Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El palacete de Vistabella albergará la oficina de atención a víctimas de violencia machista leer

Baltar priorizará los problemas del Hospital Universitario de Canarias

Para el nuevo consejero de Sanidad la reducción de las listas de espera y el diálogo con los colectivos sanitarios tienen carácter urgente.
V. Pavés, S/C de Tenerife
12/ene/17 6:20 AM
Edición impresa

"Al Hospital Universitario de Canarias (HUC) se le tratará de dar una solución por vía urgente". Es lo que afirmó ayer el nuevo consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, José Manuel Baltar, en declaraciones en Radio El Día.

El recientemente elegido consejero lo expresó en el momento en el que le preguntaron por los hechos acaecidos el pasado lunes, cuando dos personas vieron cómo sus operaciones se retrasaban dos semanas por faltar un especialista anestesista.

Aunque Baltar insistió en que todavía no conocía "el tema en profundidad", reiteró que los problemas del centro hospitalario "deben preocuparnos". Asimismo, en otras declaraciones vertidas en Cadena Ser el pasado martes, añadió que "nadie puede olvidar la importancia y el peso que tiene el HUC en este archipiélago, pues es uno de los grandes hospitales y tenemos que tomar cartas en el asunto para ver qué está ocurriendo".

Al preguntarle por la controvertida frase de que con 16 millones destinados a la sanidad privada podía reducir las listas de espera hasta 6 meses, el consejero explicó que "sería una locura pensar que con 16 millones se van a solucionar las listas de espera", pero insistió en que sí cree que "si desde los centros concertados se hicieran operaciones menores, se podría resolver y desbrozar de esas listas de espera".

En sus declaraciones, el consejero se mostró como una persona que basará su estrategia en "sentarse a dialogar con intensidad con las asociaciones de pacientes, los sindicatos y los colegios profesionales". No obstante, los pacientes se postulan como los más relevantes para el consejero porque insiste en que son los que tienen "que dar la pauta" de actuación. De hecho, el consejero afirmó que la sanidad "no existiría" sin ellos.