Sociedad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Gobierno y sindicatos acuerdan derogar partes de la reforma laboral sin apoyo de la CEOE leer

La adaptación a la nueva ley educativa encarece los libros de texto

El gasto medio por alumno creció más de un 3% el curso pasado, según los editores Algunos manuales tienen hasta 25 versiones distintas para atender la diversidad curricular de las autonomías.
Efe, Madrid
8/sep/17 6:12 AM
Edición impresa
La adaptación a la nueva ley educativa encarece los libros de texto

El gasto medio por alumno en libros de texto creció un 3,03% el curso 2016-17 respecto al anterior y se situó en 106,08 euros, debido, principalmente, al proceso de adaptación "de los nuevos currículos Lomce".

Estos son los datos que facilitó ayer en rueda de prensa la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (Anele) en su informe anual de la Evolución de los Precios de los Libros de Texto, en la que su presidente, José Moyano, destacó que el curso que ahora comienza se inicia ya con "los contenidos adaptados a las normativas estatales y autonómicas".

A juicio de los editores, la Lomce, a pesar de querer hacer unos currículos más homogéneos, ha creado más fragmentación que nunca, lo que dificulta la planificación empresarial y repercute en los precios.

Además, critican el excesivo intervencionismo de los "poderes públicos", que creen "disparatado y desatinado", y que, según Antonio María Ávila, director ejecutivo de la Federación del Gremio de Editores de España (FGEE), "no responde a criterios pedagógicos, sino políticos y económicos".

Según el informe "El libro educativo en España: Curso 2017-2018", se han llegado a editar hasta 25 versiones distintas para una misma materia, y en una "asignatura aparentemente neutra como matemáticas se han imprimido 19 libros distintos por editorial para cuarto de primaria" para atender la diversidad curricular de los territorios. "Se han editado casi 50.000 títulos para el curso nuevo curso, cuando en Francia hay 2.000", lamentó Moyano, quien espera que con el pacto por la educación se logre dar "unidad y coherencia al sistema educativo y se potencie la igualdad de derechos y la calidad de la educación".

Para este curso se prevé un incremento de los precios en un 1%. Los editores creen que las perspectivas de ventas son "claramente negativas". Esto se debe, sobre todo, a que al estar implantados los nuevos currículos las adquisiciones públicas destinadas a la reposición descenderán y a que aumentará el "segundo uso", principalmente en los niveles superiores.