Santa Cruz de Tenerife

La ecoendoscopia, clave en el estudio de procesos digestivos

Es una técnica diagnóstica en la que se combina la endoscopia clásica con la ecografía. Permite introducir sondas dentro del aparato digestivo que facilitan una imagen directa de su interior.
El Día, Santa Cruz de Tenerife
12/oct/17 6:21 AM
Edición impresa

Hospital Parque sigue apostando por la vanguardia médica con la reciente incorporación, por primera vez en la sanidad privada tinerfeña, de las pruebas de ecoendoscopia, una técnica clave a la hora de diagnosticar múltiples procesos digestivos.

El mencionado estudio se incluye dentro de las exámenes médicos que ofrece un equipo de profesionales, liderado por el especialista Antonio Z. Gimeno, del Servicio de Digestivo de Hospital Parque, con el fin de ofrecer un valor añadido a sus pacientes e incidir en la mejora del diagnóstico y, por tanto, del tratamiento y curación de estas patologías.

La ecoendoscopia es una técnica diagnóstica en la que se combina la endoscopia clásica con la ecografía. Esto permite la introducción de sondas dentro del aparato digestivo que facilitan una imagen directa de su interior, como ocurre con la endoscopia, al mismo tiempo que incluye un cabezal emisor de ultrasonidos que ofrece una imagen ecográfica, clave a la hora de poder llevar a cabo el diagnóstico de las patologías.

Estas peculiaridades hacen que la ecoendoscopia cuente con un alto valor diagnóstico a la hora de estudiar múltiples procesos que afectan al esófago o estómago, al mismo tiempo que permite valorar otras patologías que afectan al aparato digestivo, entre las que se encuentran la biliar y pancreática.

Por otro lado, la técnica ofrece buenos resultados también en el estudio de procesos en zonas cercanas al aparato digestivo, como el mediastino, en el caso de la presencia de tumores, pudiendo ofrecer información sobre su grado de extensión.

La reciente incorporación de la ecoendoscopia a las pruebas del Servicio de Digestivo de Hospital Parque se ha hecho alcanzando un alto nivel de éxito.

Los pacientes afectados fueron sometidos previamente a un proceso de sedación que permitió realizar la prueba con buenos resultados, tal y como quedó patente a través de la recuperación satisfactoria de los pacientes del procedimiento, al mismo tiempo que se obtuvieron datos relevantes de cara al diagnóstico de sus enfermedades.