Espectáculos

Oda al blanco en la alfombra roja

Charlize Theron fue la más elegante de la noche, en la que triunfaron el escote palabra de honor y los diseñadores "de toda la vida".
Efe, Los Ángeles
26/feb/13 1:49 AM
Edición impresa

Las celebrities de Hollywood no quisieron asumir riesgos ayer sobre la "cuerda floja" en la que se convierte cada año la alfombra roja de los premios Oscar.

Así, la improvisada pasarela de moda del Teatro Dolby de Los Ángeles no contó en esta ocasión con las estridencias de antaño y, en líneas generales, las actrices apostaron sobre seguro, apuntándose al blanco, el negro y el rojo, así como a los escotes palabra de honor.

Unas cuantas espaldas al aire y los zapatos de vértigo fueron las únicas "alegrías" que se llevaron los fans que se agolparon en las inmediaciones del recinto.

En cuanto a los diseñadores destacaron los clásicos Gucci, Valentino, Prada, Oscar de la Renta o Dior, por el que se decantó la sudafricana Charlize Therón, lo que le valió para obtener el simbólico premio de la más elegante.

También recurrió a la firma francesa Jennifer Lawrence que se enfundó un vestido de seda blanca drapeada con un sutil guiño principesco. Junto a estas dos indiscutibles ganadoras, también salió bien parada Jennifer Aniston con su valentino rojo.

En el capítulo de las menos acertadas figuraron Anne Hathaway, con un diseño de Prada en rosa palo y Nicole Kidman, de la que se esperaba mucho más.

< P>ANÉCDOTASY REACCIONES

Jennifer Lawrence, vestida por Ralph Simmons, lució un diseño de la casa francesa Dior en seda blanca drapeada, con escote palabra de honor y una falda con vuelo tipo can-can. Tan elegante vestido dio con la actriz por el suelo cuando esta se encaminaba a recoger el premio. Hugh Jackman la socorrió.

Expectación en las redes sociales. La noche de los Oscar generó 8,9 millones de "tuits", según el blog oficial de Twitter. El premio a "Argo" fue el momento más comentado de la noche, con 85.300 "tuits" por minuto, seguido por la interpretación de la cantante Adele de "Skyfall'" , con 82.300, y la entrega de premios en las categorías femeninas.

El Oscar concedido a "Argo" ha levantado ampollas en los medios del régimen islámico de Irán, donde esta película sobre el rescate de seis funcionarios de la Embajada de EEUU en Teherán en 1980 ha sido calificada de "distorsión de la historia". El hecho de que Michelle Obama, la esposa del presidente de EEUU, fuera la encargada, a través de un vídeo, de abrir el sobre y anunciar a "Argo" como ganadora ha sido también visto como un signo de "politización" de los galardones. Algunos cineastas y medios, como las agencias locales Mehr e Isna, no han tardado en criticar una película que consideran "vulgar" y "antiiraní" y que recuerda un acontecimiento crucial de los inicios de la República Islámica.