Cultura y Espectáculos

"Dialécticas criollas", a modo de pequeño ensayo sobre el paisaje

La muestra de Adrián Alemán, que cuelga en el Museo de Bellas Artes, se inscribe en la Bienal Internacional de Fotografía Fotonoviembre.
El Día, S/C de Tenerife
28/dic/17 6:11 AM
Edición impresa
"Dialécticas criollas", a modo de pequeño ensayo sobre el paisaje

El Día, S/C de Tenerife

El interés por comprender cómo el paisaje se configura a partir de múltiples decisiones es el germen de "Dialécticas criollas", muestra que en el marco de la XIV Bienal Internacional de Fotografía de Tenerife Fotonoviembre presenta el artista y profesor de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna Adrián Alemán.

"Solemos concebir el paisaje como un a priori, algo que ya estaba ahí. Sin embargo, creo que el paisaje es una categoría intelectual en la que se precipita el cúmulo de apuestas y contradicciones sobre las que hemos construido nuestra sociedad", explica el autor sobre esta exposición que puede verse en el Museo Municipal de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife hasta el próximo 8 de enero, de martes a viernes, de 10:00 a 20:00, y sábados, domingos y festivos de 10:00 a 15:00 horas.

El visitante de esta muestra se encontrará con "un pequeño ensayo sobre el paisaje", y es que, como detalla su creador, esta propuesta "constituye una incipiente muestra de una labor arqueológica que, a través del trabajo de pintores y naturalistas del siglo XIX, pretende acercarse a las claves sobre las que se erigen los cimientos, hoy bastante maltrechos, de la modernidad".

Además, en "Dialécticas criollas" también habla Adrián Alemán del que considera "el gran error de la sociedad contemporánea: el haber separado naturaleza y sociedad. La actual crisis climática podría ser una consecuencia dramática de esta escisión, que compromete a la modernidad por entero", considera el también investigador.

"Dialécticas criollas" es una de las exposiciones que, bajo el epígrafe de Kénosis, conforman la sección oficial de Fotonoviembre.

Esta propuesta nació a partir de la residencia artística Tarquis-Robayna, convocada por el Museo de Bellas Artes. "Me sentía plenamente identificado con el programa de la residencia. Llevo años trabajando en un proyecto sobre el paisaje que ya me había llevado en otras ocasiones a encontrarme con las mismas colecciones. Sin embargo, esta vez pude sistematizar mi trabajo, pues tuve pleno acceso a las colecciones del museo, una circunstancia que propició el encuentro de objetos artísticos y documentos que han enriquecido mi percepción sobre el tema", relata Adrián Alemán.