Santa Cruz de Tenerife

Daniel Raiskin se pone al frente de la OST con aires del Romanticismo

El Paraninfo de la ULL, hoy, jueves (20:30), y el Auditorio de Tenerife, mañana, viernes, (19:30) acogen un programa con piezas de Carl Maria von Weber, Frédéric Chopin y J. Brahms.
El Día, S/C de Tenerife
7/dic/17 6:04 AM
Edición impresa

La Orquesta Sinfónica de Tenerife (OST) ofrece hoy, jueves, y mañana, viernes, dos conciertos con la presencia su director principal invitado Daniel Raiskin, en el podio, y el pianista Nelson Freire en calidad de solista.

Con el título "Romances", el repertorio estará integrado por obras de Weber, Chopin y Brahms. La formación interpretará el programa en dos escenarios, en el Paraninfo de la Universidad de La Laguna, hoy 7 de diciembre, a las 20:30 horas, con motivo de la celebración del 225 aniversario de la institución académica, y en la Sala Sinfónica del Auditorio de Tenerife, al día siguiente, viernes 8, a las 19:30 horas, en el marco del Festival de Tenerife.

El programa de temporada en el Auditorio de Tenerife incluye "Euryanthe, Obertura, op. 91", de Carl Maria von Weber; el "Concierto para piano y orquesta nº 2 en Fa menor, op. 21", de Frédéric Chopin, además de la "Sinfonía nº 2 en Re mayor, op. 73", de Johannes Brahms. De este último autor, la Sinfónica también incluirá en su interpretación en el Paraninfo de la Universidad de La Laguna la "Obertura para un festival académico, op. 80".

Aunque la obra "Euryanthe", de Carl Maria von Weber (1786-1826), actualmente es poco representada, su obertura, que está considerada como una pieza jovial que encierra el espíritu del incipiente Romanticismo alemán, se programa con frecuencia. Ofrece una introducción en la que se presentan los dos temas principales, para llegar al desarrollo central, mucho más sosegado y enigmático, y un final que rememora el ambiente festivo del inicio y que finaliza en una especie de himno jubiloso.

Poseedor de uno de los lenguajes más originales del Romanticismo, Frédéric Chopin (1810-1849) se consagró con su repertorio casi exclusivamente pianístico. Su "Concierto para piano y orquesta nº 2 en Fa menor, op. 21" lo compuso antes de trasladarse a París, donde gozó de mucha fama.

La obra, de gran belleza lírica, se inicia con los dos temas principales y muestra una elocuencia expresiva de primer orden, con un brillante diálogo entre el solista y la orquesta.

"La Sinfonía nº 2 en Re mayor, op. 73", de Johannes Brahms (1833-1897) fue estrenada por el afamado director Hans Richter en 1877. La compuso durante las vacaciones que pasó ese verano en Pörtschach, apacible pueblo austriaco próximo al lago Werther que resultó ser un paraje natural decisivo a la hora de insuflarle el aire idílico y bucólico que se refleja en la sinfonía, razón por la que comenzó a conocerse como la "Pastoral" de Brahms, en relación con la Sexta Sinfonía de Beethoven.

Durante las últimas décadas de su vida, Brahms se dedicó especialmente a su trabajo como director orquestal y a la interpretación de sus propias obras. Es a este espacio vital al que pertenece la Obertura para un festival académico, op. 80, una obra emblemática para ser representada en el 225 aniversario de la Universidad de La Laguna. La Obertura es una pieza jovial y de carácter festivo en la que Brahms ofrece ritmos y melodías populares, cuyo rastro solía aparecer en medio de las complejas texturas de sus composiciones, y en esta ocasión dio rienda suelta a su lado más jocoso.