Santa Cruz de Tenerife

TLP Tenerife ha cambiado

Francisco Mesa (@franciscomesa), Santa Cruz de Tenerife
16/jul/14 11:09 AM
eldia.es

Un momento de la ceremonia de encendido./ED

La ceremonia de inauguración con el tradicional encendido de pantallas celebrado anoche en TLP Tenerife demostró que el mayor festival de ocio y cultura digital de Canarias ha cambiado. No ha sido un cambio radical pero en esta edición se plasma el cambio de tendencia que hemos vivido los últimos años y que el lunes adelantábamos: lo más importante es la diversion en TLP Tenerife.

La edad media de los jóvenes que participan ha crecido. Las normas que impiden que menores de 16 años puedan residir en este campamento tecnológico y el crecimiento de los deportes electrónicos ha hecho que los teleperos de 2014 sean más veinteañeros que adolescentes. Menos manga, al menos en el día de ayer, y más gaming. Ya no acuden los ordenadores imposibles con leds, armados con legos o de formas originales. La evolución de la fiesta ha hecho que lo importante no sea cómo se ve, aunque abunden los selfies, sino cómo se disfruta.

La ceremonia de encendido de pantallas ha sido la más espectacular de la historia de TLP Tenerife. Una ambientación que empezó con el grito de guerra de los teleperos: "¡Teleperos! ¿Cuál es vuestro oficio?". Jack Martin (@jacksastre) ya esperaba lo que respondió un recinto ferial que arrancaba motores: "aú aú aú". Fue el comienzo de una rápida y emocionante ceremonia.

Quién no tenga jóvenes cerca quizás no se de cuenta del cambio en el consumo de medios que vivimos. Loulogio (@Loulogio_Pi) subió al escenario y quién no lo conociera iba a tener claro que es un ídolo de masas. Primero decenas y después centenas de jóvenes se acercaron a la tarima para estar más cerca del youtuber con más de 400.000 suscriptores a su canal con el que han compartido tan buenos momentos a través de una pantalla. Bollicao (@BolliStuff) subió al escenario y ya no eran decenas, eran cientos. Casi todos ellos con los brazos estirados con un smartphone en la mano grabando y generando contenidos multimedia.

Las autoridades subieron al escenario de la arena de deportes electrónico de la Lan Party. En su papel, discretos no captaban la atención de los jóvenes que se acercaron al escenario y empezaron a volver a sus asientos. Solo uno supo conectar con el público, Carlos Alonso que habitualmente utiliza su smartphone personalmente y conversa en el mundo 2.0 indicó micrófono en mano, voy a sacarme un selfie. Como si regalaran camisetas del LoL acudieron a la llamada con ganas de aparecer en la foto.

Vídeo de la Lan Party, apagado de pantallas, cuenta atrás y encendido y empezó la fiesta. Ya estaba todo dispuesto para los teleperos mientras la organización ultimaba detalles de la zona de visitantes. Loulogio, paciente, estuvo más de tres horas con sus fans. Ayer miles de fotografías y cientos de vídeos fueron capturados en una sociedad telepera que comparte más que nunca pero de una forma más discreta. Pidieron a los organizadores que quitaran la música del escenario para poder jugar mejor. Algo ha cambiado.

Aunque la primera noche fue llevadera, las ojeras no tardarán en llegar. Hoy habrá más y mejor.