Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Pyongyang calienta su artillería y Washington envía un submarino a la región leer
ANTONIO ERMETES BRITO GONZÁLEZ CONCEJAL EN EL AYUNTAMIENTO DE SANTA CRUZ DE LA PALMA

"Cómo voy a ser machista, mi padre se fue y mi madre nos sacó adelante"

V.M., S/C de La Palma
19/mar/17 6:24 AM
Edición impresa

Lo sencillo para ganar el aplauso fácil sería decir que Antonio Ermetes Brito es machista. Pero eso ya lo han dicho otros y, además, no se ajusta a la verdad. Al menos por su forma de moverse por la vida, por sus enseñanzas, no lo es ni de lejos. Hay que conocerlo para tener una visión más real de la persona. Una frase tremendamente desafortunada -"no hay mujeres destacadas en Santa Cruz de La Palma para ponerles una calle"-, interpretada de aquella manera y que buscaba en el fondo "picar" a Maeve Sanjuán, su compañera de bancada, lo tiene casi arrinconado. Una guasa con poco gusto pasada de "frenada".

Vaya semanita, ¿eh?

¿Qué quieres que te diga? Voy a cumplir 65 años, ya soy una persona mayor y me tomo las cosas en su justa medida. ¿Sabes lo más que me ha dolido? La reacción de mi amiga Maeve Sanjuán. Fue una broma. Sabes como soy, nos conocemos y tenía ganas de picar un poco a Maeve. Ella reaccionó y yo seguí. Luego me he dado cuenta de que fue el sitio menos adecuado para una broma así. Voté a favor de la propuesta, de poner calles a mujeres destacadas, con lo que estoy de acuerdo.

¿Volvería a decir lo que dijo o se arrepiente?

Me arrepiento de haberlo dicho de esa manera. Soy espontáneo, tenía decidido "picarla" y se me interpretó mal. Nunca me quise referir a que las mujeres no merecen reconocimientos.

¿Pero las mujeres merecen tener calles?

¡Las merecen igual que los hombres! Lo que sí pienso es que hay que ver qué cualidades se utilizan para poner el nombre a una calle. Qué es ser destacado. Personajes sí tenemos muchos en la ciudad, que a lo mejor deberían ser recordados de alguna manera, pero no es fácil encontrar personas que hayan sido muy relevantes, pero hablo tanto de mujeres como de hombres. Sin ninguna diferenciación.

Desconocimiento en su comentario, ¿quizás?

Pues mira, me han hablado de Carmen Arozena, que yo no la conocía y sí tiene cualidades para tener una calle. Luego otros dicen Elsa López, pero igual se podría decir de Luis Morera o Ramón Ramos. Aquí tachamos a la gente por ser del Tenisca o del Mensajero, si es negro o blanco, católico o ateo, hombre o mujer, y lo que hay que mirar en las personas es su valía y no si son machos o hembras. Además, el nombre a las calles debería de ponérselo el pueblo y no los concejales. Para el pabellón municipal se votó y se puso el nombre de Roberto Rodríguez Estrello. Es el ejemplo.

¿Qué sienten cuando le dicen que es un machista?

Las personas que me conocen ni se lo cuestionan. Me dicen que ya la volví a armar con mis tonterías. Pues sí, efectivamente, tienen razón. El otro día fui al banco, al que voy todos los días, son mujeres las que trabajan allí y les dije que todavía estaba vivo, y comenzaron a reírse.

¿Se ha sentido presionado tras su intervención en el pleno?

Sí, y hay cosas que no estoy dispuesto a permitir. Me han insultado y acosado con llamadas al trabajo y a mi casa. Mi casa y mi trabajo son sagrados y no quiero hacerle daño a la notaría, ¡eso es sagrado!, y más ahora cuando solo me quedan meses para jubilarme. Eso sí me fastidia. Si la cosa sigue igual, voy a tener que recurrir a la justicia.

Y en casa, su mujer, ¿qué le comenta?

Que para qué me meto en estas cosas. Ella sabe como soy y conoce de dónde vengo. Te voy a contar algo: mi madre fue la que me crió. Mi padre se marchó para Venezuela y gracias a una tía escapamos. Mi padre se fue y adiós muy buenas. Mi madre se quedó con dos hijos y viviendo en el campo, pasando trabajos que no sabe nadie. Conocí a mi padre cuando yo tenía 30 años, que ya estaba casado. ¿Cómo puedo ser yo machista? Que no me digan tonterías.