Santa Cruz de Tenerife
EL TANQUE

El alcalde ve viable que parte del ecomuseo se use como albergue

Román Martín ha pedido al Cabildo la gestión del complejo y ve buena predisposición para cambiar la normativa y darle uso alojativo.
R.S., El Tanque
10/sep/17 6:49 AM
Edición impresa

El alcalde de El Tanque, Román Martín (PSOE), vuelve a ver viable que parte del ecomuseo del municipio se use como albergue turístico. Tras la negativa inicial del Cabildo de Tenerife, el mandatario socialista ve ahora "buena predisposición" para cambiar el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Rural de Teno, donde se ubica la instalación, y permitir el uso alojativo del antiguo caserío.

Martín recuerda que el albergue de Bolico, en Buenavista del Norte, "se ubica en el mismo tipo de suelo que el ecomuseo, por lo que no debería existir ningún conflicto para autorizar un uso idéntico".

Este verano se realizó un campo de trabajo en el complejo y los participantes se alojaron en las instalaciones. "Colocamos literas y, con los baños y la cocina existentes, pasaron 15 días sin ningún problema", explicó el alcalde. Esta primera experiencia piloto ha servido para que el consistorio retome la idea de convertir el anhelado ecomuseo en un albergue de uso turístico.

A juicio del alcalde, "sería una buena manera de relanzar estas instalaciones y toda la zona, donde se pueden realizar numerosas actividades".

"Hemos hablado con el consejero insular de Política Territorial, Miguel Ángel Pérez (PSOE), y él también ha visto viable llevar a la próxima junta rectora del Parque Rural de Teno la propuesta de modificar el PRUG para autorizar el albergue en El Tanque", avanza Martín.

El Ayuntamiento tanquero solicitó recientemente asumir la gestión directa de las instalaciones del ecomuseo. "Una petición que han visto con buenos ojos desde el Cabildo. Inicialmente podríamos asumir la gestión de la tasca y de varias aulas que queremos homologar para formación", adelanta.

El ecomuseo tanquero es un proyecto que surgió en el año 1999. Después de 18 años de obras, parones y retrasos y casi 4 millones de euros de inversión pública, el ecomuseo sigue sin inaugurarse y sin tener un uso definido.

Martín ya solicitó en diciembre de 2015 y noviembre de 2016, sin éxito, que se autorizara la transformación de parte del ecomuseo en albergue. Ahora espera que a la tercera vaya la vencida.