Última

A FONDO ROGER

Un precedente peligrosísimo

9/ago/12 01:13
Edición impresa Sin comentarios

SE HA PRODUCIDO en Écija un hecho peligrosísimo, que nos acerca a los viejos tiempos del "caracazo" venezolano, tan cercano al caos.

200 miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) asaltaron un supermercado de Mercadona de Écija (Sevilla) y se llevaron diez carros repletos de alimentos de primera necesidad, para entregarlos a una institución social andaluza. Fueron, en realidad, nueve los carros que se llevaron porque uno lo dejaron atrás cuando llegó la policía.

Lo ocurrido es imperdonable en un Estado de derecho y los autores deben pagar penalmente por lo que han hecho. No vale que su fin haya sido altruista. No es lo mismo que un padre sustraiga un bocata porque su hijo pase hambre, o una madre dos botes de leche, que 200 gandules entren en tropel por la puerta de un supermercado y se lleven lo que les dé la gana (decían que eran artículos de primera necesidad), por la cara y sin pagar; vayan destinados a quienes vayan destinados.

Como se ponga de moda el asunto vamos a tener que salir a la calle con bates de béisbol, a defender la propiedad de cada uno. Es decir, algo muy cercano al caos. Esta gente debe ser castigada conforme a las leyes porque ha saqueado un supermercado, con premeditación, independientemente de que el fin, en su extremo, sea noble.

Han superado los límites entre falta y delito (por el importe de lo robado) que establece el Código Penal, así que si Mercadona denuncia -que tendrá que hacerlo, aunque sea a su pesar, porque si no daría carta blanca a los ladrones individuales y colectivos- tendrán que ser identificados y condenados. No queda otra.

Y, además, para un sindicato, por muy altruista que sea el fin último, no es un buen timbre de gloria lo que han hecho 200 de sus energúmenos más reconocidos. La cosa traerá cola.

No va a quedar ahí todo. Primero, por el peligroso precedente que se establece. Segundo, porque demuestra las carencias asistenciales en algunas comunidades autónomas. En Andalucía, muchos políticos han robado a manos llenas bajo el régimen socialista y tienen la cara dura de mantener desabastecidos los centros de asistencia, que no tienen ni para dar de comer al hambriento.

No crean que en Canarias estamos lejos de hechos como este. Podrían perfectamente producirse, aunque nadie lo desee. Porque en estas islas hay niños mal alimentados y padres desesperados porque no encuentran trabajo. Estas islas son, hoy por hoy, profundamente infelices.

Comparte este artículo
PUBLICIDAD

Cargando...

...

© Editorial Leoncio Rodríguez, S.A. |Aviso legal | Mapa del sitio | Publicación digital controlada por OJD

eldia.es Dirección web de la noticia: