Santa Cruz de Tenerife

Ayuda hasta el último aliento

El Día
11/ago/17 6:20 AM
Edición impresa
El programa para la atención integral a personas con enfermedades avanzadas ha atendido a 507 pacientes y 1.700 familiares./El Día

El programa para la atención integral a personas con enfermedades avanzadas ha atendido a 507 pacientes y 1.700 familiares./

Más de 500 tinerfeños en el final de su vida han sido acompañados por los equipos de atención psicosocial de la Obra Social "la Caixa".

Desde 2009, el Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas de la Obra Social "la Caixa" se ha ido consolidando y ampliando hasta llegar, a día de hoy, a 123 hospitales de toda España a través de 42 Equipos de Atención Psicosocial (EAPS).

Con esta iniciativa, la entidad impulsa e inspira una atención integral que cubre el apoyo psicológico, emocional, social y espiritual al paciente y a sus familiares.

Su último estudio de efectividad concluye que las dimensiones de dolor espiritual mejoran de forma significativa tras la intervención de los Equipos de Atención Psicosocial.

En Santa Cruz de Tenerife, el programa ha atendido hasta hoy a 507 pacientes y a 1.700 familiares. En la provincia lo desarrolla un EAP de Cruz Roja que actúa en el Hospital Nuestra Señora de la Candelaria, el Hospital Universitario de Canarias, y en una unidad de soporte domiciliario.

Con este programa, enmarcado en la Estrategia en Cuidados Paliativos del Sistema Nacional de Salud, la entidad pretende complementar el modelo actual de atención a personas con enfermedades avanzadas con el fin de alcanzar una atención integral que tenga en cuenta los aspectos psicosociales: tanto el apoyo psicológico y emocional, social y espiritual al paciente y a sus familiares, como la atención al duelo, el apoyo a profesionales de cuidados paliativos y el acompañamiento de voluntarios.

Las dimensiones que mejoran en el paciente son la psicológica, la social y la espiritual. La primera evaluación científica, realizada en el año 2014, concluyó que la atención psicosocial que ofrece el programa, y que contempla las tres dimensiones, responde a las necesidades y mejora en el noventa por ciento de los síntomas provocados por la enfermedad.