Economía
LO ÚLTIMO:
Dimite la ministra de Trabajo británica leer

Los mejores cursos de formación para conseguir trabajo en el futuro

2/ene/17 18:25 PM
eldia.es

No son pocos los que tienen dudas acerca de qué formación escoger para ampliar las posibilidades de hallar un trabajo estable, y de hecho legión son los que al calor de las nuevas tecnologías, en algún momento dado, se decantaron por profesiones que un día prometían el mundo y al final no quedaban más que en burbujas con aspirantes a raudales. La idea de asegurarse un trabajo digno a todo el mundo le atrae, le ha atraído y le atraerá, cierto es; pero, ¿qué pasa cuando se llega demasiado tarde y no se hace más que entrar de lleno en una espiral de competencia que degrada la profesión? Lo mejor que se puede hacer en este contexto es prestar atención y ponerse al día sobre las profesiones que más demanda y posibilidades tendrán en el futuro.

No es cuestión baladí, y por ello nos hemos puesto en contacto con el buscador de cursos Cursos.com; una startup española integrada por especialistas de diversos sectores con un objetivo en común: formar a los profesiones del mañana en los trabajos que demandará la sociedad a corto, medio y largo plazo. ¿Se os ocurren cuáles pueden ser? Nos han dado algunas pistas.

1. Trabajos del futuro

El futuro es muy impredecible desde el punto de vista laboral, y de hecho unos años atrás muchos no habrían pensado en que ciertos oficios e ideas rompedoras llegarían a tener el éxito y la aceptación que tienen hoy en día. De igual manera es precisamente en estos momentos cuando las nuevas tecnologías y los oficios y profesiones ya existentes están viviendo auténticas alteraciones que dentro de unos años nos volverán a sorprender. ¿Queréis sumaros al carro del futuro? Ahí van algunas ideas:

  • Conductor de ambulancias

Más de uno habrá pensado al leer el párrafo anterior que necesariamente tenemos que estar hablando de robótica, realidad virtual y asuntos relacionados con las nuevas tecnologías, ¿verdad? Bueno, pues nada más lejos de la realidad, pues el futuro no hará que todos los empleos que conocemos a día de hoy vayan a desaparecer en pro de la automatización. Para nada, y de hecho el caso de los conductores de ambulancias es un claro ejemplo.

El sector sanitario en general, si bien es proclive a tomar elementos auxiliares de alta tecnología para mejorar la precisión, los tratamientos y las analíticas, no lo es tanto para sustituir la acción humana. Cada paciente es un mundo en sí mismo, con sus peculiaridades y necesidades; y mucho habrá que esperar para que la mano de obra robotizada en este sector sea capaz de comprenderlo y actuar en consecuencia. ¿Alguien se imagina un vehículo de emergencia saltándose la normativa de la DGT y siendo pilotado por un algoritmo? No da mucha confianza, ¿verdad? Especialmente cuando vemos que los coches autónomos aún no son capaces de seguir una ruta sin causar sustos.

Eso sí, hay que advertir que no se trata de un oficio sencillo, pues los nervios, la paciencia y el estómago que deben tener estos profesionales no tiene parangón. Por no hablar de las necesarias habilidades al volante, claro está. ¿Os interesa? Pues en este caso no necesitáis más que el carnet B (el de coche) y el título de Grado Medio en Transporte y Emergencias Sanitarias.

Por cierto, los conductores de ambulancias tienen también un futuro prometedor visto el progresivo éxito que está teniendo la criogenización en medio mundo; España incluida. ¿No os lo habíais planteado? El futuro trae muchas sorpresas.

  • Piloto de drones

Sí, así es; los drones son mucho más que un juguete de la tienda de la esquina. De hecho se han convertido en una herramienta clave para el mundo de la fotografía, del cine y de los medios audiovisuales en general. Algo que a decir verdad no es extraño, pues gracias a estas naves los directores y profesionales  del sector son capaces de obtener magníficas tomas aéreas de alta precisión y nitidez sin tener que gastarse grandes partidas en helicópteros y avionetas. Y que conste que no nos referimos precisamente al cuadricóptero del bazar, sino a costosos dispositivos que son capaces operar con telemetría precisa, estabilizadores industriales y sistemas de captación de imágenes en alta definición.

La industria se está fijando en las bondades de este tipo de máquinas, pero resulta que el Ministerio de Fomento también; razón por la cual ha reglamentado, a través del Real Decreto Ley 8/2014, lo que originalmente era una afición; y todo con el objetivo de profesionalizarlo con titulaciones y formaciones rigurosas. La más conocida y valorada es la RPS ( Remotely Piloted Aircaft), y si os interesa obtenerla tendréis que inscribiros en una escuela de aviación acreditada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea -conocidas como “centros ATOS”-. Hay presentar un certificado médico y aprobar dos exámenes, uno teórico y otro práctico.

  • Tanatopraxia y tanatoestética

España presentará una pirámide poblacional invertida a medio plazo, lo que significa que de aquí a 20 años nuestro país contará con más personas de 50 años en adelante que menores de esa franja; aumentando así el número de fenecidos y  disminuyendo el registro de parejas jóvenes llamadas a reponer esta pérdida (dando pie a una tasa vegetativa negativa que hará que España pierda millones de habitantes para 2050). Y bueno, también es cierto que ante tanto movimiento las empresas funerarias también saldrán beneficiadas.

¿En alguna ocasión os habéis planteado preparar cadáveres para su exposición en velatorios? Pues es precisamente de lo que se encargan dos de los oficios más antiguos del mundo: la tanatopraxia y la tanatoestéctica. Siendo los técnicos del primer caso quienes se encargan de limpiar, embalsamar y reconstituir el cuerpo; y del segundo los que maquillen, peinen y vistan al difunto para una última despedida.

No es una profesión sencilla, pues se necesita de mucho estómago y paciencia; además de habilidades manuales, claro está. A su favor tiene que el salario ofrecido esté por encima de la media del mercado, que las tasas de desempleo sean realmente bajas y que la formación requerida no sea extensa, pues con un curso adecuado se puede ejercer. Y por cierto, no son oficios que vayan a rendirse a la robotización del entorno laboral, pues si bien es cierto que una máquina podría hacer muchos de los pasos requeridos, no tendrá capacidad para discernir la parte artística que envuelve la parte tanatoestética.

2. Un futuro prometedor a solo un clic de distancia

Cada día que pasa, y según van cogiendo fuerza las nuevas necesidades e intereses de la sociedad en la que vivimos, estos oficios (y muchos más) van tomando paso y formándose una mayor presencia en el ámbito laboral; así que si no queréis quedaros rezagados no os perdáis todo lo que se está “cocinando” ahora mismo entre bastidores. Cursos.com, la startup madrileña que facilita el reciclaje laboral y la adquisición de nuevas competencias a los trabajadores, os da la posibilidad de acceder, sin registro alguno y de manera gratuita, a la información de más de 6.000 cursos, másters y grados.