así, el objetivo no es sólo analizar el diseño de la distribución territorial del poder en las constituciones y en su desarrollo legislativo, sino también de comprobar su aplicación efectiva y de contemplar las actitudes de apoyo o de oposición en las regiones y reinos de la Monarquía y sus relaciones con las ideologías y con los diversos conjuntos de intereses socioeconómicos.

Archivado en:
Comparte este artículo
PUBLICIDAD

Cargando...

...

© Editorial Leoncio Rodríguez, S.A. |Aviso legal | Mapa del sitio | Publicación digital controlada por OJD

eldia.es Dirección web de la noticia: