Santa Cruz de Tenerife

Éxito entre vagones

El dúo Conciencia Urbana, formado por el herreño Pedro Alexander García y el grancanario Adán José Ojeda, recibirá hoy en Madrid uno de los premios Pie Derecho concedidos por Cadena 100.
Raúl Gorroño, S/C de Tenerife
12/dic/13 1:12 AM
Edición impresa

El dúo canario Conciencia Urbana se ha adueñado del ambiente musical que reina en el metro de Madrid desde hace varios meses. Pedro Alexander García, de la localidad herreña de Sabinosa, y Adán José Ojeda, de Las Palmas, recibirán hoy uno de los premios Pie Derecho que concede Cadena 100, impulsados por su programa "¡Buenos días Javi y Mar!", "a la gente de la calle... o simplemente por su disposición a hacer la vida de los que les rodean un poquito mejor", aclaran los promotores de esta distinción que reconoce la labor desarrollada por esta pareja de canarios que ha conseguido alegrar un poco la vida con sus canciones a miles de usuarios que circulan a diario en el metro madrileño, uno de los cuales colgó un vídeo de su actuación en Youtube, donde cerca ya de dos millones de personas lo han visto.

Pedro Alexander García se mostró muy asombrado por el éxito obtenido. "El vídeo está cerca de los dos millones de visitas. Es asombroso. Es un premio a lo que estamos haciendo como artistas".

Pedro y Adán José, que se conocieron de forma casual en el propio metro, hace varios años que se trasladaron a Madrid para buscar una oportunidad en el mundillo de la música. Curiosamente, el destino les ha sonreído y ahora están a punto de grabar un disco, además de tener lleno el calendario de actuaciones durante meses.

"Siempre nos hemos dedicado a la música y cada uno tenía su carrera. Nos conocimos en el metro hace tres meses y decidimos empezar a tocar, porque la situación ya se había puesto dura, y más que por una necesidad económica fue por una necesidad de público. Él ya se había metido hace tiempo en los vagones y decidimos darnos a conocer".

Antes de esta aventura por el subsuelo madrileño, Pedro practicaba pop latino y Adán rap puro y duro. El matrimonio musical entre ambos ha dado como resultado un género mixto en el que domina la improvisación, aunque echan mano de versiones de canciones que suenan. "Lo que hacemos en los vagones es eso, porque tienes poco tiempo para convencer a la gente, quizás menos de dos minutos, y es más fácil que le llegue una versión que una canción que no conocen. Yo empiezo a cantarla con la guitarra y él a improvisar con sus rimas que personaliza con aquellos que suben al vagón. Tenemos un poquito de todo. Hacemos temas de Paco Alborán y cantamos nuestras propias canciones cuando el tiempo lo permite, cuando son estaciones largas".

Conciencia Urbana no ha elegido una zona concreta para actuar, también es producto de la improvisación. "A veces empezamos en la línea uno y acabamos en la seis. Hacemos una jornada laboral completa. Nos juntamos a las 9 de la mañana y hablamos de lo que vamos a hacer, aunque no sabes qué va a ocurrir porque es todo improvisado. Empezamos a las 10 y acabamos a las 7 u 8 de la tarde".

Con respecto a la propina que les dejan en la "gorra", este herreño aseguró que "sí la pasamos, pero no hacemos hincapié en eso porque, aunque parezca extraño, cuando me metí en los vagones lo que quería era un público al que hacer reír. Lo que tenemos claro es que nosotros no vamos a cambiar el mundo, pero podemos hacer que la gente sonría y se sienta bien. Si cae la moneda bien, si no, no pasa nada". También reconoce que la reacción del público, al principio, "es muy seca. Es renuente, pero al final no se resisten y terminan sonriendo, que es el objetivo. De alguna manera hemos ganado adeptos que nos están esperando y algunos te lo dicen".

Este singular dúo es consciente de que, a raíz de salir en Youtube y en diversos programas de televisión y radio, les están ofreciendo muchas actuaciones, "a algunas tenemos que decir que no porque no podemos más, no tenemos tiempo físico para eso".

En este sentido, adelantó que hace ya meses que tienen pensado editar un disco. "A las dos semanas de estar juntos ya nos planteamos que teníamos que hacer un trabajo discográfico y lo estamos preparando. Todo esto lo acelera un poco y lo estamos haciendo más de lleno. Mucha gente lo pide. Hay varias casas discográficas que están interesadas, aunque no queremos perder la esencia de lo que nos ha unido, que es sacar sonrisas. Seguiremos mientras podamos entrando en el metro para que la gente sonría".

Esta pareja musical sabe que en el metro está prohibido cantar. "Cuando los securitas te ven no te dejan. Nosotros mismos salimos y te dicen que lo sienten. Han formado una especie de vínculo con nosotros. Hasta les gusta lo que hacemos y hay buen rollo".

Tampoco han pasado el "control de calidad" para poder cantar en la calle, porque "la música es una forma libre de expresarse", tarea a la que dedican toda una jornada laboral. "Paramos a comer al mediodía, pero hacemos muchos kilómetros".

Pedro reconoce que no han pensado cantar en la calle o en un mercado, porque "de alguna manera el vagón tiene una magia especial. Entras y la gente está sentada. Tienes al público preparado para convencerlo. No puede escapar y tienes dos minutos para convencerlo y hacerle reír".

Medio en broma medio en serio Pedro Alexander García comentó que se están planteando venir a Tenerife a cantar en el tranvía. "Estaría genial. Nos estamos planteando volver a nuestra tierra, que la echamos mucho de menos. Cuando se nos de la oportunidad vamos a ir para allá", confesó.

Vea en su móvil una de las actuaciones del dúo Conciencia Urbana en el metro de Madrid.

Pedro Alexander García

guitarra y voz