Santa Cruz de Tenerife

UGT denuncia ante Fiscalía los procesos de contratación del HUC

El documento registrado acusa de delito de prevaricación y tráfico de influencias a varios altos cargos del centro hospitalario El sindicato espera tener una respuesta en tres meses.
V. Pavés, S/C de Tenerife
14/nov/17 6:07 AM
Edición impresa

El sindicato UGT, y concretamente, Francisco Bautista, secretario general del mismo, registró en la mañana de ayer una denuncia a los procesos de selección y contratación del Hospital Universitario de Canarias (HUC) ante la Fiscalía, de la que espera obtener una respuesta en un plazo de tres meses.

En el documento, al que ha tenido acceso EL DÍA, acusa a varios altos cargos que ejercieron su labor en el centro hospitalario durante los años comprendidos entre 2009 y 2016 de "presuntos delitos de prevaricación administrativa y tráfico de influencias".

En la denuncia se hace alusión a Ignacio López Puech y Eduardo de Bonis Redondo, directores gerentes del HUC entre los años 2005 y 2015, y 2015 y 2016, respectivamente; Francisca Hernández Arvelo, directora de Recursos Humanos durante el periodo comprendido entre 2005 y 2015, y Pedro Manuel Ramos Negrín, jefe del servicio de Selección, Evaluación y Formación de la Subdirección de Recursos Humanos del centro hospitalario entre 2005 y 2015, y director de Recursos Humanos de 2015 a 2016.

Todos ellos denunciados por "la posible comisión de delitos" a raíz de lo que UGT considera "una serie de actos y resoluciones administrativas arbitrarias, injustas y manifiestamente contrarias a derecho".

Las "irregularidades", ahora pendientes de la sentencia de la Fiscalía, se refieren a los procesos de selección y contratación de personal temporal de caracter urgente. Según ha argumentado Bautista en diversas ocasiones, y lo hace de nuevo en esta denuncia, el modelo que se utiliza en el HUC para contratar a personal estatutario se rige por los preceptos descritos en el Convenio Colectivo cuando debería hacerlo por los del Estatuto Básico de Empleados Públicos (EBEP).

"En el centro hospitalario existen dos regímenes de personal, el personal laboral y el personal estatutario, y cada clase con una regulación en los procesos de selección y contratación completamente diferenciados", incide Bautista en la exposición de los hechos. "Por lo tanto, en ningún caso se deberá utilizar el derecho laboral, y en concreto el Estatuto de los Trabajadores, como normativa supletoria al personal estatutario", remarca.

El documento también pone en tela de juicio "las garantías de imparcialidad" de los miembros de los tribunales que se conforman para realizar estas contrataciones. Por eso acaba denunciando "la posible vinculación política sindical de las personas denunciadas -a las que se unen René Brandstatter y Ángel Miguel Hernández Chinea-, toda vez que por su relación jerárquica dentro del HUC han podido influir en las resoluciones de selección y contratación para beneficiar directa o indirectamente a terceros".

La integración del Hospital Universitario de Canarias (HUC) en el Servicio Canario de la Salud (SCS) ha sido reconocido como el origen de esta situación.

En 2009, y debido a la necesidad de hacer frente el hecho de que el personal laboral pudiera hacerse estatutario, el Servicio Canario de la Salud y el HUC, junto a varios sindicatos, entre los que se encontraron UGT e Intersindical Canaria, llegaron a un acuerdo para que se utilizara el artículo 27 del Convenio Colectivo también en las contrataciones de personal estatutario.

Ese acuerdo se ratificó mediante la Resolución 52/2009 del 5 de marzo. No obstante, UGT en su denuncia afirma que esta "podría ser considerada contraria a derecho y que se dictó a sabiendas de los regímenes diferenciados que existen entre el personal laboral, fijo y temporal, y el personal estatutario".

Ante estas declaraciones, en diversas ocasiones, la Consejería de Sanidad, el propio centro hospitalario y el sindicato Intersindical Canaria, han defendido estos procesos alegando que "se ajustan totalmente a la legalidad" y que se realizan "en ausencia de una norma" que regule esta contratación y "ante el vacío legal" que el paso de personal laboral a estatutario provocaba.

En esta línea, el director del Servicio Canario de la Salud, Conrado Domínguez, admitió que "la integración se ha alargado demasiado", por lo que mostró su predisposición para consensuar un método de contratación homogéneo "para todo el SCS".