Santa Cruz de Tenerife

Clavijo y Torres comparten bajar impuestos a los más necesitados

El presidente y el secretario del PSC se alejan de la rebaja lineal del IGIC que quiere el PP y coinciden en priorizar a las familias con menos recursos en cualquier rebaja fiscal a aplicar.
Europa Press, Gran Canaria
12/oct/17 6:21 AM
Edición impresa

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y el secretario del PSOE en el Archipiélago, Ángel Víctor Torres, acercaron ayer posturas sobre una reforma fiscal que beneficie a familias con rentas medias y bajas. La cita entre Clavijo y Torres se produjo en el marco de análisis de las líneas estratégicas del presupuesto autonómico para 2018. En este sentido, el presidente canario afirmó que el Gobierno trabaja para que el "31 de octubre esté dentro del Parlamento un presupuesto que suscite el mayor acuerdo posible".

Añadió, en declaraciones a los medios, que lo que se busca es que, en las nuevas cuentas, la "inmensa mayoría de los canarios se sientan reflejados y en los partidos políticos hay sensibilidades de todos los canarios". Así, admitió que la reunión fue "muy alentadora y, desde luego, es un bueno comienzo", ya que en las principales directrices están "de acuerdo" en cuanto a la necesidad de "fortalecer" los servicios públicos, así como hacer una reforma fiscal porque se está "recaudando más, pero tiene que servir para redistribuir la riqueza que, con la crisis, se ha acentuado esa desigualdad distribución de la renta". Un reparto que "tiene que ir a las rentas medias y bajas", porque hay "todavía muchas familias sin ninguna prestación, con más de dos años de paro".

Cuestionado por si cree que llegará al 31 de octubre con el proyecto de los presupuestos, Clavijo reconoció que el "retraso de las cuentas del Estado ha obligado a correr y a cambiar muchas cosas" pero cree que es posible tenerlo a final de mes. Así, agregó que el 80% de un presupuesto, "lo haga quien lo haga, es prácticamente lo mismo: gastos de personal, seguridad social, gastos comprometidos... con lo cual el margen de maniobra que se suele tener es un 20%, lo que facilita el acuerdo".

En cuanto a la reforma fiscal, admitió que "todo se puede ir modulando", ya que una bajada del IGIC de manera unilateral afectaría a ayuntamientos y cabildos (que reciben el 58%), al tiempo que "resta mucha capacidad de gasto y lastra" los servicios públicos esenciales, pero "eso no quita que no se pueda quitar ciertos tramos".

Al respecto, Torres insistió en que "los recursos para la sanidad, educación y servicios sociales tienen que estar preservados", si bien se mostró "abierto a las modificaciones pertinentes que se hagan a la carga fiscal, siempre teniendo claro que tiene que beneficiar a las familias que peor lo están pasando".

Agregó que el planteamiento del PSOE es "bastante distinto al del PP", ya que defendió "una carga fiscal justa, solidaria". En cuanto a los presupuestos, subrayó que su formación defenderá que se aumenten las partidas para la generación de empleo (en Canarias hay un 60% de los parados que no cobran ningún tipo de subsidio); hacer un "gran esfuerzo" para las políticas de empleo juvenil, que haya salarios "justos" entre hombres y mujeres y apoyo a las pymes.