Santa Cruz de Tenerife

QM detecta graves carencias en la accesibilidad de Méndez Núñez

El colectivo advierte de que el tránsito para las personas ciegas es imposible, con tapas en medio de las bandas de encaminamiento.
El Día, S/C de Tenerife
7/dic/17 6:04 AM
Edición impresa

"Algo tan sencillo, Santa Cruz lo complica hasta el extremo de que las personas ciegas no van a poder ir por la calle Méndez Núñez". Lo asegura Ana Mengíbar, presidenta de Queremos Movernos (QM), ante la inminente inauguración de las mejoras que el consistorio ha ejecutado en la céntrica vía de la capital.

Además de que los rebajes "están mal hechos", los defectos detectados tienen que ver con otros aspectos que Queremos Movernos resume de la siguiente manera: "Nos encontramos tapas de instalaciones que, curiosamente, están en el lugar que han elegido para poner la banda de encaminamiento". "¿No se puede rodar unos centímetros el paso de peatones?", se pregunta.

"Hallamos también bandas que no dirigen en línea recta, sino que te llevan de excursión por la acera y esquinas en las que no hay banda de encaminamiento hacia lo que se observa que será el rebaje", añade QM.

"Además, nos encontramos con la madre de todas las perlas que hemos visto en Santa Cruz: una banda de encaminamiento que no lleva a fachadas, sino que gira y te lleva al paso de peatones de alguna de las calles perpendiculares, haciendo todo un recorrido a diez centímetros de la fachada allí existente", remarca el colectivo.

Del mismo modo, alerta de otra carencia: "En la acera en dirección a Anaga se crea un desnivel por el retranqueo de algunos edificios. Ahí se tenían que haber puesto unas bandas para que las personas ciegas encontraran continuidad en su recorrido. O haber pavimentado todo y no dejar escalones".

Con este panorama, Queremos Movernos advierte de que además de no cumplir la norma, las bandas motivarán que los ciegos acaben en la calzada, por la proximidad del paso de peatones a las esquinas.

"Se deben pedir responsabilidades. A tiempo están de exigir cordura a la empresa y que se ciña al contenido del Decreto de Accesibilidad en los espacios públicos urbanizados y a la Orden Ministerial que desarrolla este documento técnico", subraya Ana Mengíbar, quien remarca que "debe controlarse" el dinero que pagan todos los ciudadanos.

Y añade: "Acabada esta obra en estas condiciones, si el ayuntamiento la recibe estará materializando una nueva violación de la ley. Debe solicitar a la empresa que corrija todas las deficiencias. De otra manera hablaríamos de serios incumplimientos".