Santa Cruz de Tenerife
LUIS GARCÍA SANZ FUTBOLISTA DEL CD TENERIFE EN LA LIGA 2000/01

"El Tenerife necesita tener dentro a gente como Pier"

J. Ruiz, Santa Cruz de Tenerife
8/jul/15 1:17 AM
Edición impresa

Luis García Sanz (Barcelona, 24-6-1978) será recordado para siempre por el tinerfeñismo porque fue el máximo goleador del equipo blanquiazul en una temporada histórica, la de su tercer ascenso a Primera División. En la Liga 2000/01 le aportó dieciséis tantos al equipo que entrenó Rafael Benítez. A partir de ahí se consolidó en la máxima categoría con el Valladolid, Atlético de Madrid y Barcelona; jugó tres campañas en el Liverpool, con el que ganó la Liga de Campeones de 2005 -en la final de la increíble remontada ante el Milan-; volvió a España -Atlético y Racing de Santander-; y prolongó su carrera en el Panathinaikos, Puebla, Pumas UNAM y Atlético Kolkata.

El Tenerife International Camps, que se desarrolla esta semana en el CIAT de Tíncer, ha traído al internacional español de vuelta a la Isla.

¿Hacía mucho tiempo que no venía a Tenerife?

Sí. Muchos años. Desde 2002, cuando viajé con el Valladolid.

Se refiere a aquel partido en el que el Tenerife perdió por 1-5. Se comentaba que usted casi no quería castigar a su exequipo con goles. Por cierto, hizo dos...

En aquel momento el Valladolid tenía un equipo muy bueno y el Tenerife estaba debutando en la categoría. Fue un año difícil para los blanquiazules. Tengo un buen recuerdo porque nos fue muy bien y porque volví a la Isla y pude ver a los amigos que había dejado. Quise regresar a Tenerife en otros momentos, pero me resultó difícil, aunque parezca mentira.

¿Qué recuerdos afloran al pasar de nuevo por lugares en los que vivió durante una temporada?

Bastantes y muy buenos. No he parado de recordar sitios en los que estuve, como Tabaiba, que es el lugar al que solíamos ir porque allí vivía Juan Jesús -otro futbolista del Tenerife de la campaña 00-01-, o Ifara, porque es donde residían otros compañeros. Se lo he ido contando a mi mujer y a mis hijos a medida que íbamos recorriendo Santa Cruz y otras partes de la Isla, porque ellos no vivieron aquella etapa. Todo ha cambiado en estos 15 años, pero me encanta estar aquí.

Debió ser un año muy intenso para un chico de 22 años.

Sí, mucho. Me pasaron cosas muy buenas dentro de una competición que fue muy dura. Diría que fue una de las mejores ediciones de la Segunda División que se han visto en las últimas temporadas.

¿Con qué momentos se queda de su campaña en el Tenerife?

Hay varios, como los partidos en los campos del Atlético de Madrid y del Betis. Pero la visita a Butarque la tarde en la que logramos el ascenso, con toda la tensión que había y lo que había pasado alrededor por el "caso Barata", fue toda una explosión de alegría. La llegada al aeropuerto fue increíble. Me pareció espectacular el aspecto de la autopista, de las calles...

¿Qué espacio ocupa en su palmarés el ascenso con el Tenerife?

Un lugar muy importante. Ese año me empujó a ser un jugador de Primera División. Hasta ese entonces no había tenido minutos en el Valladolid y era un jugador que apuntaba maneras, pero que no tenía ni la experiencia ni el recorrido en Primera para ser considerado como tal. Esa campaña en Segunda División me sirvió para curtirme y ser mejor jugador, porque es muy complicado salir adelante en esta categoría.

¿Se le presentó alguna vez la oportunidad de volver al Tenerife? Quizás usted estaba a otro nivel...

No por el nivel en el que estaba, sino porque no se dieron las circunstancias para que se produjera ese retorno. El Valladolid quiso recuperarme y luego tampoco surgió la oportunidad para que iniciara una segunda etapa en el Tenerife. Volví al Valladolid, me recompró el Barcelona, me fui al Atlético, me compró de nuevo el Barcelona... Todo fue a base de saltos y de contratos largos, de unos cinco años.

Dejó al Tenerife en Primera y ya habrá comprobado los altibajos de su trayectoria en la última década y media. ¿Ha seguido al equipo?

Por supuesto. Lo he seguido y me dio pena verlo en Segunda B. Ahora se está afianzando de nuevo en el fútbol profesional, pero no es fácil dar el salto a Primera.

¿Mantiene el contacto con los compañeros de aquel curso?

Sí, con muchos de ellos, con Curro Torres, David Charcos, Antonio Hidalgo, Mista... Hemos coincidido muchas veces. También estoy muy pendiente de lo que está haciendo Pier para intentar llevar al Tenerife al lugar que merece. He hablado con él alguna vez.

¿Lo imagina como presidente?

Sí, desde luego. Hay pocos que sientan los colores del Tenerife tanto como él. Además, es una persona muy honesta y este club necesita tener dentro a gente como él. Luego, con la afición que hay aquí y el ambiente de fútbol que se respira en la ciudad, todo es más fácil.

Con Rafael Benítez volvió a coincidir en el Liverpool. ¿Su relación con este entrenador es especial?

Hablamos de vez en cuando. Ahora lo tengo más cerca, porque resido en Madrid y, claro, él es el nuevo entrenador del Real Madrid.

¿Ve a Benítez triunfando en esta nueva etapa profesional?

Salió de esa casa y supongo que tendría clavada la espinita de querer volver, como nos pasa a todos. A mí me ocurrió cuando me marché del filial del Barcelona y deseaba llegar algún día al primer equipo, algo que pude cumplir. Rafa ha elegido un muy buen momento para ponerse al frente de un Real Madrid que tiene mucho potencial y para reestructurar al equipo. Tal como está el Barcelona ahora mismo es complicado quitarle títulos, pero Rafa está capacitado.

Su último equipo fue el Atlético Kolkata de la India. ¿Seguirá allí?

Estuve el año pasado. Aquello es un mundo diferente. Te das cuenta nada más llegar. Lo que pasa es que es un país con ganas de fútbol. Ellos tienen muy arraigado el críquet, pero el fútbol es un deporte que les encanta. Estoy seguro de que en los próximos años veremos al equipo de la India cada vez con un mayor potencial. De todas formas, no voy a repetir en el Kolkata. Ahora estoy en varios proyectos. Estoy trabajando con el Liverpool y con un canal de televisión. Esos son mis planes.

¿Se siente cómodo en la faceta de comentarista deportivo?

Estoy con beIN Sports. Tengo un contrato con ellos hasta 2016 y me va bastante bien. Vivo en Madrid, pero suelo viajar a Londres, a Doha, a Francia... Ellos son los que me dicen en qué lugar tengo que estar. Hacemos la Premier League, la Champions, la Liga española...

Entonces, se puede decir que ya ha pasado a ser exfutbolista.

En realidad no me veo así. El fútbol en activo no se deja tan fácilmente. De hecho, ya tengo fechas para diez partidos con el equipo de los exjugadores del Liverpool. Por ejemplo, nos iremos de gira a Asia. Hace poco jugamos en el estadio Santiago Bernabéu con los veteranos del Real Madrid. Hay mucha actividad y tienes que seguir entrenando casi a diario.