Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Audiencia de Cuentas certifica que Gran Canaria depuraba el 93% de sus aguas en 2013 leer

Plazo límite de 45 días para acabar la playa de la capital

Tanto el ayuntamiento como la Dirección General de Costas coinciden en señalar que la zona de baño debe estar finalizada en mes y medio, aunque nadie se atreve ya a dar una fecha concreta. Se recoloca la arena tras el último oleaje y se finalizan accesos y duchas.
V.M.
19/mar/17 6:24 AM
Edición impresa

Quedan 45 días. Ese es el plazo máximo en el que la obra de la playa de Santa Cruz de La Palma debe estar finalizada. Es cierto, para qué engañarse, que con tantos retrasos suena incluso a broma, tenía que estar acabada ¡en el año 2013!, y parece que la retirada de las vallas de la avenida Marítima nunca se va a producir, pero ese, al menos, es el tiempo límite en el que coinciden tanto el Ayuntamiento capitalino como la Dirección General de Costas.

Y no será por contratiempos. El último, el fuerte oleaje que ha hecho a los responsables de la actuación replantear la colocación de la arena. El "temporal" no afectó a los diques, pero el mar sí llegó con demasiada facilidad, más de la prevista, al malecón y hay que tener en cuenta que el principal objetivo de la obra es proteger el frente de la ciudad.

La idea es dejar una pequeña cuesta y que la superficie en tierra no sea tan plana, como estaba hasta ahora, con el objeto de que sea capaz de aguantar un embate de mayor virulencia.

Pero sí, ya no hay redes de saneamiento que afecten a la playa, se ha derruido la vieja estación de bombeo, la nueva opera sin contratiempos, los diques están colocados y no han sufrido daños, la arena se está recolocando... la obra se centra apenas en la finalización de los accesos y en la ejecución de las duchas.

A propósito, hay que destacar que el proyecto contempla cinco bajadas desde la avenida hasta la arena de la playa, de las que una ya está finalizada y el resto se encuentra en proceso de construcción. Los trabajos que quedan "ya son bastante rápidos de realizar", coinciden responsables de la obra, "una vez que ya están definidas las estructuras".

Eso sí, la ansiada finalización de la obra de la playa, con la retirada de las molestas vallas, no conlleva su apertura de forma automática, ya que con posterioridad tendrá que desplazarse a la Isla un técnico responsable del Ministerio de Medio Ambiente del Gobierno de España para certificar que los trabajos se ajustan al proyecto. Es un simple trámite, pero después de lo vivido...

Y luego está la inauguración. Desde el gobierno capitalino se ha advertido de que una vez esté finalizada y certificada la finalización de la playa, y en caso de que no sea posible una puesta en uso de forma oficial por problemas de agenda de la responsable estatal que visite la Isla por ese motivo, la zona de baño se abrirá al público. Ya se cortará la cinta.