Santa Cruz de Tenerife
ANA ORAMAS DIPUTADA DE CC EN EL CONGRESO

"Es vital tener nuevo estatuto antes de que se abra el melón de la reforma constitucional"

Álvaro Morales, S/C de Tenerife
13/nov/17 6:08 AM
Edición impresa

Con un país cuyos focos parecen solo iluminar Cataluña y las derivadas del conflicto sececionista, incluso eclipsando declaraciones de jefes policiales que acusan al presidente del Gobierno de cobrar en B del PP, en una entrevista con un diputado en Cortes resulta complicado alejarse de lo que Arrimadas (Cs) llama "monotema". Y es lo que ocurrió en esta charla con Ana Oramas (CC), cuya postura en general ha sido de nuevo premiada en la encuesta del CIS como la política mejor valorada. No obstante, y condensando la mitad de lo hablado en el apoyo para minimizar la saturación, las ondas del conflicto catalán afectan a tantas cosas que hasta la reforma constitucional que puede propiciar toca de lleno a Canarias, que aún no tiene estatuto de segunda generación y que lleva años esperando por anclar el REF y por ser reconocida en el Estado como RUP. Oramas lo tiene claro y aquí lo refleja insistentemente.

¿A qué achaca su gran valoración en el CIS, quizás aún a su enconado enfrentamiento con Pablo Iglesias, al que ven mal casi todos los que no están en su misma onda?

Creo que ha habido unos hitos en este año y medio: primero, el poder de las redes sociales, que hacen que una diputada como yo, cuyas intervenciones son muy cortas, de apenas dos minutos y medio, las pueda colgar íntegras en las redes. Normalmente, en un resumen de un pleno en TV salen los 4 portavoces de los partidos grandes y la parte del discurso que selecciona el periodista. Sin embargo, tuve un boom en las redes en el debate de la investidura de Rajoy, con 500.000 visualizaciones en mi respuesta a Rufián, luego hubo dos millones con la de Iglesias y la del otro día sobre Cataluña, unas 400.000. Esto ha hecho que mucha gente me siga en redes en el día a día. Además, ahora intervengo en muchas tertulias y medios nacionales. No obstante, sí me ha sorprendido que en los dos últimos meses, con todo centrado en Cataluña, lo que hace que tu presencia en los medios no sea la misma, las encuestas del CIS me valoren así. Quizás sea porque, en ese tiempo que hablo, lo hago sin papeles, no leo y hemos sido coherentes en el discurso, demostrando que hay camino en el diálogo y la tolerancia, pues los ciudadanos están hartos del insulto, el chillido, la crispación, el enfrentamiento? Quizás yo sea un contraste con eso.

¿Esa valoración le hace replantearse su decisión de que sea su última legislatura en Madrid?

No, eso no tiene nada que ver con la decisión personal ni de mi fuerza política de lo que pueda suceder de aquí a tres años?

Dice eso porque cree que la legislatura aún durará tres años?

Creo que, en estos momentos, el PSOE necesita recuperar el espacio político, la valoración de su líder y recomponerse como organización tras sus últimas heridas?

Pues, quizás por eso mismo, Rajoy igual convoca elecciones generales en cualquier momento, ya que le conviene tácticamente?

Rajoy no está ahora en función de lo que le convenga; este país no se lo puede permitir. Todas las encuestas dicen que no va a haber una mayoría clara y no puede pasar que, con la crisis institucional que vivimos ahora por Cataluña, tener un gobierno en funciones y unas cámaras disueltas, ya que la Constitución no prevé ciertas actuaciones, como el 155, si se disuelve. Además, sería una irresponsabilidad total porque estoy segura de que el asunto catalán aún tiene mucho recorrido.

Para zanjar lo otro: se puede concluir que no repetirá en unas elecciones nacionales seguro?

No, en política no hay nada seguro. La valoración del CIS significa muchísimo para mí porque, siendo una diputada del grupo mixto, de una región periférica y teniendo solo dos minutos en los grandes debates, los ciudadanos de todo el país me valoran por encima del 4 y eso no es normal, y más porque la mitad de mis intervenciones son para defender cosas de Canarias. Esto me da energía para seguir aportando al debate nacional un punto de vista equilibrado y constitucional, pero también de diversidad y de lo que debe ser el nuevo estado de las autonomías al que nos dirigimos.

Deduzco que también cree que habrá presupuesto para 2018, pero ¿cuándo exactamente?

El acuerdo de presupuesto estaba cerrado hace un mes a 24 horas del consejo de ministros. Había acuerdo con Ciudadanos y el PNV para el primer trámite, que es el debate de totalidad de las cuentas. Pero se decidió suspenderlo ante la situación en Cataluña, ya que el PNV no vio ambiente político para cerrar ese pacto. Ahora, todos creemos que, tras las elecciones catalanas, si la situación sigue equilibrada y con cierta tranquilidad, pueden salir las nuevas cuentas. Este año se aprobaron en junio y no pasó nada.

Es decir, ve al PNV girando si la cosa se enfría en Cataluña?

Sí. La semana pasada se llevó al consejo de ministros la nueva ley del cupo vasco, todo un símbolo de cuáles pueden ser los pasos en la negociación presupuestaria. Por tanto, no veo dificultades salvo que pase algo otra vez tremendo.

En ese caso, y si la prórroga se alarga mucho, ¿qué puede perder o, mejor, no ganar Canarias?

La prórroga no afecta tanto, aunque solo se prorroga el presupuesto corriente, las inversiones nuevas no y nosotros hemos cerrado un acuerdo magnífico para 2018, con una recuperación del 100% de los convenios, la compensación al transporte del plátano, los planes de empleo no solo para 6 meses, como este año, y lo más importante, que es que, con el acuerdo de este 2017 de sacar el REF de la financiación autonómica, habrá casi 400 millones más para la sanidad, la educación y los servicios sociales.

Pero, ¿está realmente garantizado que el REF salga de la financiación autonómica para siempre?

El compromiso que tenemos los nacionalistas canarios es que esté anclado y por eso hemos preparado una enmienda conjunta sobre el REF. Además, presentamos el martes una enmienda al nuevo estatuto de autonomía para que también esté ahí porque los estatutos forman parte del marco constitucional y eso haría que no tuviéramos que negociar cada año el acceso de Canarias a los fondos de competitividad. Esto nos permitirá enfrentarnos a la negociación que habrá en su momento sobre el sistema de financiación autonómico en igualdad de condiciones que el resto de comunidades.

Pero, ¿ve en riesgo anclar el REF también en esa reforma constitucional anunciada para tratar de solventar, a su vez, lo de Cataluña, si bien quizás ya no baste con eso?

En lo que coincidimos todos los partidos, el PSOE, Cs, Podemos, CC y NC, es que, en esa reforma constitucional, debe estar el reconocimiento de Canarias como Región Ultraperiférica y el anclaje del REF. Que no vuelva a pasar como con la última mayoría absoluta del PP, cuando se eliminaron las compensaciones al transporte, los planes de empleo, los convenios de infraestructuras? Con eso, será preceptivo y vinculante el informe del Parlamento canario y haremos que se nos reconozca como RUP, como ya hace la UE.

¿Teme que haya oposición al nuevo Estatuto, toda vez que ni Cs ni Podemos lo apoyan del todo?

Lo que no puede pasar es que se abra el melón de la Constitución y el modelo autonómico y Canarias se quede fuera, que es la única comunidad que no tiene un estatuto de nueva generación. Andalucía, Valencia, Galicia? sí lo tienen y Canarias no porque unas veces gobernaba el PSOE y otras el PP, y al revés aquí, y se ha bloqueado su renovación, Y es vital tenerlo en el momento en el que se va a discutir el modelo territorial del país. De esto tienen conciencia el PSOE, el PP, NC y CC, y tenemos discrepancias importantes con Ciudadanos y Podemos porque Cs cree en un Estado más centralista y que las comunidades no tengan las competencias. El otro día, por ejemplo, llevaron al Congreso que el Estado vuelva a recuperar la sanidad o el sistema educativo, cuando ese no es el modelo en el que creemos ni NC, ni el PSOE ni nosotros. Entre estos partidos y el PP tenemos discrepancias puntuales entre nosotros, pero hay posibilidades de un gran acuerdo, ya que no creo que esta vez bloqueen el estatuto. Ha habido conversaciones importantes, aunque, con lo de Cataluña, no pudimos concretar y llevar un bloque relevante de enmiendas acordadas entre los cuatro, pero vamos con buena voluntad a la ponencia.

¿El nuevo sistema electoral de Canarias se aprobará con el Estatuto o saldrá de un acuerdo previo en el Parlamento canario?

Ese estatuto, que recuerdo que fue aprobado por el PSOE y CC, ya lleva un nuevo sistema electoral, con una rebaja de los topes y la posibilidad de la creación de la lista regional. Pero lo que creemos la mayoría de las fuerzas es que decidir si El Hierro debe tener 2 o 3 diputados, o los de La Gomera o La Palma, no debe depender de los diputados de La Rioja o Murcia, sino de los de Canarias. Se debe decidir aquí.

Con lo que pasó con el presupuesto estatal de 2017, ¿siente que Nueva Canarias ha vendido mejor sus logros en Madrid con el PP que CC, sobre todo por lo del 75% de subvención de los billetes interinsulares de avión y barco?

No creo que esto sea una cuestión de venta o no. Es legítimo que cada partido tenga su protagonismo político y su mérito en una negociación de presupuestos. Creo que recuperar los planes de empleo, casi 300 millones para la financiación, los convenios de costas, carreteras? ha sido magnífico para Canarias. Pero creo también que NC consiguiera la rebaja del transporte entre Islas, y aunque quizás no sea mucho dinero, sí tiene una repercusión en la igualdad de todos los canarios y es legítimo que ellos vendan ese logro. Eso demuestra, una vez más, la importancia de la presencia de los nacionalistas en Madrid.

¿Cómo se va a lograr, al final, la rebaja para los viajes a la Península que se busca ahora, para 2018?

Con eso está el vicepresidente del Gobierno canario en el Ministerio de Fomento y se está buscando una solución de forma que no se disminuya ni el número de frecuencias ni de compañías que operan con Canarias. Estoy seguro de que hay voluntad de buscarla porque lo que es inadmisible es que los vuelos más caros en toda Europa sean entre la Península y Canarias; no puede ser que desde las Islas puedas ir a Londres por 40 euros y a Madrid, a veces, hasta por unos 700.

Parece que hay una entente cordial ahora con NC, ¿puede haber pacto para unas generales?

Nosotros ya fuimos juntos en 2011. Coincidimos en las políticas en defensa de los intereses de Canarias. No es que haya mejor o peor relación. Pedro Quevedo y yo tenemos unas relaciones magníficas y los dos partidos siempre van a estar por que el Estado invierta más en Canarias, por los planes de empleo, por que haya un buen estatuto o un buen REF, y la diferencia con el PSOE, PP, Podemos y Ciudadanos es que a nosotros nadie nos manda.

Cree, pues, bastante probable ir de nuevo juntos en unas estatales?

No, esas cosas se miran siempre en el momento oportuno.

Sí lo descarta para Canarias?.

Aquí, las elecciones serán en un año y medio y creo que CC y NC se presentarán con sus proyectos por separado. Otra cosa son las generales, que en un momento dado no puede descartarse ir juntos.

Sí ve, supongo, a Clavijo repitiendo como cartel en las regionales...

Sí.

¿Lo ha hablado con él?

No tengo que hablarlo con él. Es obvio que ha hecho un trabajo magnífico, está cambiando las cosas de verdad en Canarias, es una persona que representa lo que la gente demanda de la nueva política y tiene, desde luego, el apoyo absoluto del 100% de la organización para que sea el candidato de nuevo.

¿Ha cumplido las expectativas que le llevaron a impulsar con fuerza su candidatura o aún le falta?

Creo que tiene mucho mérito porque nunca había estado en la política canaria, nacional o europea y lo está haciendo con mucha energía, convicción y con un sentido de la responsabilidad y un talante que es lo que demanda el ciudadano, y más con el follón nacional que hay.

De haber pactado con el PP isleño, ¿CC se habría agrietado por sus equilibrios internos en cada isla al tener que repartir el poder?

No, de hecho, hubo un acuerdo con el PP que creíamos que era bueno porque habría un gobierno fuerte para la última etapa y con consenso. No tuvimos ningún problema con el reparto y el PP, 6 horas antes de firmarlo, se echó atrás por sus problemas internos, pero nosotros no teníamos ninguno, de verdad.

¿Le sorprende, por tanto, que hayan respaldado el nuevo presupuesto regional tan poco después sin excesivas exigencias?

Eso confirma que no había ningún problema para llegar a un acuerdo con nosotros hace meses, aunque hay que respetar las decisiones de cada partido.

"El PP lleva 10 años errando con Cataluña"

La conversación se ramificó sin parar sobre Cataluña. Para Oramas, "el 155 se aplicó cuando tocaba. Nadie lo quería, salvo Cs, pero por primar su interés al del país. Había que actuar con mesura y con pacto amplio. En el Senado, se introdujeron 2 enmiendas, una del PSOE y otra nuestra para que las decisiones del Parlament no las controlara el Gobierno, sino el Constitucional y el Senado. Convocar elecciones cuanto antes fue un acierto, porque descontroló a los soberanistas y prueba el error de Puigdemont de no convocar él, lo que demuestra que es él quien no tiene rumbo".

Sobre si CC debe romper con el Pdcat en las Europeas, dice que "no es el momento. El acuerdo es con el PNV desde hace 25 años y, a veces, se extiende". No obstante, tiene claro que "el error de Rajoy ha sido dejar morir esto. Durante 10 años, el PP tuvo políticas erróneas con Cataluña: sobre financiación, persecución de la lengua y recurriendo un estatuto avalado por el Congreso y el Senado, y que satisfacía el ansia de mayor autogobierno. Pero lo más absurdo es no recurrir el valenciano o andaluz, con competencias que se les quitó a Cataluña. Es un error como cuando el PP votó en contra del divorcio, el matrimonio homosexual o el Título Octavo, pero, al final, se pone a cada uno en su sitio. Pero hoy estamos aquí y había que respetar la Constitución y convocar elecciones para que los catalanes decidan y recuperen la normalidad". ¿Y si el resultado es similar? ¿La solución no es un referéndum? "No, los referéndums son para cosas que se puedan aplicar". ¿Y Escocia o Canadá? "Es distinto. La solución pasa por una reforma territorial que no se ha querido, una financiación adecuada al marco competencial y que no cree agravios ni en Cataluña o Canarias, y respetar la diversidad". ¿Se cree el acuerdo para cambiar la Constitución o es un señuelo del PP? "Sí. La mayoría sabemos que debe haber un rediseño territorial. La Constitución tiene 40 años y muchas cosas desfasadas. El PP es consciente de que su inmovilismo ha llevado a esto y que hay que cambiar. Pero sí digo que no hay encarcelados por sus ideas, sino por sus actos. Tras el 155, las cosas iban magníficas, se desmovilizó la calle, todos aceptaron las elecciones y se tranquilizó la situación con un desprestigio total de Puigdemont por huir. Y, de pronto, y aunque el juicio será en 3 años y tendrán que pagar por lo hecho, se mete al Gobierno en la cárcel y convertimos a Junqueras en mártir y líder, tenemos más problemas de imagen por la campaña de Puigdemont, movilizado al soberanismo y reactivado el victimismo, que distorsiona lo que pasa. A todos nos hubiera gustado que la jueza y la Fiscalía hubieran tenido en cuenta la situación y, si había tanta prisa, ¿por qué no se hizo el 2 de octubre? Si hacen la campaña en la calle, tendrían peor resultado".

Aunque no se moja sobre si hay rebelión o sedición, sí lamenta la pérdida de la batalla de la imagen. "A nadie le gusta ver cargas policiales, pero no pueden darnos lecciones los americanos, que disparan antes de preguntar; los alemanes, cuando vemos cómo carga su policía en el G-8, o la francesa por la reforma laboral. España es democrática; su policía, profesional y el error fuer la directriz política". Sobre la guerra de banderas, dice que "en España somos distintos: las ignoramos y, de pronto, nos envolvemos en ellas, aunque lo de las 7 estrellas y el Heliodoro no me duele, es una anécdota. El problema en Cataluña es que está dividida al 50% en dos extremos y sin gente intermedia. Cuando se instala el rencor en familias y trabajos, y se hunde la economía, hace falta tiempo para cerrar heridas y mucha política, que ha faltado. Albiol, por ejemplo, es un pirómano y su lenguaje provocador no procede. Ojalá el PP ponga a otro".