Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
Detenida una conductora que quintuplicaba la tasa de alcohol y que iba con su hijo menor leer

Embarazadas y con diabetes

Las mujeres que sufren esta enfermedad deben cuidarse mucho más para prevenir problemas en el desarrollo embrionario como las malformaciones del feto o el aborto.
V. Pavés
14/nov/17 6:07 AM
Edición impresa

L a diabetes, entre las múltiples consecuencias que puede tener para la vida de las mujeres, se hace realmente importante para las aquellas que desean quedarse embarazadas.

La Federación Internacional de Diabetes recordó, ante la celebración en la jornada de hoy del Día Mundial de la Diabetes, que se cifra en 199 millones las mujeres que viven con diabetes, y estima que este número se incremente hasta llegar a los 313 millones en 2040. Asimismo, remarcó que dos de cada cinco mujeres están en edad reproductiva, lo que equivale a más de 60 millones de mujeres.

Cada una de ellas tendrá que soportar unas condiciones distintas a otras mujeres para evitar consecuencias negativas en el desarrollo de su bebé, como malformaciones, partos complicados o, incluso, aborto.

Para evitar estos problemas, "se tiene conseguir que la embarazada mantenga un nivel glucémico lo más cercano a la normalidad", explicó Maite Herrera, endocrinóloga del Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria.

Para ello es necesaria "una implicación completa de la mujer, para que controle exhaustivamente sus niveles de glucosa en sangre", remarcó la facultativa. Lo más importante es "hacer las cosas con tiempo", pues la preparación para el embarazo puede impedir que ocurran estas malformaciones embrionarias. Para algunas mujeres esta prevención puede demorarse un solo mes, para otras dos o tres años, pues la modificación de tratamientos puede dar lugar a un "periodo de desajuste".

En esta línea, la endocrinóloga recordó que, si el embarazo ha ocurrido de forma espontánea, "se debe intentar valorar lo antes posible por un médico, para realizar un control de glucemia que reduzca riesgos".

Menos conocida es la diabetes gestacional (DMG) que afecta a uno de cada siete nacimientos, según la Federación Internacional de Diabetes. Esta puede ocurrir durante el embarazo a mujeres que nunca han desarrollado diabetes, causando complicaciones como la elevación de la presión arterial en la madre, que nazcan bebés de gran peso o que se produzcan partos complicados. Además, el 50% de las mujeres que padecen DMG, desarrollarán diabetes tipo 2 entre cinco y diez años después del nacimiento.

Para evitarlo, se recomienda la visita postparto al endocrinólogo, realizar un controles periódicos en atención primaria, así como llevar una dieta adecuada y hacer ejercicio.

Pero no solo esto, la diabetes afecta de forma distinta a las mujeres también en otros aspectos. En este sentido, según la Federación Española de Diabetes (Fede), las mujeres tienen un 30% más de posibilidades de sufrir ictus, con el mismo tratamiento; un 154% más de riesgo de enfermedad coronaria; y un 44% más de riesgo de desarrollar enfermedad renal.

La población menor de 18 años con diabetes tipo 1 en Canarias será monitorizada de forma continua para conocer los niveles de glucosa a tiempo real con un dispositivo de detección a través de la piel, para lo que la Consejería de Sanidad destinará el próximo año 200.000 euros.

El consejero del área, José Manuel Baltar, anunció la adquisición de estos dispositivos en una rueda de prensa llevada a cabo ante la celebración del día mundial de esta enfermedad, que supone la primera causa muerte en la población femenina de las islas.

Canarias será una de las primeras comunidades en disponer de esta tecnología, según destacó Baltar, quien aseguró que con posterioridad se irá extendiendo al resto de los pacientes.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Diabéticos de Canarias, Julián González, remarcó la importancia de la adquisición de este dispositivo, aunque demandó mayor esfuerzo presupuestario para que estos adelantos técnicos se extiendan a todos los enfermos.

Así, González consideró fundamental que se incluya en la monitorización continua a los pacientes que no perciben la hipoglucemia y, también, a las diabéticas embarazadas, al tiempo que hizo hincapié en que la disposición de monitores y medidores para los diabéticos supone una "inversión" porque permite evitar enfermedades futuras y más calidad de vida.

González recalcó que desde la Federación llevan demandando desde hace años la elaboración de un plan integral para la atención de la diabetes en Canarias, que el pasado año se lo presentaron al presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, pero que sigue sin aprobarse.

las claves

La diabetes gestacional es menos conocida, pero afecta a 7 de cada 10 nacimientos, causando que se eleve la presión arterial o complicando los partos.

En caso de embarazo espontáneo la mujer diabética debe ser valorada lo antes posible por un médico para controlar sus niveles de glucemia.

El número de mujeres diabéticas en el mundo crecerá hasta llegar a 313 millones en el año 2040.