Santa Cruz de Tenerife
DAVID BISBAL CANTANTE

"Cualquier artista prefiere una carrera estable que el éxito de una canción"

Jorge Dávila, Santa Cruz de Tenerife
14/sep/17 6:15 AM
Edición impresa

En dos días está de vuelta en una tierra que en la que siempre es bien recibido, un lugar que visitó hace menos de un año para confirmar que es uno de los grandes de la música latina. "El público canario sabe valorar cuándo alguien siente la música desde lo más profundo de su corazón, como es mi caso", dice el almeriense David Bisbal sobre el concierto que ofrecerá el sábado, a partir de las 21:00 horas, en el Pabellón Santiago Martín de La Laguna dentro de la agenda del XI Festival Mar Abierto que organiza ArteValle Producciones.

Tenerife vuelve a aparecer en su itinerario musical, ¿qué espera encontrar en su regreso a la Isla?

Pues como en todas las visitas a Tenerife espero encontrarme con el cariño del público tan maravilloso de allí, al que de verdad estoy muy agradecido por el recibimiento y el trato que siempre nos dan.

Esa buena sintonía existe desde el minuto cero, ¿qué elementos sustentan esa conexión?

Esa es la definición perfecta, la buena sintonía, la gran conexión que hay. Estoy seguro de que eso se sustenta en que el público de las Islas es un público que vive la música de un modo alegre, emocional e intenso. Además, sabe valorar cuando alguien siente la música desde lo más profundo de su corazón como es mi caso. Es un público muy cálido, a lo que seguramente ayuda también el clima y la forma de vida, y que se siente identificado con el tipo de música que hemos hecho a lo largo de este tiempo, con esas raíces latinas y el gusto por los ritmos alegres.

Juventud y madurez, ¿qué culpa ha tenido ese equilibrio emocional y artístico en los 18 años que lleva en primera línea?

La verdad es que son ya muchos años, sí, con seis discos y unas cuantas giras. Ya no soy tan joven como cuando empezaba, claro, aunque siga siéndolo, ¿eh? (risas), y no cabe duda de que a lo largo de los años uno va adquiriendo la experiencia y madurez necesarias que te ayudan a conseguir ese equilibrio emocional y a tomar las decisiones tanto a nivel artístico como personal siempre después de un tiempo de reflexión. Ese equilibrio, que te aporta por un lado el cuidarte a todos los niveles y por otro el rodearte de gente tanto en el lado profesional como personal que te aporte y que ayude a mantener los pies en el suelo, es básico para ayudarte a seguir ahí día a día: este trabajo exige que conserves las mismas ganas y energías que tenías al principio.

Ocurrió cuando la generación de artistas a la que usted pertenece decidió dar un paso adelante y sucede igual en todos los oficios, ¿alguna vez sintió que su carrera estaba "amenazada" por los nuevos artistas?

Siendo sincero tengo que decir que yo nunca he sentido esa amenaza, al menos de una forma clara. Soy una persona a la que le gusta escuchar todo tipo de propuestas musicales, muy abierto en ese sentido, y que intenta estar muy al día, además de quedarse siempre con lo que más le gusta. Además, no tengo miedo a evolucionar, incluso como en el caso de este último disco yo diría que arriesgar. En "Hijos del mar" está muy presente la música electrónica, tiene un sonido mucho más actual y es más internacional. En ese sentido, procuro que esas posibles "amenazas" se conviertan en oportunidades para evolucionar.

La ilusión es la mejor gasolina para seguir agotando etapas, ¿qué le falta por conseguir?

La ilusión es algo que a mí nunca me falta, y a lo que contribuye en gran medida también mi familia y mi equipo. Como a todo el mundo lógicamente me faltan muchas cosas por conseguir, pero tengo mucho tiempo por delante. En este año se han ido cumpliendo muchos sueños, como volver al Teatro Real, vivir una gira tan intensa y tan emocionante como está siendo "Hijos del Mar Tour", actuar en Londres junto a Juan Luis Guerra, uno de mis ídolos de juventud, disfrutar de una familia maravillosa, volver a Latinoamérica a partir de octubre para actuar en más de siete países?

¿Es consciente de que está en condiciones de hacer una carrera tan larga y prolífica como artistas de la talla de Raphael, Miguel Bosé, Alejandro Sanz?

Hablar de esos grandísimos artistas y solo el hecho de que de algún modo se me compare con ellos para mí es un honor y una inmensa alegría. Me encantaría hacer una carrera como las suyas, a eso creo que aspiraríamos todos los músicos de mi generación. Por ilusión, ganas y energía no quedará?

Sin perder la esencia que mostró desde sus orígenes, ¿ha tenido que reinventarse muchas veces?

Más que reinventarme, como decía en una de las preguntas anteriores, lo que sí he tenido que hacer muchas veces ha sido evolucionar, adaptarme a nuevos tiempos, nuevos sonidos e ideas, pero como casi todo el mundo en sus profesiones. En mi caso es verdad que nunca ha habido un cambio enorme, porque la esencia latina y de mis raíces siempre ha estado y estará ahí, pero sí que me gusta explorar nuevos ritmos, nuevos sonidos y estilos. Quizá en el disco que más se nota y donde esa evolución ha sido más grande es en "Hijos del mar", con esa influencia de la música electrónica, y los nuevos registros que están muy presentes en el álbum. Justo antes de empezar a trabajar en el disco estuve de viaje por USA, Reino Unido y Suecia, y el hecho de conocer a nuevos productores y compositores, gente muy interesante, me aportó ideas que luego se notan en la producción del disco.

¿El directo es el mejor aval que puede tener un artista en un ciclo en el que la industria del disco está de capa caída?

El directo es el momento en el que de verdad te muestras como eres, para mí es la finalidad de trabajar y sacar a la venta un disco, claro. A mí me encanta subirme a un escenario, estar en contacto con el público, sentir esa cercanía y esa emoción que sobre todo en esta gira estoy notando. Por otro lado, es cierto que la industria del disco está teniendo muchos problemas, sobre todo tal y como la entendíamos antes, pero lo que también es seguro es que la mayoría de la gente sigue consumiendo mucha música y que es una parte importantísima de su vida, ya sea en conciertos, en formatos digitales, etc. Y eso es una señal para el optimismo.

¿Cree que en los artistas de hoy existe más preocupación en lograr un éxito fácil que buscar fidelizar a un público?

Sinceramente no lo creo. Habría que preguntar en cada caso, pero pienso que a cualquier artista prefiere una carrera estable que el éxito fácil de una canción.

Dicen que el que resiste gana. ¿Esta crisis ha servido a modo de filtro para eliminar rivales?

Nunca pensaría en mis compañeros de profesión como rivales, de verdad, sino como eso, compañeros. Yo creo que la crisis para lo que sirve es para que todos nos esforcemos aún mucho más para darle al público en cada momento lo que nos pide, para buscar nuevos caminos y retos.