Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Audiencia de Cuentas certifica que Gran Canaria depuraba el 93% de sus aguas en 2013 leer

Los puntos del Heliodoro y algo más

Lograr un pleno en los ocho partidos que le quedan al Tenerife en campo propio dejará al equipo cerca de la media necesaria para jugar la promoción Podría no ser suficiente con el botín casero.
El Día, Santa Cruz de Tenerife
16/feb/17 6:25 AM
Edición impresa

Martí ha llevado al Tenerife a los puestos de promoción a Primera./M. SANTOS

La presencia del Tenerife en los puestos de promoción en las cuatro últimas jornadas invita a sacar la calculadora para tratar de medir las opciones del equipo en las diecisiete jornadas que quedan para dar por cerrada la fase regular de la competición.

Desde que se instauró el sistema de ascenso actual en la campaña 10/11, con dos clubes que suben por la vía directa -los dos primeros-, y una tercera plaza reservada para el ganador de dos eliminatorias en las que participan los cuatro siguientes en la clasificación, exceptuando a los filiales, la puntuación mínima para entrar en el "play off" ha pasado de los 61 que permitieron al Zaragoza luchar por regresar a Primera División en 2014 a los 71 que necesitó sumar el Córdoba en 2012 para ser sexto en la tabla. En definitiva, la media deja el listón en unos 66 puntos.

Esta referencia obligaría al Tenerife a añadir 28 a los 38 que ya tiene, con cuatro partidos de la segunda vuelta ya disputados. Los blanquiazules rozarán esos números ganando nueve encuentros, más o menos la mitad de los que le faltan. Por tanto, no les bastará con lograr un pleno en los ocho compromisos que tienen pendientes en el Heliodoro Rodríguez López, empezando por el de este sábado con el Almería, el peor visitante de la Liga con solo 3 puntos y ningún triunfo a domicilio.

Como local, el Tenerife es el tercer mejor club de la categoría, con 27 puntos en trece partidos logrados con siete victorias y seis empates. Cádiz y Oviedo presentan la misma puntuación siendo anfitriones. Solo mejoran estos registros el Levante y el Girona, con 32 y 31 puntos. Se trata de los equipos situados en los puestos de ascenso directo de la clasificación.

Los de Martí, que han avanzado en el estadio santacrucero con un promedio de dos puntos sumados por partido y no han sido derrotados en casa, deben recibir a rivales directos como Real Oviedo, Girona, Lugo y Levante, a dos que no han vencido fuera, Almería y Mirandés, así como al Nástic y al Reus. Pero, en teoría, los puntos en el Heliodoro podrían no ser suficientes, de manera que se verá obligado a sumar en las nueve salidas que completan su calendario.

Lo que le queda en Liga