Santa Cruz de Tenerife

La Justicia obliga a retrotraer unas oposiciones de la empresa Titsa

Varios aspirantes habían denunciado la existencia de irregularidades en el proceso que se convocó en enero para una lista de reserva La juez anula las pruebas psicotécnicas.
El Día, S/C de Tenerife
18/nov/17 6:13 AM
Edición impresa

El Juzgado de lo Social Número 5 de Santa Cruz de Tenerife ha obligado a retrotraer unas oposiciones convocadas en enero de este mismo año por la empresa Transportes Interurbanos de Tenerife (Titsa) al momento anterior a las pruebas psicotécnicas y de personalidad.

Así lo establece en una sentencia dictada el pasado 13 de noviembre, a la que ha tenido acceso este periódico. En ella, el Juzgado estima parcialmente la demanda que habían presentado varios opositores, y declara la nulidad de la llamada "fase 2" del proceso selectivo.

Con esa convocatoria, Titsa pretendía seleccionar personal para la lista de reserva de contrataciones temporales y, en su caso, de indefinidas de conductores perceptores. A ella se presentaron más de mil aspirantes.

Aunque los denunciantes del proceso pidieron la anulación del proceso selectivo por diferentes motivos, entre ellos el porcentaje de puntuación correspondiente a las pruebas de conducción -lo consideraban escaso-, lo cierto es que la jueza que ha llevado el procedimiento no vio motivos en este caso para impugnar el proceso.

Sí los encontró, sin embargo, en otros dos aspectos: el mismo examen en las dos convocatorias y el parentesco entre la psicóloga de la prueba y un opositor (su sobrino). Sobre el primer punto, la sentencia recoge que "supone una clara desventaja" para los aspirantes que concurrieron al primer examen "pues los del segundo ya conocían las preguntas de antemano". En relación con el segundo, el fallo judicial, sobre el que cabe recurso de suplicación, establece que la psicóloga debió haberse "abstenido" al ser conocedora de que su sobrino era uno de los aspirantes, pues no puede haber relación de parentesco o de afinidad alguna entre el tribunal calificador y los aspirantes.

Por tanto, y aunque no quedara acreditado que la psicóloga hubiera realizado actuación alguna a fin de procurarle a uno de los candidatos una nota superior, la relación "invalida" la prueba en cuestión. Las fuentes de Titsa consultadas al respecto indicaron lo siguiente: "Aún en el más estricto respeto a las decisiones judiciales, no comparte los motivos de la sentencia y considera que tiene argumentos suficientes para presentar recurso, sin que sea conveniente entrar a dar más detalles, hasta que se resuelva definitivamente".

"En cualquier caso, hasta ese momento, los resultados del proceso de selección siguen vigentes, por lo que queremos dar un mensaje de tranquilidad a los trabajadores contratados de la lista resultante, y a aquellos que continúan con la expectativa de ser llamados", añaden.