Santa Cruz de Tenerife
SAMUEL MARTÍN MATEOS Y ANDRÉS LUQUE PÉREZ CODIRECTORES DE LA PELÍCULA "TIEMPO SIN AIRE"

"En esta película nos metemos más en el alma humana"

Raúl Gorroño, S/C de Tenerife
20/abr/14 0:19 AM
Edición impresa

Samuel Martín Mateos (SMM) y Andrés Luque Pérez (ALP) han vuelto a coger al toro cinematográfico por los cuernos por segunda vez con la película "Tiempo sin aire", un thriller que se acabó de rodar el pasado viernes en diversas localizaciones de Tenerife.

A pachas, tras un breve descanso para comer y un rodaje que les ha obligado a padecer casi una vida monacal, sin ni siquiera poder ver "Ocho apellidos vascos", accedieron amablemente a explicar a grandes rasgos las claves de su segundo thriller, tras el éxito obtenido con "Agallas", (20o9), que fue su debut como directores.

¿Qué significa para ustedes "Tiempo sin aire"?

Significa un poco la confirmación, como los toreros. La primera fue "Agallas", un thriller también en el que debutamos como directores. Nos poníamos a prueba en un territorio que es el cine. Tenemos experiencia en televisión, llevamos treinta años, pero no habíamos hecho ninguna incursión en el cine, aunque sí hemos hecho mucha información. Él (Samuel) fue director de "Cartelera" y yo subdirector. Y hemos tenido el reto de poner en marcha un proyecto de estas características, que es el territorio del thriller, y con esas premisas sacar adelante este proyecto en una época que es de carencias y en la que hay pocos recursos para sacar películas adelante. (ALP)

¿Les atraen las historias cruentas, como en "Agallas" ?

Ahora si quieres es un poco más profundo, porque "Agallas" se movía en el territorio del thriller y eran personajes que están en la vida real, pero no tan cercanos a nosotros. Están cercanos a una mafia de droga. Aquí, en "Tiempo sin aire", hemos querido explorar algo que se acerca más a nosotros. Hemos querido hacer, modestamente, una película shakesperiana, en el sentido de que puede ser muy universal, con personajes comunes que, de pronto, por cuestiones concretas, caso de un conflicto bélico, se ven metidos en una historia de violencia, de venganza y también de pasión, de amor, de traición, pero son personajes comunes, como podemos ser cualquiera de nosotros metidos en una situación comprometida. En esta película nos hemos metido más en el alma humana, más todavía de que lo que hicimos en "Agallas". (SMM)

¿Cómo definirían el sello Martín-Luque?

Nos gusta contar historias que tengan profundidad, pero que sea para un público en general. Siempre hemos tenido muy claro que si el cine no es visto no tiene razón de ser. Queremos contar historias que lleguen al espectador, que nos pongan pegados a la butaca, pero no a golpe de efectos especiales o a golpe de trucos. (ALP)

De guionistas y realizadores en televisión a dirigir películas, ¿qué tal la experiencia con los actores?

Es una experiencia única. De pronto trabajar con personas, no con un ordenador o con ideas que salen de uno, sino de pronto compartir con otras personas. En cualquier caso, siempre que trabajamos en cine, y en televisión igual, es un trabajo en equipo. Al director le corresponde coordinar esos equipos y tratar de que la historia se cuente como queríamos que se contara, pero con la intervención de todos. Cada uno poniendo lo mejor de su experiencia en función de una misma idea. El de los actores nos parece un trabajo de una gran entrega y generosidad, porque ellos lo que ponen es su carne y su alma en la película, en los personajes. Es apasionante trabajar con los actores, porque es trabajar con las emociones de seres humanos metidos en la piel de otros seres de ficción, que están solamente en el cartel, pero tienen que tomar corporeidad, profundidad. Tiene que manifestarse de la mejor manera posible la historia que estamos contando, que es lo que tratamos de hacer. (SMM)

Por remarcar lo que está diciendo Samuel , nosotros somos coguionistas junto a Juan Antonio Gil Bengoa y Javier Félix Echániz. Yo no dejo de sorprenderme cada vez que rodamos una secuencia como algo que concibes en un momento sobre el papel y va transformándose en realidad en el cuerpo y en la manera de hacerlo. Es algo mágico. (ALP)

Carmelo Gómez repite con ustedes, ¿Qué perfil de actor encaja en sus historias?

Carmelo es una persona que puede estar en cualquier historia. Él mismo se ríe un poco diciendo, tengo que hacer un personaje que está muy alejado de mi. Esto ocurre en esta película en muchos de los actores. Están trabajando un poco a la contra. Carmelo Gómez es grandote, quizás con cierto atractivo para las mujeres. Está haciendo un papel eminentemente torpe en sus relaciones afectivas con las mujeres y se encuentra ahí, haciendo un personaje muy alejado de lo que es él. Nosotros siempre hemos pensado que Carmelo es capaz de cualquier cosa. Está siendo maravilloso el trabajo que está haciendo en esta película. Es espectacular. En cuanto al resto de los personajes, Juana Acosta, la estuvimos viendo en Colombia y entendimos que era una persona perfecta para hacer la película. Y con Adriana y Félix lo mismo. Son muy buenos actores, capaces de hacer cualquier personaje. (SMM)

30 años como guionistas y realizadores en televisión, ¿qué ha supuesto este cambio de chip?

Samuel y yo nos conocimos hace treinta y dos años. Nunca lo hablamos, pero cuando salimos de la Facultad lo que queríamos era hacer cine, pero era muy complicado. El trabajo estaba en la televisión y nos dedicamos a la realización. Hemos tocado muchos palos en la televisión, pero al final había una coincidencia, o hay muchas coincidencias en el lenguaje. La manera de contar historias de ficción en televisión se parece bastante a la manera de contar historias de ficción en el cine. Uno va madurando, alcanzando retos profesionales dentro de la televisión española, y te planteas que hace tiempo que nos gustaría contar historias en otro medio y en otro territorio. Aquí tenemos que decir que contamos con el apoyo de Televisión Española, si no no podríamos estar haciendo cine en estos momentos. Tenemos una buena historia y unos productores que confiaban en nosotros y dimos el paso. Para nosotros ha sido algo natural, manejamos recursos parecidos. La ficción tiene su particularidad, pero ha sido un viaje que empezó cuando estábamos en la facultad. (ALP)

Se trata más bien de saltar la barrera. Nosotros habíamos visto muchos toros, pero estando detrás de la barrera, pero no sólo como espectadores sino como informadores. Yo soy socio fundador, y siempre me enorgullece decirlo, de "Días de cine" y de "Cartelera". Hemos manejado mucha información y, de pronto, sentimos esa necesidad. Nos parece que es un riesgo muy atractivo y vamos a intentarlo, y aquí estamos. (SMM)

¿Qué quieren aportar al cine español?

Lo que queremos es contar historias que lleguen a la gente, ese es nuestro objetivo fundamental. Contar buenas historias. Luego nos hemos embarcado en un género, ahora estamos haciendo un thriller, pero quizás, quien sabe, en un momento determinado podemos abordar una comedia. (ALP)

Si quieres, por ir un poquito más allá, sí es verdad que las historias en las que nos embarcamos invitan un poco a la reflexión. "Agallas" creo que parte de la condición humana, como de pronto la ambición se puede volver contra ti, siempre hay un pez más gordo que tú. Ésta fundamentalmente toca un tema que es más profundo, como es el de la violencia que engendra violencia de una manera, no sé, inusual, pero que por circunstancias ajenas te ves metido en una rueda de violencia que años después estás cometiendo un acto violento provocado por un tercero que no eres tu directamente. Y te encuentras con personajes como en nuestra película, cruzando el charco para ejecutar una venganza por un hecho que tuvo lugar años atrás, sin que te tocara a ti directamente. Si quieres invita a a la reflexión sobre este caso de la guerra, de la violencia. (SMM)

¿Cuál es el tipo de cine que más se consume en la actualidad?

Claramente, en esta época, no hay más que mirar los índices de asistencia a salas y películas. Mira "Ocho apellidos vascos", pero hay otro tipo de películas que funcionan realmente, como "Solas" o "El secreto de sus ojos". Saber qué va a funcionar en cine en estos momentos es muy complicado. (ALP)

Puede parecer anecdótico, pero cuando llegamos con el guión de "Agallas" a los productores a los que presentamos el proyecto en su día, nos dijeron este thriller no funciona. El thriller no funciona en España. Pues en aquel momento parecía que funcionaba, no creemos que haya tenido que ver "Agallas" en eso, pero el thriller ha funcionado. Y ahora, cuando hemos llegado con esta historia, nos han dicho el thriller es lo que funciona, pero cuando estamos en pleno rodaje se estrena una comedia, "Ocho apellidos vascos", y está arrasando. Creo que funcionan las buenas historias, que tengan el apoyo económico necesario, y un elemento que es muy importante, que es el de la promoción, que estén bien contadas y bien promocionadas. (SMM)

¿Dónde radica el éxito de "Ocho apellidos vascos"?

No te sabría decir porque no la hemos visto. Estamos rodando desde hace seis semanas y rodar es como estar en un convento. (ALP)

Podemos hablar por referencias, por lo que nos cuentan. No sé, en un momento en el que se está cuestionando, llevamos años, la unidad de España, el tema de la identidad territorial y tal, llega esta historia no tan seria. De alguna manera a la gente le viene bien como desengrasante, para la sociedad es estupendo. Probablemente, parte del secreto sea ese, y también porque sea una buena historia a lo mejor. (SMM)

¿Qué papel juega la televisión en la promoción del cine, y como apoyo a los nuevos actores?

Hoy en día es absolutamente esencial. Por un lado, el apoyo al cine. Las televisiones son absolutamente necesarias. Sin la financiación de la televisión hoy por hoy no se puede hacer una película con ciertas pretensiones. Sino hablamos casi de aventuras personales financieras. Hablamos un poco de cine industria entre comillas. Necesita de la televisión, sino sería prácticamente imposible. Por otro lado, en concreto Televisión Española, como apoyo a los nuevos valores, tiene la obligación como servicio público de apoyar las grandes películas y, al mismo tiempo, a los nuevos directores. En cuanto al apoyo a nuevos valores están las series, que están funcionando bastante bien. Ya no se consumen, afortunadamente, tantas series internacionales. Hay cantidad de actores en los últimos años que están siendo motivados por las series en la televisión. Es una cantera. (SMM)