Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Audiencia de Cuentas certifica que Gran Canaria depuraba el 93% de sus aguas en 2013 leer

Amenaza con machete al suegro en casa de su novia en San Isidro

La Guardia Civil detuvo a un joven de 29 años que, en estado ebrio, abandonó la vivienda al saber que no estaba allí su pareja.
P.F., S/C de Tenerife
10/ene/17 6:24 AM
Edición impresa

Una patrulla de la Guardia Civil del puesto principal de Granadilla detuvo la pasada semana a un hombre de 29 años como presunto autor de dos delitos, uno de allanamiento de morada y otro de amenazas de muerte en la vivienda donde reside su novia y el padre de esta.

Los hechos ocurrieron concretamente el pasado Día de Reyes en el núcleo de San Isidro, en el municipio de Granadilla.

Según los datos que trascendieron ayer, el joven acudió en estado ebrio y armado con un machete hasta la casa mencionada y rompió la puerta principal tras darle diversas patadas.

El individuo vertió amenazas de muerte contra su suegro y decidió abandonar el inmueble cuando se percató de que su pareja sentimental no se encontraba en el inmueble.

Los agentes del Instituto Armado que acudieron hasta la zona consiguieron localizarlo y procedieron a su detención.

Supuestamente, la novia del citado joven fue informada de lo ocurrido no solo por sus familiares, sino también por los guardias civiles. Sin embargo, dicha mujer rechazó denunciar a su novio por circunstancias que se desconocen, a pesar de los daños ocasionados en la puerta de la vivienda y de su actitud amenazante con el machete.

No obstante, los guardias la informaron de los derechos que la asisten como presunta víctima de un episodio de violencia de género, allanamiento de morada o daños materiales.

Respecto al joven arrestado, le constan varios antecedentes policiales, entre ellos alguno por episodios de malos tratos, según trascendió ayer.

Las diligencias realizadas por los funcionarios del cuerpo de seguridad fueron remitidas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción que se encontraba de guardia la pasada semana en Granadilla.