Santa Cruz de Tenerife

El PP no podrá ceder la Alcaldía al edil socialista Víctor Hernández

Estaba previsto que el único concejal socialista sería alcalde el último año de mandato. Ahora no cuenta con mayoría suficiente.
Raúl Sánchez, Santa Úrsula
17/feb/14 1:01 AM
Edición impresa

PP y PSOE firmaron tras las elecciones de 2011 un pacto para gobernar Santa Úrsula. Ese acuerdo incluía el compromiso de que el único edil del PSOE, Víctor Hernández Barroso, se convertiría en alcalde del municipio el último año de mandato, pero ahora el PP no puede ceder la Alcaldía a su socio. El gobierno no tiene votos suficientes para garantizar la elección de Hernández y si Milagros Pérez (PP) renunciara al cargo, la Alcaldía volvería a manos de AISU.

La salida del gobierno municipal de los seis concejales rebeldes del PP impide que el relevo en la Alcaldía pueda concretarse. El artículo 196 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) deja claro que el pleno elige al alcalde y, en el caso de Santa Úrsula, la mayoría está en manos de AISU y de los rebeldes del PP.

La única fórmula para que Víctor Hernández Barroso se convierta en alcalde de Santa Úrsula antes de las elecciones de 2015 pasa por la presentación de una moción de censura contra Milagros Pérez. El propio Barroso y los ediles de AISU tendrían que ponerse de acuerdo para relevar a la alcaldesa.

El primer teniente de alcalde de Santa Úrsula y concejal de Urbanismo, Cultura y Servicios Sociales, Víctor Hernández Barroso, asegura a EL DÍA que acepta la imposibilidad de convertirse en alcalde en este mandato, a pesar del pacto firmado, y subraya que en sus planes no está presentar una moción de censura contra su socia Milagros Pérez: "No voy a poner una moción de censura, no sería positivo para el municipio ni para nadie. No podemos someter ahora al pueblo al disparate que supondría eso. No tengo tiempo para buscar acuerdos para eso, aunque sí me gustaría lograrlos sobre el PGO o el presupuesto".

"Está claro que tampoco me voy a someter a una votación plenaria para que me elijan alcalde, puesto que no creo que vaya a lograr la mayoría suficiente. Tampoco al municipio le conviene una situación de este tipo. Prefiero que los vecinos me elijan alcalde en las próximas elecciones, y voy a luchar por ello", subraya.

El edil socialista resta importancia al relevo en la Alcaldía y asegura que "nunca fue una prioridad ser alcalde, aunque se incluyera en el acuerdo a última hora". Sí destaca que en este mandato "el único que ha cumplido el pacto de gobierno ha sido el PSOE. Eso está claro".