Santa Cruz de Tenerife

El Observatorio del Teide, ese ojo siempre abierto hacia el Universo

La visita guiada diurna ofrece una introducción sobre la importancia del cielo de las Islas, los telescopios del Observatorio del Teide y los proyectos del Instituto de Astrofísica de Canarias.
Sergio Lojendio, S/C de Tenerife
11/ago/17 6:20 AM
Edición impresa
 

El Observatorio del Teide ocupa el cuarto lugar entre las preferencias de las personas que visitan el portal Tripadvisor por lo que se refiere a la categoría de museos.

De las 380 opiniones recogidas, un total de 199 (52%) consideran este espacio excelente; 103 (27%) lo califican como muy bueno; 41 (11%) le dan la nota de normal; 24 (6%) lo evalúan como malo y 13 (3%) hablan de pésimo.

Las nacionalidades de los visitantes que han opinado en el portal son variadas, destacando los españoles (311), seguidos por británicos (136), alemanes (21), rusos (13), franceses (11), italianos (7), portugueses (2), más un danésy un holandés.

El Observatorio del Teide se encuentra situado a 2.390 m. de altitud, en la zona de Izaña.

Canarias está considerada como uno de los tres mejores lugares del planeta para la observación del cielo, junto a Chile y Hawai, y en Tenerife se encuentra el mayor observatorio solar del mundo.

El Observatorio del Teide, que empezó a funcionar en 1964 y dedica su actividad científica a la observación solar y la astronomía robótica, cuenta con un gran número de telescopios solares y nocturnos que son propiedad de distintos países europeos.

Desde el Observatorio del Teide se descubrió que el Sol tiene frecuencia propia y que late, como un corazón, cada cinco minutos.

El trabajo de los investigadores de este centro aporta a la ciencia una media de una publicación científica diaria.

En la visita guiada diurna al centro científico se ofrece una introducción sobre la importancia del cielo de Canarias, los telescopios del Observatorio del Teide y los diferentes proyectos del Instituto de Astrofísica de Canarias, la institución que administra este observatorio solar.

También incluye la participación en el taller de astrofísica que se imparte en el centro de visitantes, donde los guías explican qué es la astrofísica y cómo trabajan los astrofísicos.

Los visitantes tienen la oportunidad de observar las manchas solares y las llamaradas del sol, a través de dos telescopios solares, y también realizar una visita al interior de un telescopio nocturno, conociendo su funcionamiento y apasionante historia.