Cultura y Espectáculos

Tangatos se va de milonga

El trío musical afincado en Tenerife participa mañana en el Canary Islands Tango, que se inauguró ayer en Las Palmas. Su música suena en la película "Muchachos" y está planificando su segundo disco.
Jorge Dávila (@davilatoor)
25/feb/14 1:45 AM
Edición impresa

Jorge Dávila (@davilatoor)

Un par de argentinos y un uruguayo. Ese es el ADN artístico sobre el que creció -a partir de 2009- un proyecto musical que ha fortalecido sus raíces en Tenerife. Andrés Leoni (voz, textos y puesta en escena), Javier López Musso (guitarra y arreglos) y Juan Carlos Baeza (contrabajo, bandoneón y arreglos) son los culpables de "Prioridades", su iniciática aventura discográfica, el trío que suena entre las bambalinas del filme canario "Muchachos", los embajadores "tinerfeños" en el Canary Islands Tango que se inauguró ayer en Las Palmas... "Buscamos los orígenes del tango", avanza Leoni antes de puntualizar que "Tangatos elimina el lujo y se centra en lo arrabalero; en esos patios en los que cuelga la ropa (ese es uno de los recursos en sus conciertos) y en las cuestiones que tienen que ver con el amor: en sus pérdidas y en sus ganancias", precisa un creador que escribe relatos desde los 13 años y que canta desde los once.

"Prioridades" fue la carta de presentación de una propuesta -en ese álbum colaboraron Arístides Moreno, Rogelio Botanz o Andrea Echeverri (Aterciopelados)- que busca mostrar al público realidades tangibles. "El tango te dice las cosas y no te pide perdón; eso es así de duro... Nos gusta que la gente que viene a nuestros conciertos experimente picos de emoción; que lleguen a reír o que incluso puedan llegan a perder alguna que otra lágrima", aclara sobre un proceso creativo que en estos momentos se concentra en el montaje de su segundo disco. "Nos vamos a ir a la milonga", avanza sobre el contenido de una colección que van a grabar con el sello local Balcón Del Valle.

Juan Carlos Baeza, un músico uruguayo entre dos argentinos, entiende este proyecto como una fórmula más informal de interpretar algo que él considera una forma de vida: "Tangatos busca esas raíces, pero desde una posición que resulta más divertida... Eso no significa que no sintamos lo que estamos haciendo", añade el también director del conjunto Tango para Cinco.

El contrabajista, no obstante, deja claro que "el folclore forma parte de la identidad de un pueblo y no siempre se puede recurrir a él para mostrar unos sentimientos... Hay otras variantes que Tangatos trabaja muy bien", explica justo en el instante en el que apuntala que "aquí le damos al tango un valor que escénico que allí no entenderían, es decir, que no para un uruguayo o un argentino no sería nada sencillo ver todo lo que montamos en torno a nuestros conciertos", recuerda un artista que elogia la puesta en escena y la teatralidad de este trío. "Existe un tema ("Mi tierno corazón") que resume nuestra presencia en Canarias: uno nunca olvida su tierra y por eso se pasa algunos días mirando al sur de Tenerife".

Javier López Musso, argentino como Andrés Leoni, tiene claro los cimientos sobre los que descansa esta idea. "Vivimos el tango con humor, pero sin restar nada a su humanidad... Quizás todo acaba siendo exagerado, pero la intención es quitarle al tango su tragedia y acercarlo al público", simplifica poniendo como ejemplo la atmósfera que se respira en las calles de Buenos Aires. "Allí nadie parece estar contento y solo se escuchan quejas y más quejas", cuenta en una secuencia de la entrevista en el que destaca el papel que juega la mujer en las composiciones de Tangatos. "Está representada en casi todas nuestras letras... En mi país hay días en los que la mujer dice: no estoy bien, no estoy mal, pero la cosa está así", describe uno de los integrantes de un trío que mañana actúa -entre las 22:00 y 24:00 horas- en la capital grancanaria.