Canarias

Arde el Garajonay

Los dos incendios declarados el sábado en la isla de La Gomera continúan sin control, con el agravante de que uno de los frentes entraba ayer en el Parque Nacional. El último recuento de la superficie afectada daba 3.000 hectáreas quemadas.
6/ago/12 01:16
Edición impresa 16 comentarios

EL DÍA, S/C de Tenerife

El incendio forestal que desde el sábado afecta a La Gomera ha quemado ya 3.000 hectáreas, parte de ellas en el Parque Nacional de Garajonay, y ayer se descartó que pudiera controlarse durante el día de hoy. Según informó el jefe de servicio de Protección Civil y Emergencias del Gobierno de Canarias, Humberto Gutiérrez, el fuego alcanzó ayer la cabecera del barranco de La Laja, cuyo caserío fue desalojado de manera preventiva. También está activo el frente norte, que afecta al parque nacional, mientras que los flancos oeste y sur están en labores de estabilización.

En total, en La Gomera fueron desalojadas de sus casas unas 600 personas de 23 caseríos, de las cuales 51 están en el albergue de la Cruz Roja instalado en Alajeró y treinta en la residencia escolar de San Sebastián de La Gomera.

El resto se alojó en casas de familiares y amigos. El consejero de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno canario, Javier González Ortiz, dijo que los medios se iban a concentrar en defender los núcleos habitados y en las labores de extinción en la carretera de Los Roques, y también se intentaba evitar anoche que el fuego entre en el barranco de La Laja.

Uno de los helicópteros que actuaban en La Palma se trasladó a La Gomera, de manera que en esta isla hay ya cinco aparatos, mientras que en La Palma permanecen tres, aunque uno ha sufrido un problema técnico y no podrá volver a volar hasta hoy. A estos medios se unirán tres hidroaviones cuya llegada desde la Península se ha retrasado, pero que estarán listos para actuar desde primera hora de esta mañana. Dos de los hidroaviones actuarán en La Gomera y el tercero, en La Palma.

El Cabildo de Tenerife envió a La Gomera una brigada Brifor con una autobomba y ocho personas de una unidad helitransportada.

Estos efectivos se suman a los retenes del Cabildo de La Gomera, bomberos del Consorcio de Tenerife y personal de la Policía Local, Protección Civil y Guardia Civil.

La Unidad Militar de Emergencias (UME) está presente con 40 efectivos por turno y vehículos especiales. En La Gomera se mantienen cortadas las carreteras GM-3 ( desde el kilómetro 0 al 8; GM-2 (del 15 al 31,5); CV-14 (del 0 al 7); CV-18 (del 0 al 7) y CV-17 (del 0 al 7).

En La Palma las carreteras cortadas son las LP-301, de la Pabona al Pilar; la LP-2 en su totalidad y la LP-206 desde Mazo al PIRS.

Los 23 núcleos desalojados en La Gomera pertenecen a los municipios de Alajeró, Vallehermoso y San Sebastián. Se trata de Guarimiar, Pastrana, Rumbazo, Lomo de Gato, Imada, Magaña, Almácigos, Gerian y Benchijigua, en Alajeró; Chipude, La Dehesa, Pavón, Las Hayas, Apartadero, Igualero, Los Manantiales y El Cabezo, en Vallehermoso; y Peraza, Vega y Pala, Las Toscas, La Laja y Pastrana, en San Sebastián.

El fuego, al minuto

Según informó Gomeranoticias.com, el fuego que se inició en la tarde del sábado en "Las Paredes" llegó a primera hora de la madrugada al caserío de Benchijigua, en la capital gomera. Benchijigua es un pequeño caserío próximo también al barrio de Lo del Gato, situado en las faldas del Roque de Agando, lugar de negros recuerdos para La Gomera, a raíz del trágico incendio que afectó a la Isla en 1984 y que originó la muerte de veinte personas.

Poco antes de las diez de la mañana de ayer, el incendio empeoró. El fuego seguía descontrolado y las llamas se habían introducido a lo largo de la noche en zonas estratégicas del Parque Nacional de Garajonay muy próximas ya al Roque de Agando.

Por este motivo, las autoridades solicitaron que no se condujera por las carreteras insulares, muchas de ellas cerradas desde la madrugada. En este sentido, solamente se podía transitar por la carretera del norte, ya que desde el cruce de La Degollada de Peraza toda la vía del Parque Nacional se había cerrado. Los conductores que se dirigían a Valle Gran Rey tenían que hacerlo a través de la TF-711 vía Hermigua-Agulo-Vallehermoso.

Por la mañana de ayer se procede al desalojo de vecinos de Vegaipala, igual que en Igualero, donde las llamas amenazaban con su proximidad.

El presidente del Cabildo Insular, Casimiro Curbelo calificó la situación de "muy complicada" por la situación que se vive en Las Paredes y Pajarito, de difícil orografía del terreno.

Antes del mediodía, mejoró la situación en Chipude.

El avance de las llamas originado principalmente por los fuertes vientos reinantes en la zona al mediodía de ayer, además de las altas temperaturas, amenazaron en ese momento el Alto del Garajonay, corazón del Parque Nacional y punto importante de las instalaciones de telecomunicaciones de la Isla, lo que hizo temer que el fuego acabara con alguna torreta y afectada a las comunicaciones telefónicas, extremó que no llegó a ocurrir.

Al mediodía, el fuego procedente de la zona de Igualero avanzaba sin control hacia las partes altas de La Gomera.

Los dos incendios ya habían quemado a las doce horas de ayer unas 2.600 hectáreas, según el consejero Javier González Ortiz, quien añadió que la situación más complicada se encuentra en el Barranco de Benchijigua, lugar donde el fuego estaba sin control, y ya había alcanzado la carretera del Roque de Agando. Los medios terrestres que se encontraban en Tajaqué (mirador ubicado por encima de Los Roques) tuvieron que abandonar la zona por la próximidad del fuego.

A primera hora de la tarde de ayer, la difícil situación del fuego en el Roque de Agando, cuyas llamas habían entrado en el barranco de San Sebastián, obligó por "precaución" al desalojo de los vecinos del barrio de La Laja, caserío ubicado el final del barranco de Chejelipes en San Sebastián, informó Gomeranoticas.com.

Para ello se habilitó una serie de taxis y guaguas de servicio discrecional, que están ubicadas en las próximidades de la plaza de San Juan en las cercanías de la presa de Chejelipes.

La zona recreativa de Las Nieves en San Sebastián se vio amenzada a las dos de la tarde de ayer por las llamas Roque de Agando y se procedió a evacuar a los medios que estaban en La Degollada de Peraza. A las tres de la tarde, un cambio brusco del viento obligó al desalojo de forma inmediata del personal civil y militar que realizaba labores de extinción en la zona próxima al mirador de Igualero, así como a representantes institucionales que se encontraban en este lugar.

A las cinco de la tarde se comunicó que los vecinos del barrio de Imada en el municipio de Alajeró no regresarían a sus casas después de ser evacuados la tarde del pasado sábado.

A las ocho de la tarde-noche llegaron los dos hidroaviones. Tal era la necesidad de ayuda que, aunque no estaba previsto, uno de ellos realizada cuatro vuelos con sus respectivas descargas.

Desde las siete y media de esta mañana está prevista la participación de cuatro helicópteros y los dos hidroaviones, mientras se temían una tensa madrugada porque el fuego amenazaba el barrio de La Laguna, de infausto recuerdo aquel 6 de septiembre de 1984.

Comparte este artículo
PUBLICIDAD

Cargando...

...

© Editorial Leoncio Rodríguez, S.A. |Aviso legal | Mapa del sitio | Publicación digital controlada por OJD

eldia.es Dirección web de la noticia: