Economía

El futuro de la ganadería isleña peligra por el "brutal" encarecimiento del cereal

MIGUEL ÁNGEL RUIZ, Tenerife

El "continuado y brutal" encarecimiento en los precios de los cereales obligará a subir pronto el precio de algunos productos cárnicos, de entrada el porcino, así como de los huevos, según han avanzado a EL DÍA los presidentes de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Canarias (Asaga), Henry Sicilia, y de la Asociación de Ganaderos de Tenerife (Agate), Pedro Molina, que advirtieron de que peligra el futuro de la ganadería en las Islas.

Sicilia explicó que "se están produciendo unas desviaciones brutales en el mercado de cereales. Productos que empezaron este año a 300 euros la tonelada, ahora se venden a 560 euros. Se han producido incrementos del 52% en los seis primeros meses del año".

Según Asaga, este incremento se debe, de una parte, al alza en el consumo en países como "China e India, la disminución de las producciones debido a las sequías, casos de Estados Unidos y Rusia, así como a la especulación en los mercados, que cada vez es mayor. Muchos de los inversores que jugaban a la bolsa apuestan por productos reales, que están ahí y especulan con ello. Al final, estamos sufriendo unos incrementos que hacen imposible mantener las producciones si esto se repercute en el precio. La única solución que vemos es un alza en los precios de los productos".

"Estos incrementos los tenemos que afrontar solos. Son insumos ineludibles, ya que el ganado tiene que consumir cereales para poder mantener la producción. Y esto no solo afecta a las Islas, sino a todas las producciones a nivel mundial. La solución que tenemos es subir el precio de nuestros productos, que no es lo ideal en una situación en la que vivimos de bajo consumo. Si no subimos los precios tendremos que cerrar las explotaciones", aseveró.

En el caso en concreto de las aves de puesta, Sicilia dijo que "el precio de los huevos se ha incrementado considerablemente, porque además de la subida del precio del pienso se suma la entrada en vigor de la Ley de Bienestar Animal y, por ello, la bajada en el censo en la densidad de la población de las aves de puesta. Por ello, se producirá un incremento en el precio de las carnes y de los huevos. Si no es así las explotaciones no pueden seguir viviendo".

Ley de Bienestar Animal

Además, según Asaga, apostar por el forraje solo serviría para paliar a algunos subsectores ganaderos: "La subida está ahí, y poner una finca en producción de forrajes no es fácil. Debido a la incidencia de la sequía una plantación así se tendría que desarrollar en zona de regadío, se tendría que transformar las fincas para mecanizarlas, ya que por recoger a mano no es viable por los costes. Esta solución solo iría destinada a los rumiantes, vacuno y caprino básicamente, ya que al ganado porcino, cunícola y avícola, entre otros, tienen que comer cereal y pienso".

Sicilia señaló que "a las Islas llega el cereal en barcos. Pero, ahora mismo, hay dificultades para encontrar el producto y, luego, hay que buscar financiación para almacenarlo. En el mercado la especulación cada vez es mayor. Y, además, se está produciendo otro asunto muy delicado como es el desabastecimiento. El que lo tiene, como sabe que todos los días el precio está subiendo, no lo vende y gana dinero manteniéndolo en su poder. Son productos perecederos pero tienen un largo recorrido de vida. Por ejemplo, en las últimas semanas es imposible encontrar soja en las Islas. Las consecuencias son muy graves, ya que los piensos no están lo suficientemente equilibrados, y lo mismo pasa con el millo y la cebada cuyo precio se ha disparado".

Por su parte, Pedro Molina destacó que "la soja, por ejemplo, ha subido en las últimas semanas hasta un 90% con respecto al precio que había hace tres meses, que ya era elevado. Otros componentes como el millo ha aumentado a más de 300 euros la tonelada, cuando en junio cotizaba por debajo de los 200 euros. Con ello, los costes de la alimentación se han disparado y si estos no se pueden repercutir en la producción porque el mercado no lo permite, entonces el ganadero empieza a no poder cumplir con sus responsabilidades".

Situación delicada

"La ganadería está pasando por un momento muy delicado. O se produce un cambio rápido, o las explotaciones tendrán que cerrar. Las fábricas de pienso suben los precios por semanas. La especulación es muy grande. Aunque tengas dinero para comprar un barco cargado de cereal, nadie te lo vende", manifestó.

En su opinión, "muy pocas cosas se pueden hacer para paliar este grave problema. No hay fondos de ningún tipo para un aumento de las ayudas para adquirir cereales y nadie sabe el límite de la especulación en el mercado".

Agregó que "nadie tiene conocimiento de lo que puede suceder con los precios de los cereales en el segundo semestre del año. Cada semana siguen subiendo".

Molina resaltó que "los productores de porcino han tomado la decisión de aumentar los precios. También subirán los huevos. Aún no sabemos porcentajes. Los lácteos no se pueden subir, ya que competimos con productos a unos precios mucho más bajos que los nuestros. El subsector ganadero tiene la opción de subir los precios, pero no tiene ninguna garantía de que con los precios más altos pueda vender su producción".

Archivado en:
Comparte este artículo
PUBLICIDAD

Cargando...

...

© Editorial Leoncio Rodríguez, S.A. |Aviso legal | Mapa del sitio | Publicación digital controlada por OJD

eldia.es Dirección web de la noticia: