Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
La policía londinense cierra la estación de metro de Oxford Circus por un tiroteo leer

"Me arrepiento de recomendar a Enrique Camacho como director"

Luciano Delgado hace balance de sus 40 años en el Carnaval. Se jubila como responsable técnico y dispuesto a seguir como asesor. Está orgulloso del equipo profesional que ha formado.
@HGonar, Santa Cruz de Tenerife
17/feb/17 5:39 AM
Edición impresa

Nacido en Santa Cruz de Tenerife en 1953, Luciano Delgado cuelga el casco de órdenes casi cuarenta años después de su desembargo en 1976 al Carnaval, cuando con 22 años fue a ayudar en una instalación eléctrica por fuera de la recova vieja (el Palace Royal). Comenzó su vínculo con Fiestas.

Inmerso en un ERE de Televisión Española, donde tenía su puesto de trabajo, se prejubiló y ahora anuncia que pasa a la "reserva", convencido de abandonar la dirección técnica del Carnaval y dispuesto a prestar el asesoramiento que le pidan. Está convencido, y satisfecho, del equipo que ha formado y con el que trabaja, un grupo de profesionales "más que preparados" para tomar el testigo y afrontar nuevos retos.

Cuando llega a su jubilación y echa la vista atrás, destaca entre los mejores momentos la experiencia de 2001, cuando hasta diseñó el escenario de "Odisea 2001. El Espacio", que se instaló en la plaza de España. En aquella gala se usó el puente de 40 metros que cruzaba por encima del público, desde la torre de control y hasta el escenario para la actuación de Chayanne. "Fue una producción artística muy importante; se negoció directamente con EEUU. Esa pasarela solo se usó en la gira de Rolling Stones y en la gala del Carnaval de 2001 por mi amistad con el productor", explica.

Ahora lo negativo: "Me arrepiento de haber recomendado a Enrique Camacho como director artístico al anterior concejal de Fiestas, y al entonces gerente. Lo introduje en el mundo artístico, y nunca lo tuve que hacer", se lamenta. Para sentenciar: "Es un mal agradecido". Y admite: "Somos incompatibles".

Luciano Delgado asegura que él propuso la fórmula de tres directores artísticos para tres galas; "no todo debe recaer en una sola persona". Y ahonda: "Aquí hay formado ya un gran equipo de profesionales técnicos que ha trabajado conmigo y que está preparado para afrontar nuevos retos; si quieren solo hace falta un nombre de relevancia nacional e internacional y aprovechar para que forme a las nuevas generaciones".

Interpelado si abandona la dirección técnica con el desconsuelo de nunca haber dirigido una gala, Luciano Delgado confiesa: "Me he sentido director de gala muchos años", pues el éxito artístico ha sido una consecuencia de su producción técnica.

Delgado recuerda su participación en las galas que dirigieron Sergio García y Jaime Azpilicueta, a la vez que señala que no trabajó ni con José Antonio Plaza ni con Rafael Amargo. "Cuando fui a la reunión con el entonces concejal de Fiestas Hilario Rodríguez (año Amargo) no lo vi claro y pedí que no contaran conmigo", afirma.

"Todos los directores de gala han aportado algo; menos Enrique Camacho, que no aporta nada", sentencia, en referencia a quien repite al frente de la gala adulta el miércoles de la semana próxima.

De hecho, da por zanjado ya su trabajo en el recinto ferial y cuenta que ahora está centrado en dejar todo preparado con los escenarios en la calle.

El director técnico del Carnaval 2017 destaca que se lleva de sus 40 años en el Carnaval la experiencia acumulada de la etapa de Juan Viñas al frente de la organización, sus conocimientos en la administración pública y su capacidad de trabajo, destaca.

Reconoce su "parte de culpa" en que la gala saliera del teatro Guimerá a la plaza de toros, y luego a la plaza de España o el recinto ferial. "Yo jugaba un papel decisivo porque proponía y elaboraba los informes técnicos y luego el concejal de turno era a quien le correspondía tomar la decisión con el alcalde", cuenta.

¿Su lugar ideal? El recinto ferial para los concursos, con un escenario sobrio y con técnica, y celebrar la gala, la final de murgas y los bailes en la plaza de España. "Pero ese sitio no existe ahora", se lamenta. Para Delgado no pasa desapercibida la proyección de Las Palmas con la gala drag, y considera que Santa Cruz confíe de nuevo la señal a TVE por la capacidad de su canal internacional. Se siente corresponsable del éxito este año de la murga Zeta-Zetas, y celebra que hayan adaptado la técnica al repertorio. "Me encanta el uso de la tecnología sin tocar lo tradicional en la murga".

Entre los logros más importantes de esta edición, la incorporación de los giratorios que ya demostró ser un éxito en el concurso de agrupaciones musicales y que pasará su reválida mañana, con el de comparsas, donde es fundamental también la labor de Carlos Mas. "Siempre quise utilizar giratorios pero la técnica de sonido no lo permitía; este año tenemos el equipo y se ha salvado el concurso".

El equipo que hereda la técnica de Luciano Delgado

De izquierda a derecha, Hugo Casola, ingeniero electrónico; Aníbal Delgado, técnico en iluminación de TVE; el propio Luciano Delgado; Beneharo Delgado, técnico superior de Espectáculos Multimedia; Fabio Higuera, director técnico de Iluminación de Sonopluss, y Jonay Delgado, técnico superior en informativa (diseños gráficos y animación). Es el equipo que hereda el magisterio de Luciano Delgado./ j.a.

Luciano Delgado

Director técnico del Carnaval