Santa Cruz de Tenerife

El Espacio Cultural El Tanque de Santa Cruz ya es Bien de Interés Cultural

R. Gorroño., S/C de Tenerife
1/may/14 1:21 AM
Edición impresa

El Gobierno de Canarias ha declarado Bien de Interés Cultural (BIC) el Espacio Cultural El Tanque, otorgándole la categoría de Monumento Histórico. Este antiguo depósito de crudo de la Refinería de Santa Cruz, que permanece en su enclave original, se ha convertido en un sala para la cultura experimental y de vanguardia, en el que han montado instalaciones artistas como el Premio Nacional de Bellas Artes, el escultor Jaume Plensa, o ha actuado la Orquesta Sinfónica de Tenerife, entre otros creadores, además de ser un vestigio de la memoria industrial.

El tanque 69 es un bidón de 50 metros de diámetro y casi veinte de altura, ubicado en la calle 70, que sirvió para el refinado de crudo y fuel oil, y almacenamiento de la Refinería de Cepsa. Fue construido hacia 1930. 

Conserva su aspecto exterior e interior original, aunque fue adaptado a su nuevo uso cultural con una mínima intervención arquitectónica mediante la incorporación de materiales procedentes de desguace. El proyecto fue desarrollado por el estudio AMP (Artengo, Menis y Pastrana, Arquitectos) en al año 1996, aunque se abrió al público el 17 de julio de 1997.

El acceso y los servicios de la sala, de nueva fábrica, están fuera del volumen principal del antiguo tanque. Se trata de un vestíbulo semienterrado de hormigón, que aprovecha los muros de piedra existentes. Esta pieza se desarrolla en rampa, configurando un espacio de acceso de gran profundidad visual, realizado en hormigón y mampostería.

Este espacio, tras haber perdido su uso original con la intervención de rehabilitación, se dedica desde entonces a uso cultural para acoger montajes vanguardistas y expresiones artísticas contemporáneas y alternativas de cualquier índole y procedencia, como el Festival Keroxen. 

Se trata de un inmueble cuya importancia patrimonial se fundamenta en su valor histórico-industrial y tecnológico, en su singularidad y representatividad tipológica, así como en su buen estado de conservación, en la originalidad del diseño para adaptarlo a un nuevo uso y en su propio valor cultural.

Este emblemático recinto, una estructura metálica que hasta hace unos años contaba con una programación estable de actividades culturales, recibió el Premio Regional de Arquitectura Manuel de Oraá y también fue distinguido en la Bienal de Arquitectura Hispanoamericana, fue finalista en los Premios FAD y en los Laus de Diseño por la imagen corporativa, ambos concedidos en Barcelona.

Al parecer, según explicó Dulce Xerach en una entrevista publicada en EL DÍA en 2010, fue en 1998 cuando empezó a promoverse la incoación del expediente ante el Cabildo de Tenerife para su declaración como BIC. Después se volvió a solicitar en 2001 y 20o2 por el Colegio de Arquitectos, y la última fue en 2009 por la Asociación de Amigos del Espacio Cultural ElTanque. También fue apoyado por un Manifiesto en Defensa del Tanque, que fue firmado por personajes como Saramago o la exministra Carmen Alborch.