Santa Cruz de Tenerife

La UA evacuará en 6 semanas a 20.000 inmigrantes africanos atrapados en Libia

Nairobi, EFE
7/dic/17 7:17 AM
eldia.es

LEGNAN KOULA (EFE)

La Unión Africana (UA) evacuará en las próximas seis semanas a 20.000 inmigrantes africanos que esperan en Libia para cruzar el Mediterráneo hacia Europa, como parte de un acuerdo entre la UA, la Unión Europea (UE) y las Naciones Unidas (ONU).

Aunque el "objetivo inmediato" del equipo de trabajo multilateral es la repatriación de los 20,000 migrantes actualmente identificados en centros de detención controlados por el Gobierno libio que han expresado su deseo de abandonar el país, la UA instó también a las autoridades libias a garantizar la seguridad de los migrantes recluidos, dijo en un comunicado difundido a última hora de ayer.

La UA pidió la involucración de los Estados Miembro con el fin de identificar a sus nacionales, emitir documentos de viaje de emergencia, proporcionar autorización de vuelo y aterrizaje y facilitar su reintegración.

El acuerdo nació la semana pasada en paralelo a la quinta cumbre euroafricana celebrada en Abiyán, capital económica de Costa de Marfil, y reunió por primera vez a la UA, UE y ONU esta semana en Adis Abeba para aunar esfuerzos y abordar la difícil situación de los migrantes africanos en Libia.

Libia ha sido escenario de un escándalo destapado por la cadena estadounidense CNN sobre una supuesta venta de subsaharianos como esclavos en un lugar no especificado.

Varios países subsaharianos como Costa de Marfil, Ruanda y Nigeria ya anunciaron la repatriación de sus compatriotas que se encuentran en Libia con el fin de atravesar el Mediterráneo, la que se ha convertido -según la OIM- en la "frontera más mortífera del mundo".

De hecho, Nigeria repatrió "recientemente" a 3.000 nacionales desde Libia y al menos otros 3.000 están esperando ser evacuados, dijo ayer el Gobierno, que aseguró que 250 migrantes llegarán cada semana de vuelta a su país.

En un intento de llegar a Europa a través del Mar Mediterráneo, miles de africanos se embarcan en un peligroso viaje a través del desierto del Sahara para llegar a Libia, donde a menudo caen en manos de traficantes que les roban, extorsionan y supuestamente venden como esclavos.