Santa Cruz de Tenerife

La dependencia gana recursos en Canarias pero no sale de la cola

El aumento en la inversión, solo superado por Valencia, no impide que el sistema figure entre los menos desarrollados El Estado solo aporta el 17% de los fondos en todo el país.
Europa Press, Tenerife/Santander
13/sep/17 6:04 AM
Edición impresa

La Comunidad Valenciana y Canarias son las regiones donde más ha aumentado la inversión en dependencia en 2016 -con incrementos del 14,6% y el 11,1% respectivamente- y "peor" tienen desarrollado el sistema, según expuso ayer el presidente del Observatorio Estatal de la Dependencia, José Manuel Ramírez.

El representante del colectivo denunció que la Administración General del Estado solo aportó un 17,4% de dinero público al sistema de atención de dependientes en España el año pasado, frente al 82,6% de inversión por parte de las comunidades autónomas.

Ramírez advirtió de que la Ley de la Dependencia dice "expresamente claro" que la inversión debe ser compartida al 50%. En este sentido, lamentó que, "lejos" de aproximarse, el Estado "ha reducido aún más" su porcentaje de financiación. "Las leyes están para cumplirlas", reivindicó.

"Esto es verdaderamente dramático", alertó Ramírez en una rueda de prensa que tuvo lugar en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, en la que presentó los "datos oficiales" autonómicos sobre financiación de la Ley de Dependencia -de todas las regiones a excepción del País Vasco-, con motivo del encuentro "Diez años de la Ley de Dependencia: Balance y retos de futuro".

El también presidente de la Asociación de directores y gerentes de Servicios Sociales de España afirmó que el Gobierno de Mariano Rajoy está "dejando morir" el sistema de la Dependencia y auguró que en 2017 -teniendo en cuenta que el sistema está "colapsado"- morirán unas 36.000 personas dependientes "sin recibir" la prestación o servicio "al que tienen derecho".

Además, concretó que el Estado ha recortado entre 2012 y 2015 unos 4.000 millones de euros, un recorte "inmisericorde" por el cual el Gobierno ha "abandonado a las personas más vulnerables". A su juicio, el "quebranto económico" de esta falta de dinero está provocando que las comunidades autónomas estén "asfixiadas económicamente".

Las dos regiones españolas donde más crece el dinero público destinado a la gestión de las políticas de dependencia son la Comunidad Valenciana (14,6%) y Canarias (11,1%), a pesar de que son las que "peor" tienen desarrollado el sistema.

Por el contrario, Madrid, Cataluña y La Rioja "ni siquiera" invirtieron en 2016 el presupuesto aprobado en 2015 para Dependencia, agregó el presidente del Observatorio.